spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 24 de julio del 2021

Suchitoto pinta sueños en arte añil

La ciudad prepara para un festival para promover sus productos próximamente

spot_img

Entre tejados de barro y paredes de abobe se colorean sueños en la ciudad de Suchitoto, que buscará vestirse del celeste al azul, como uno de los principales centros de producción de textiles elaborados en forma artesanal y teñidos con el colorante natural “el añil.” Para quienes se dedican a esta actividad económica es una forma de tejer sueños y conservar y la historia y cultura del añil en El Salvador.

La plaza central frente la Iglesia Santa Lucí­a, será el sitio que dará vida al primer festival de añil en la ciudad, y que se transformará en un espacio para quienes se trabajan en esta actividad puedan promover sus productos con los visitantes locales, nacionales e internacionales. El próximo 1 y 2 de Julio.

“Son únicas, no hago grandes cantidades comerciales, sino piezas que deben ser valoradas como arte en añil”, expresó la emprendedora Irma Guadron, quien se ocupa desde algunos años al trabajo artesanal dando color a las prendas para mujeres, hombres y niños que elabora en su taller.

Por su parte, la presidenta de la Concertación de Mujeres de Suchitoto, Ana Marí­a Menjí­var, dijo que el teñido en añil ha permitido que mujeres rurales hayan logrado una autonomí­a económica, aportando a los ingresos familiares y en muchos casos quienes sostienen los hogares.

El cultivo del Xiquilite, planta tintórea que mediante su procesamiento da como resultado el polvo azul que es el principal ingrediente para el pintado prendas, que data desde la época de la colonia, que fue uno de los productos de exportación de la economí­a nacional que cayó en decadencia con a la invención de los colorantes artificiales.

Aseguran los pobladores que en el Cerro Guazapa, aún hay vestigios de obrajes que están compuestos por tres pilas de diferentes tamaños y donde se procesaba el Xiqulite para obtener el añil en forma de una masa azul, que posteriormente pulverizaba convirtiéndose en polvo. En Suchitoto, la Hacienda “Los Nacimientos” cuenta con cultivos para procesar el añil comercializarlo a nivel local e internacional.

Vestirse de azul y caminar entre adobes y tejados es reencontrarse con el pasado en Suchitoto, la ciudad teñida.

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias