Reseña sobre “pedagogías de la muerte”

¡Sigue nuestras redes sociales!

A pesar de que esta es una realidad que agrada poco, ya que no nos place mencionarla ni hablar de ella, Jorge Molina utiliza un tipo de narración dinámica y atractiva para presentarnos toda una variedad de historias interesantes

Por Kriscia Vásquez

Pedagogías de la muerte (Editorial UDB, 2022; $19.99) es una recopilación de historias que abrazan el ineludible fin de la vida en la tierra, uno de los sucesos naturales más temidos por los seres humanos: la muerte. Se trata de una obra que explora el terreno del luto, presentando por medio de experiencias, una serie de reflexiones cargadas de emociones tan cercanas que se pueden sentir.

Su lectura envuelve la sensación de presenciar un funeral donde podemos contemplar la despedida tanto de seres que fueron muy apreciados como de seres que posiblemente no serán muy recordados.  Ver este contraste nos facilita contemplar varios desenlaces diferentes, incluso llegamos a saber sobre el curioso Ministerio del Olvido en un capítulo.

En su inicio, esta selección de historias trae consigo discursos que nos permiten apreciar distintas perspectivas de la muerte, evidenciando el impacto que provoca la pérdida de un ser querido en las personas, las cuales expresan su dolor en palabras que manifiestan sentimientos como el amor y la tristeza. En las historias se puede observar cómo resurgen las memorias en las personas y cómo se evocan nuevamente secretos y discusiones pendientes.

A medida que avanzan las páginas, observamos cómo se van dando estas relaciones en cuanto a la muerte y cómo reaccionan los personajes involucrados, algunos aceptan la pérdida y otros se toman un poco más de tiempo para procesar el amargo evento debido a que no pueden creerlo. Se cierran a esa posibilidad porque les es difícil enfrentarla, es una circunstancia que no saben interpretar.

Ellos, los personajes, nos sumergen en el mundo del duelo dejándonos ver su forma de adaptarse a él y enseñándonos sus fases de una manera singular. Los protagonistas que contienen las historias van desde personas hasta organismos como lo son los saprófagos y necrófagos, lo cual consigue que la lectura sea más entretenida, haciéndonos considerar varios puntos de vista.

El tener la oportunidad de conectar con las vivencias de los personajes nos facilita entender sus historias y verlas desde una condición más humana. Esto nos ayuda a fomentar una visión distinta de la muerte, una donde no se le reduce a un mero suceso biológico que nos lanza hacia el oscuro interior de la tierra, sino que se le presenta como una realidad inexorable para la razón comprensiva, donde la dignificación juega un papel muy importante.

A pesar de que esta es una realidad que agrada poco, ya que no nos place mencionarla ni hablar de ella, Jorge Molina utiliza un tipo de narración dinámica y atractiva para presentarnos toda una variedad de historias interesantes que se relacionan a la misma.

El ritmo que encontramos en las palabras es bastante fluido y puntual, lo que encaja perfectamente con lo que se nos quiere contar. La forma en que cada situación se nos muestra, expone la muerte con una diferencia notable a lo que se refleja en las películas y los libros, puesto que ofrece una perspectiva que se produce bajo un contexto centroamericano, el cual va desvelando detalles que son necesarios valorar para poder comprender la muerte desde ese entorno también.

Usualmente, los medios de comunicación la dan a conocer de una forma fría e incluso ficticia. El cine y la televisión revelan este hecho como una situación despersonalizada o romantizada en muchas ocasiones; sin embargo, Pedagogías de la muerte no lo hace de ese modo. Esta obra, en cambio, aporta y sustenta lo escrito con estudios científicos que nos van educando sobre ella.

Sin duda alguna, este libro nos invita a reflexionar sobre el proceso de la muerte sin seguir perpetuándola como un tabú. Nos enseña que aunque muchas veces es difícil hablar de ella, es necesario, porque forma parte de nuestro diario vivir.

La forma en que lo hace, nos permite reconocer la trayectoria de la vida en este mundo y nos recuerda cuan breve puede ser o no ser. Además de tener la oportunidad de apreciar varias perspectivas, podemos observar también la manera en que se relacionan algunas disciplinas entre sí para discutir sobre este tema. Disciplinas como la psicología, la sociología y la filosofía nos ayudan a ampliar el panorama que tenemos sobre la muerte haciéndonos más conscientes sobre su  llegada.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

spot_img

También te puede interesar

Kriscia Vásquez
Kriscia Vásquez
Periodista y colaboradora de ContraPunto
spot_img

Últimas noticias