spot_img
spot_img
sábado, 15 de mayo del 2021

“Todo lo que quiero es que lo dejen en paz”

El padre del niño sí­mbolo de Alepo culpó a los "˜Cascos Blancos"™ por exponer la imagen de su hijo y convertirlo en blanco de amenazas

spot_imgspot_img

Mohammad Kheir Daqneesh, padre de Omran, el niño que se convirtió en sí­mbolo del sufrimiento en Alepo, Siria, denunció el uso que medios occidentales hicieron de la imagen de su hijo, usándolo como propaganda.

Según Daqneesh, lo primero que hicieron miembros del grupo de emergencia “˜Cascos Blancos”™, fue sentar al pequeño en una ambulancia para fotografiarlo, en lugar de brindarle primeros auxilios.

El hombre explicó que él luchaba por evacuar al resto de su familia, y cuando regresó, encontró a los equipos de ayuda filmando imágenes en lugar de ayudar.

“Mientras estaba ocupado salvando a mi familia, esas personas filmaban cómo escapaban de los escombros para emplear esas imágenes en su propaganda“, relató.

Además, Daqneesh aseguró que el niño fue fotografiado sin su consentimiento y que desde entonces ha tenido que tratar de ocultarlo para que la gente no lo reconozca, pues su vida podrí­a correr peligro debido al uso que se dio de su imagen.

Incluso le afeite la cabeza, le cambié de nombre y por un tiempo le impedí­ salir a la calle para protegerlo del acoso", dijo Mohammad. "Todo lo que quiero es que lo dejen en paz", agregó.

El hombre asegura que miembros de la oposición siria lo consideran un traidor por no colaborar con ellos y que ha recibido amenazas. Daqneesh culpa a los Cascos Blancos por exponer a su hijo y a su familia, y lamentó que estos trabajen más como reporteros que como ayuda para las ví­ctimas.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias