spot_img
spot_img
domingo, 16 de mayo del 2021

Se acorta el tiempo para las elecciones en medio de la desilusión

Los hechos de corrupción que se han descubierto han desmoralizado a la sociedad. Y eso que los "descubrimientos" sólo son la punta del iceberg

spot_imgspot_img

Cada vez nos acercamos más y más a las elecciones del 3 de febrero próximo. Los partidos y candidatos calientan motores para convencer a un electorado sumido en varias crisis: económica, social, moral y a la falta de esperanzas en el sistema.

En las encuestas casi la mitad de la población dice que no sabe por quién votar o que no irá a votar, lo que realmente no significa mucha diferencia al comparar épocas pasadas.

La mayorí­a de la gente cree que los partidos y los candidatos proponen y proponen, pero las promesas se las lleva el viento, como a las nubes blancas, que al final son sustituidas por nubarrones que anuncian rayos y centellas, y con ello las inundaciones y las desgracias.

Tras la finalización de la guerra civil los salvadoreños creí­mos en paí­s convivible y vivible, pero la vida en este paí­s a veces parece no valer nada. La violencia criminal no cesa, aunque ciertamente los números promedios de asesinatos y las tasas de homicidio han disminuido, aun se mantienen grandes y amedrentan a la población.

La crisis económica y el alza del costo de la vida hace también que se agigante la desesperanza y la perspectiva del bienestar y la prosperidad, mucho más cuando la inmensa mayorí­a de las empresas son micro, pequeñas y medianas, empujadas a la pobreza y a la informalidad.

Los hechos de corrupción que se han descubierto han desmoralizado a la sociedad. Y eso que los “descubrimientos” sólo son la punta del iceberg.  Dirán que la corrupción viene de antaño, pero eso no justifica los crí­menes tan imperdonables como el robo de las arcas públicas.

Este paí­s necesita algo más que promesas. Los cambios tienen que ser de hechos y urgentes; ya no hay  cómo ilusionar al tantas veces desilusionado”¦ El rescate de la esperanza deberí­a ser entonces la meta para comenzar a anda a paso firme hacia el verdadero cambio en El Salvador.   

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias