spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
domingo, 01 de agosto del 2021

REPORTAJE: Emprendedurismo vrs COVID-19

El emprendedurismo en una mujer u hombre, es la capacidad que se tiene para crear nuevas empresas, ya sea pequeña o grande. Son personas, que saben descubrir, identificar una oportunidad de negocios y poder iniciar su proyecto

spot_img

El emprendedurismo significa convertirse en un ser humano realizado, creativo, visionario, solidario, motivador y estar listo en perder y ganar, ser responsable y tener la capacidad de potencializar sus proyectos para satisfacer a sus clientes.

Los emprendedores, fomentan la creación de nuevas empresas y oportunidades de trabajo personal como en equipo, más en estos tiempos donde la economía mundial está en picada por el covid-19. No es tarea fácil, hay que arriesgar y salir de esa zona de confort. Requiere  investigar, inventar, aprender y crear estrategias de como venderá su producto.

El británico y economista Alfred Marshall en su libro, Tratado de Principios Económicos, asegura que la importancia de los emprendedores en procesos productivos es muy importante y considera que hay cuatro factores, que se deben de tomar en cuenta para que tengan la facilidad de crear y mejorar sus productos, como por ejemplo: Tierra, Trabajo, Capital y Organización.

El emprendedurismo en una mujer u hombre, es la capacidad que se tiene para crear nuevas empresas, ya sea pequeña o grande. Son personas, que saben descubrir, identificar una oportunidad de negocios y poder iniciar su proyecto.

Es un proceso en que una persona convierte una idea en un proyecto concreto y es ahí donde se descubre que es un líder natural y que posee la habilidad de prever los futuros cambios entre la oferta y demanda.

Hoy en día, el mundo está pasando momento difíciles con la economía, el COVID-19 nos ha puesto a prueba de como sobreviviremos en los próximos años. La economía en El Salvador está en quiebra, no sabemos cuánto tiempo nos llevara en recuperarla, más cuando hay gobiernos que se aprovechan de este tipo de crisis, comprando productos caros a nivel internacional.

Por esa razón, muchos compatriotas han tomado la iniciativa de ser emprendedores y solo así podrán sacar adelante a su familia, mientras se reactive la economía en el país, muchas empresas cerraron  para evitar contagios.

Tipos de Emprendedores

1-Emprendedor Social, no busca dinero ni fama, solo trabajar.

2-Emprendedor Especialista. Es una persona metódica y técnica.

3-Emprendedor Multi Funcional.

4-Emprendedor por Accidente.

5-Emprendedor Oportunista.

6-Emprendedor Inversionista.

7-Emprendedor por Necesidad.

8-Emprendedor Innovador o Visionario.

Mujeres y Hombres emprenden al 100%

Las habilidades asociadas con los emprendedores son tan grandes y numerosas, que muy pocas personas pueden mostrarlas, porque para tener éxito, hay que tomar un riesgo y una buena decisión.

Para ser emprendedor en El Salvador no es nada fácil, tiene sus riesgos, pierdes o ganas. Es un reto personal, que te obliga a ser muy positivo y tener claro tus propios objetivos, metas y hasta dónde quieres llegar con lo que emprenderás.

En la vida, nada es imposible para lograr tus objetivos como emprendedor, todo está en tener claro que quieres hacer, más en este momento con el COVID-19, que muchas empresas han cerrado.

Para Arlen López de 32 años de edad y madre de dos hijos Andrés y Daniela, graduada en la carrera de Fisioterapia y Terapia Ocupacional de la UES, amante del café y la lectura, asegura que este virus vino a cambiar la vida financiera a los emprendedores.

Es una crisis muy dura, muchos hemos tenido que reinventarnos y trabajar con nuevas herramientas brindadas por el internet. Estamos haciendo diferentes actividades, que quizás ya las veíamos venir pero no creímos que nos tocara hacerlo ahora.

Soy una luchadora de la vida y como emprendedora he manejado mis propios proyectos, eso me ha ayudado a ir adelante. En el 2014, inaugure una clínica integral de fisioterapia, nutrición y medicina general llamada Fisiomed Center.

En el 2018, cree la empresa Fisiomed Plus, es una clínica móvil, qué se encarga de dar fisioterapia a nivel empresarial, es decir llegamos a las empresas para dar servicios médicos.

Ya en febrero del 2020 y con muchas expectativas y entusiasmo, inaugura el sueño de su vida la cafetería, Ordinario Café, lo cual solo duro unos días abierta, porque llego el COVID-19. Por el momento y debido a la situación que estamos viviendo, toma una nueva iniciativa y crea un nuevo proyecto, Work Place, un nuevo concepto donde hay varias oficinas en un solo local, es decir habrá una diversidad de empresas en la misma casa.

Arlen asegura, que la economía local y mundial es cuestión de tiempo para que se hunda si los gobiernos de turno no la activan, muchos terminaremos con grandes deudas, por la falta de trabajo y producción.

