spot_img
spot_img
viernes, 22 de octubre del 2021

Suiza libera a exjefe policial acusado de ordenar ejecuciones extrajudiciales

El exfuncionario guatemalteco guardaba prisión por dos cadenas perpetuas por estar involucrado en al menos 10 asesinatos

spot_img

Erwin Sperisen, exjefe de la Policí­a Nacional Civil (PNC) de Guatemala, clamó su inocencia al recuperar este martes su libertad provisoria, tras cinco años de detención preventiva en la cárcel de Champ-Dollon, en las afueras de Ginebra, Suiza. El exfuncionario aguarda un nuevo juicio de apelación para el próximo 28 de noviembre, quedando en suspenso sus dos condenas perpetuas por su participación en diez asesinatos de reos entre 2005 y 2006, revelaron agencias internacionales.

“No tienen pruebas, no hay nada”, concluyó Sperisen, tras afirmar al salir de la prisión que “he continuado diciendo que soy inocente. Después de 5 años de investigaciones ahora ya no es que maté a alguien, como así­ lo dijeron inicialmente, ya no es que yo ordené la muerte de alguien, ya no es que yo planifiqué la muerte de alguien, ahora es otra cosa, donde supuestamente yo de todas maneras participé de alguna forma, pero no saben decir exactamente de cómo ni cuándo”.

El Tribunal Federal suizo, máxima instancia judicial de este paí­s, al anular hace cinco dí­as la sentencia a cadena perpetua dispuesta por Corte de Ginebra, ordenando el nuevo juicio, porque no se escucharon ciertos testigos reclamados por la defensa, retuvo que los siete reclusos del penal de Pavón, abatidos hace hoy 11 años, “no fueron muertos en enfrentamientos con la policí­a u otras fuerzas armadas, su eliminación fue planificada”, y hay “indicios” de la participación de Sperisen.

Tres otros reclusos, que huyeron de la penitenciarí­a de “El Infiernito”, fueron recapturados y asesinados en 2005. Dos intervenciones telefónicas detectadas a Sperisen, ahora de 47 años, “constituyen un indicio de (su) implicación en la ejecución (esos) evadidos”, consolidando, en suma, las “sospechas”, de su participación en “diez ejecuciones extrajudiciales de detenidos”, afirmó el Tribunal Federal.

Para la nueva vista oral del juicio del 28 de noviembre venidero, la fiscalí­a pidió cuatro testigos, Fernando Toledo y Luis Modrego, dos expertos de la Comisión Internacional contra la Impunidad de Guatemala (CICIG), constituida por la ONU y el Estado de Guatemala, susceptible de  ayudar a las instancias judiciales del paí­s; y dos ex-reclusos, cuya identidad no trascendió. 

“Eso que salió huyendo de Guatemala (en 2005) no es cierto. No tení­a por qué huir de nadie. Que nosotros sepamos no hay pedido de captura de Guatemala. Dios es justo. Erwin es inocente”, sostuvo su madre, Linda Vernon, la cual abrazó a su hijo cuando bajó del auto de Florian Baier, uno de sus abogados, luego de trasponer las rejas de la cárcel de Champ-Dollon, pasadas las 10,30 Hs de esta mañana.

También lo abrazaron su padre, esposa, y tres hijos, de 11, 15 y 17 años, quienes sostení­an un cartel que decí­a: “Papá, bienvenido a casa”. Además lo rodeaban otros familiares, con la pancarta  “Erwin Sperisen Libertad”. Giorgio Campa, su segundo abogado, fue terminante al dirigirse a los ocho trabajadores de prensa presentes: “Vamos a pedir su absolución”. Dos policí­as vigilaban la escena.

De traje y zapatos negros, camisa blanca, barba rojiza y  cabellera cortada al rape, el doble nacional suizo y guatemalteco, Erwin Sperisen, volvió a subir al auto, y se fue. En algún lugar lo esperaban los técnicos para ponerle el brazalete electrónico. Vivirá en el domicilio de su mujer e hijos, en la vereda de enfrente de una de las  entradas del Palacio de Justicia, en el casco antiguo de Ginebra, desde  donde deberá apuntarse tres veces por semana en el puesto policial más cercano.

spot_img

También te puede interesar

Juan Gasparini
Corresponsal de ContraPunto en Suiza - ONU-DDHH, escritor y experto en Derechos Humanos. Ex preso político de la dictadura en Argentina
spot_img

Últimas noticias