spot_img
spot_img
martes, 26 de octubre del 2021

Sigue polémica por subsidio al transporte público de pasajeros

El diputado de ARENA, David Reyes, ha iniciado una cruzada, sin el apoyo de buena parte de sus mismos compañeros de partido, y presentará un aviso a la Fiscalía para que investigue a los transportistas que cobran el subsidio y no prestan el servicio.

spot_img

El diputado de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), David Reyes, reaccionó a un Twitter del ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez, en donde muestra fotografías de buses abandonados y deteriorados y a los que supuestamente a sus propietarios se les da el subsidio de $400 mensuales. En el caso de los microbuses reciben $200. Pero no solo eso. El político informó que está preparando un aviso a la Fiscalía General de la República (FGR), para que investigue a empresarios que cobran el subsidio y no dan el servicio.

Para el legislador, lo anterior es una prueba de las denuncias que ha hecho desde hace tiempo y, sobre la necesidad de imponer condiciones para que les den el subsidio a los buseros y microbuseros.

“Hay algunos malos empresarios, que están cobrando el subsidio por un servicio que no le prestan a la población y es una estafa al Estado porque están robando fondos públicos”, refirió el parlamentario.

Agregó que es injusto que las personas que tienen vehículo, estén aportando   $0.10 centavos por cada galón de combustible para dar recursos a los empresarios del transporte público de pasajeros que no prestan el servicio.

Criticó que en la última sesión plenaria de 2019, el resto de diputados avalara extender el subsidio por seis meses.

Recordó que el dictamen favorable pasó de nuevo a la Comisión de Hacienda, en donde se establecen precisamente las condiciones que deben cumplir los dueños de buses y microbuses, si quieren el subsidio, como la instalación de sistema GPS, validador de pago, seguro activo de daños a terceros y que a la unidad o el conductor no le hayan impuesto más de dos infracciones de tránsito en un mes, entre otros requerimientos.

El 23 de diciembre, con 53 votos a favor, 13 en contra y 1 abstención, el pleno aprobó darle una prórroga del subsidio hasta el 30 de junio del presente año.

Ese día, el grupo parlamentario de ARENA se reunió a puerta cerrada para definir la posición que adoptarían.

Cuando se llevó a cabo la votación, el diputado Reyes escribiría en su cuenta de Twitter: Opinión personal: después de ver las votaciones e hoy, parece que mi partido está en modo de “autodestrucción”, haciendo lo mismo de siempre sin escuchar el clamor de la población en temas tan sensibles. Espero estar equivocado. Que Dios bendiga a El Salvador”.

Una frase lapidaria, si se toma en cuenta que el partido tricolor tiene una división bien marcada no solo en el grupo parlamentario, sino en el mismo partido y en un año preelectoral, las cosas no le favorecen en nada.

Y en efecto, según el registro de votación, quienes dieron su aval fueron 16 diputados de ARENA; 21 del FMLN; 7 de GANA; 9 del PCN; el PDC no votó, el CD tampoco y el diputado No Partidario se abstuvo.

Por ARENA no apoyaron el dictamen para prorrogar el subsidio: David Reyes, Felissa Cristales, Gustavo Escalante, Javier Palomo, Josué Godoy, Marcela Villatoro, Mario Marroquín, Milena Mayorga y Patricia Valdivieso.

Reyes considera que se den avances o cambios en el transporte público “por el nivel de lobby que tienen los transportistas en la Asamblea Legislativa y hay muchos diputados que defienden a capa y espada los intereses de los transportistas”.

Pidió que la Fiscalía investigue, al igual que la Corte de Cuentas realice una auditoría de todos los millones de dólares que le han entregado a los empresarios desde que entró en vigencia en 2008 la Ley Transitoria para la Entrega de la Compensación Económica.

“Si hacemos cuenta en los últimos doce años les han entregado setecientos millones de dólares a los transportistas en concepto de subsidio.

Por su parte, el ministro de Obras Públicas sentenció que este año habrá un  mayor control y no van a permitir abusos por parte de los responsables del transporte público y aumentarán los controles.

En menos de tres años los empresarios del transporte púbico han recibido $111.3 millones, sin trasladar beneficio al usuario.

“La situación se agrava al quedar en descubierto que algunas unidades que habían estado recibiendo subsidio son buses fantasmas que no existen y que solo cobran por dicho beneficio, sin darle el servicio a los pasajeros”.

Por su parte, los empresarios han amenazado con enviar una carta a la Organización de Estados Americanos (OEA), por el supuesto acoso al que están siendo sometidos; algo que no le quita el sueño ni al diputado Reyes ni al ministro Rodríguez.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Ramos
Periodista salvadoreño
spot_img

Últimas noticias