Ella tiene claro, que con la Fe puesta en Dios y como emprendedora que es, no puede perder la visión, que muy pronto saldrá adelante, aún con todas las dificultades que podamos tener en El Salvador con este COVID-19.

Mi clínica está cerrada desde el 18 de marzo, momento que se decretó la ley de emergencia y cuarentena en El Salvador. Me tocó abrir el 16 de junio en primera fase pero la afluencia de clientes no es lo suficiente para sostenerla, sólo abro tres veces a la semana, antes tenía 6 empleados y ahora sólo dos, es momento de transformar nuestras ideas de renovarnos y sobre todo de mantener la lucha y el equilibrio entre ser emprendedor y el Covid-19.

Muchos salvadoreños nos identificamos por ser guerreros, luchadores, trabajadores y si emprendemos en algo salimos adelante, pero este virus, nos vino a transformar las acciones y formas de avanzar en la vida.

Hoy en día, la teoría del británico Marshall sobre el emprendedurismo, se apega mucho, más en estos momentos de crisis económicas, que pasa el país y que cada día hay más salvadoreños desempleados. Es el momento de tomar riesgos y ser un gran emprendedor.

Por el momento y para no tomar riesgos con el COVID-19, muchas empresas siguen cerradas, pero como el salvadoreño es guerrero, oportuno, inteligente y no se debilita en nada, trata la manera de hacer lo que se puede y así llevar el alimento a su familia.

Tanto mujeres como hombres, están tomando la iniciativa de ser emprendedores, algunos ya lo eran antes de esta crisis económica y siguen adelante. Ser emprendedor en El Salvador no es nada fácil ni difícil, todo está en que te la juegues en perder, ganar y luchar por tus propios objetivos, como lo han hecho muchos salvadoreños. 

Comencé a ser emprendedora en el 2010, perdí mi empleo cuando hubo cambio de gobierno, trabajaba como redactora diplomática en cancillería de El Salvador. Dejaba currículos en muchos lugares, nadie me llamaba para darme un empleo digno y cuando lo hacían, solo era para ofrecerme 400 dólares de salario y yo con dos hijos, difícil.

Así inicia sus esfuerzos y sacrificios, Fátima Morales de 48 años de edad, madre de dos hijos y graduada de periodismo de la Universidad de El Salvador, quien hoy en día es una emprendedora triunfadora.

Ser emprendedora, fue muy difícil para mí, no contaba con recursos económicos estable y comencé a perder algunos bienes. Nunca me quede con los brazos cruzados, tenía que darle de comer a mis hijos. Un día, una amiga me invito a participar a un curso de hacer chocolate, no tenía dinero para pagarlo, costaba 20 dólares.

A ella no le importó no tener dinero para pagarlo, llego al lugar y hablo con la docente y le dijo, me gustaría recibir el curso de chocolate pero no puedo, no tengo dinero. La docente se le queda viendo y le dice, no te preocupes, tómalo y después nos arreglamos.

Así fue, inicia el curso para hacer su arte en chocolate. Ese mismo día en el taller se endeudo con dos libras de chocolate y le prestaron dos moldes, porque tenía que hacer sus prácticas. Llega a su casa, se concentra y comenzó a preparar y usar la técnica, que había estado aprendiendo en sus clases y como resultado, hizo un rico chocolate. Ella emocionada, llama a sus amistades para ofrecer su producto y lo vendió todo.

Fátima asegura, que el 2011 tanto para ella y sus dos hijos fue difícil, ya había vendido casi todas las cosas de valor que tenía en su casa. No se daba por vencida, a pesar que económicamente estaba muy mal, nunca bajo su rostro para avanzar y salir adelante.

A finales de ese año, logra vender muchos chocolates a la caja de crédito de Suchitoto, lo cual le ayudo a cubrir deudas y comprar materia prima, se sintió muy bendecida de Dios. En el 2012, seguía en la lucha de producir chocolate y trabajar más para cubrir sus gastos de familia.

Al ver que cada vez tenía más demanda, se le ocurrió ponerle el nombre, Umpa Lumpa-chocolate y Trufas, para que sus clientes lo identificaran. Después diseño su logo y de esa forma comenzó a comercializarlo a nivel nacional e internacional.

La vida es sacrificio, metas, objetivos e ideas claras para seguir adelante, es prohibido ser acomodada. La lucha seguia, tenía que dar de comer a su familia. En el 2019 participa en un proyecto de USAID para crear el perfil de su proyecto y poder comercializar su producto a nivel digital.

Fátima asegura, que los días festivos se han convertido en las fechas más importantes de su vida, mucha gente le encarga su producto, lo cual eso beneficia a ella como a sus dos hijos.

Diciembre es una fecha muy especial, no solo por la navidad si no porque me hacen encargos. Me siento triunfadora en el emprendedurismo, lo sigo haciendo, mis clientes me piden chocolates para toda ocasión y los represento con figuras de todo tipo.

