spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
lunes, 02 de agosto del 2021

Salud asegura que es necesario inmunizarse para reducir la posibilidad de muerte por coronavirus

El prelado hizo énfasis en la importancia de vacunarse contra el coronavirus, sobre lo cual aseguró es un acto "en defensa de la propia vida, y en solidaridad con la comunidad".

spot_img

El ministro de Salud, Francisco Alabi, aseguró que la mayoría de salvadoreños que han fallecido recientemente por coronavirus es por no haber recibido la vacuna anti-COVID-19.

“La principal característica de los fallecidos por COVID-19 es que no tienen la vacuna. Agradezco y felicito a la población que ya se vacunó porque es una muestra de compromiso por su salud y las demás, apoyan al país a salir adelante. Ayer pasaba frente al megacentro y veía a los jóvenes salir contentos con su carta de vacunación”, dijo el ministro.

También informó que la población ingresada actualmente por la COVID-19 son personas de 40 y 60 años que no han recibido la vacuna. También tienen enfermedades asociadas. «En Hospital El Salvador se ha pasado de 300 a 450 pacientes. Esto activa alarmas para tomar acciones epidemiológicas», destacó.

De acuerdo con Alabí, las principales causas del incremento de contagios y hospitalizaciones son porque la población en general ha relajado las medidas de bioseguridad y se ha registrado mayor interacción, facilitando la transmisión de persona a persona. Además, no todas las personas han recibido la vacuna anti-COVID-19 y el virus muestra una gran capacidad de adaptabilidad, lo que facilita el contagio.

El funcionario hizo énfasis en que todas las vacunas anti-COVID-19 protegen ante los síntomas graves de la enfermedad, y las cuatro farmacéuticas que se aplican en El Salvador tienen el aval de uso de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Todas las vacunas tienen el aval correspondiente. Esperar una vacuna específica lo pone en riesgo. Los llamo a que tengan confianza”, enfatizó Alabi.

Con relación a la variante Delta, el ministro informó que no hay evidencia que indique que se encuentra circulando en el país. También explicó que no se han registrado casos de hongo negro relacionados a la COVID-19.

Además, dijo que con el decreto de suspensión de concentraciones se busca evitar la transmisión de persona a persona.

“La evidencia nos ha demostrado que las aglomeraciones que contempla el artículo 1, generan mayor contagio. No cerramos todas las actividades del país, porque la situación nos permite ir avanzando en las acciones. Se hizo un análisis completo no solo del país, sino de la región centroamericana. Con base en eso se hace la ley. Buscamos el beneficio de los salvadoreños”, comentó el ministro.

También dijo que El Salvador está preparado con la cantidad de dosis suficientes si es necesario vacunar a los menores de edad; sin embargo, aclaró que esta decisión será analizada con base en las recomendaciones internacionales y la evidencia científica.

“La disponibilidad de vacunas continúa. Estamos por alcanzar los 7 millones de dosis, eso nos posiciona como uno de los países que más vacunas ha recibido y somos uno de los pocos países que tiene activados todos los grupos etarios”, comentó.

Por su parte, el asesor jurídico de la Presidencia, Javier Argueta, informó que el decreto transitorio, propuesto por el Gobierno salvadoreño para evitar la propagación del covid-19, entró en vigencia este miércoles y afirmó que esta medida no es una cuarentena como la que se vivió durante algunos meses del 2020.

El decreto sobre “Disposiciones Especiales de Suspensión de Concentraciones y Eventos Públicos y Privados”, que tendrá vigencia por 90 días, entró en vigor este miércoles 14 de julio, destacó el asesor jurídico.

Asimismo, Argueta resaltó la importancia de vacunarse contra el covid-19, a través del Plan Nacional de Vacunación establecido por el Gobierno. “Nosotros tenemos el privilegio de haber gestionado, de tener las vacunas; un privilegio que algunos países hermanos no tienen”.

Para el asesor jurídico de la Presidencia con este decreto transitorio se podrá salvaguardar aún más la vida de los salvadoreños.

Entre tanto, el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, se mostró preocupado ante el aumento de casos de la COVID-19 en El Salvador, ante esto, hizo un llamado a la feligresía a cuidar las medidas de bioseguridad para evitar más contagios.

En ese sentido, el prelado hizo énfasis en la importancia de vacunarse contra el coronavirus, sobre lo cual aseguró es un acto «en defensa de la propia vida, y en solidaridad con la comunidad».

“Pidamos a Dios, que nos unamos todos en oración, que cese ya la pandemia. Que termine este mal que tanto luto, dolor y llanto ha causado. El Señor tiene todo el poder, y tendrá misericordia de nosotros, confiemos en Él”, agregó Escobar Alas, pero aseguró también, que es necesario que toda la población ponga de su parte, respetando los protocolos sanitarios.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Francisco Hernández
Periodista y redactor de ContraPunto. Especialista en temas políticos, sociales y judiciales
spot_img

Últimas noticias