spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
miércoles, 28 de julio del 2021

Trabajo del FMLN con el resto de la población

spot_img

El FMLN nuevamente ha perdido legitimidad, la mayorí­a de la población no cree en este partido polí­tico, se siente engañada; para superar esta situación se requiere que este partido se fortalezca polí­tica e ideológicamente, lo que  significa: modificar su naturaleza y su comportamiento para representar realmente los intereses de las clases trabajadoras; volver a ser el partido polí­tico de la izquierda salvadoreña; actualizar, adecuar y auto superar los medios y métodos de lucha.

El FMLN necesita fortalecer el trabajo con el resto de la población, lo que implica: comprender la estructura y dinámica de las clases sociales y grupos sociales existentes en el paí­s; identificarse y conectarse con los grupos sociales explotados y dominados; apoyar a estos grupos en la identificación de los determinantes económicos, polí­ticos, culturales y comunicacionales de sus problemas sociales, así­ como en el diseño de su estrategia para resolverlos; acompañarlos mediante el mejoramiento y fortalecimiento de su organización, capacidad, fuerza y  convicción; formación de cuadros polí­ticos y administrativos; fortalecer sus liderazgos; integrar y transformar las luchas de grupos especí­ficos en luchas polí­ticas generales; reclutar como miembros del partido a los miembros mejor formados ideológica y polí­ticamente en la lucha. En el caso de la juventud, en que su condición social todaví­a no está claramente definida por las clases y grupos sociales, el partido debe enfocarse en: las preferencias e intereses personales (deportes, identificación religiosa, área de estudios, participación polí­tica no partidaria, trabajo artí­stico, género, preocupaciones existenciales); tipo de dominación a que están sometidos (control territorial de las pandillas, consumismo, problemas familiares); tipo de marginación (falta de acceso a la educación, oportunidades de trabajo, recreación, precariedad de condiciones de vida).

Un aspecto esencial de la relación del partido,  militantes y sus instancias de organización, con el resto de la población, es la modernización y mejoramiento de las comunicaciones. El objetivo deberí­a ser como generar, editar, dosificar, transmitir y obtener retroalimentación de información sobre la tarea polí­tica inmediata y la histórica, para relacionarnos con la población, dar a conocer el funcionamiento del partido,  la derrota de la campaña de la derecha para desprestigiar al partido. Se debe hacer una modificación significativa de la estrategia de comunicaciones para utilizar todos los medios de comunicación existentes y hacer una administración de la misma en forma profesional, a partir de la diversidad de los emisores (militantes, cuadros, comités de base, niveles de dirección, unidades de apoyo a la dirección), verdad del contenido, la sencillez de su comprensión, apertura de ideas, oportunidad, frecuencia, así­ como la complementación de los medios utilizados. Es importante, darle el tiempo suficiente al fortalecimiento comunicacional con el resto de la población, para evitar que la propaganda electoral devore o aplaste ese esfuerzo.

El fortalecimiento estructural y organizativo debe sustentarse en los principios de partido como instrumento polí­tico de las clases trabajadoras; centralismo democrático, en el que lo democrático sea el elemento más importante, valorando la opinión responsable de los simpatizantes, militantes y comités de base; dirección colectiva y responsabilidad individual; crí­tica y autocrí­tica; las bases como el nivel  más sólido y fuerte; el respeto a las bases; subestructura de cuadros; profesionalización de funciones; pago responsable de la cuota de afiliado; rendición de cuentas; seguimiento y evaluación; prevención y combate a la corrupción interna.

spot_img

También te puede interesar

Santiago Ruiz
Columnista Contrapunto
spot_img

Últimas noticias