En la actualidad, muchos salvadoreños han descubierto, que la nueva forma de auto emplearse por falta de una oportunidad de empleo se llama emprendedurismo, pero someterse a eso se necesita de mucha organización, tener bien claro las metas, objetivos y alcances de lo que se producirá.

Victoria Ponce, egresada de Artes Plásticas, opción Diseño Gráfico de la escuela de arte de la UES. Comenzó a hacer emprendedurismo desde hace diez años, utilizando la técnica con hilos macramé, teniendo como resultados en hacer pulseras, aretes y ahora anillos, etc.

Cinco años después, comenzó a trabajar la Peligrana en alambre, le costó mucho, sus prácticas las hacía con alambre de amarre, eso tenía un costo por no ser el material correcto, se sangraba sus delicadas y pequeñas manos. Eso no le importó a ella, al final aprendió rápido y la misma necesidad económica que tenía, la hacía valorar y aprender a hacer las cosas rápido y con mucho detalle.

Hacer este tipo de arte es como una terapia, me relaja y libera el stress más en esta época del covid-19, que para no sentir el encierro me pongo a hacer este arte. Hoy en día también trabajo en hacer diseños de collares, pulseras y aretes con piedras naturales, lo cual ya mis diseños los vendo a nivel nacional e internacional.

Mi trabajo lleva mucho esfuerzo, tiempo, dedicación, concentración y más cuando son diseños únicos y especiales, pero es una lástima que en nuestro país El Salvador, sea mal pagado y en otros países el mismo producto se logra vender a mejor precio.

Hoy en día, el mundo seguirá cambiando y cada vez más rápido. Lo que era tendencia en modas y hábitos de consumo en centros comerciales, ya no lo será, todo para evitar contagios del covid-19.

Las necesidades y el estilo de vida de las personas, por muchas razones de seguridad están evolucionando, cambiando, definiendo y planteando nuevas estrategias de trabajo, todo por no contaminarse del virus que sigue asesinando a muchos seres humanos en el mundo.

Se debe de reinventar e innovar todos los días y así tener mejores beneficios como emprendedor. Es por eso que muchos salvadoreños seguirán en la ruta de emprender, todo ha cambiado y muchos de ellos lo están haciendo bien, como Erick Alas de 25 años de edad, que desde hace cinco años comenzó su emprendedurismo en el área de la mecánica automotriz y enderezado de pintura.

Emprender en mi área de trabajo, me ha enseñado a ser creativo e independiente. Inicie este oficio desde la edad de quince años, tenía amigos que se dedicaban a este tipo de trabajo y ellos me abrieron la mente de cómo avanzar en el área de la mecánica.

Ahora he venido aprendiendo y desarrollándome como un profesional, no ha sido nada fácil, una parte de mi familia no creía, que yo sería un emprendedor y triunfador con este tipo de trabajo. Al terminar mi bachillerato general, comencé a estudiar aeronáutica civil, en el aeropuerto de Ilopango, pero debido a la falta de recursos económicos, no lo termine.

Nunca fue difícil aprender, tenía claro que la mecánica seria mi fuerte. Comencé a trabajar y lo poco que ganaba lo invertía en mis estudios de cursos de inglés en La Universidad de El Salvador, llegue hasta el nivel doce, porque cada vez mi trabajo tiene mucha demanda en el área de la mecánica automotriz, enderezado y pintura.

Me dedique de lleno a mi trabajo, ahora tengo mi propio taller pero en este 2020 y con la llegada del COVID-19, he parado de trabajar un poco para evitar contagios. Erick, es una persona muy caritativa, sus conocimientos como mecánico los comparte con jóvenes, que llegan al taller. Hoy en día con lo poco que gana, compra víveres de primera necesidad y los reparte a familias que se han quedado sin empleo.

El asegura, que hacer esta obra de ayudar al necesitado, es una forma de agradecerle a Dios por la oportunidad que le ha dado de ser emprendedor y tener su propio taller, lo cual en lo personal no ha sido nada fácil, más en este momento que estamos viviendo con el covid-19, que ha dejado muchos fallecidos.

El emprendedurismo para los salvadoreños, cada vez más se convierte en una fuerte de trabajo, por la falta de oportunidades de un empleo digno. Muchos se han dedicado a explotar sus virtudes de diferentes formas, algunos dan servicios de transporte, mecánica y pintura, hacen artesanías y otras realizan viajes en bicicleta.

Cada emprendedor tiene bien claro sus propias metas, objetivos y visión del servicio de trabajo que proporciona a sus clientes conocidos, como el caso de  Rocío Juárez de 44 años de edad y graduada de la licenciatura en periodismo, de la Universidad de El Salvador, con especialidad en periodismo digital y comunicación organizacional de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Para ella, el emprendimiento que realiza de hacer mandados en bicicleta, surge en el 2017. Abandono los medio de comunicación, para realizar consultorías en comunicación organizacional y periodismo. Durante los tiempos libres, observaba que varias de sus colegas periodistas y amigos no contaban con tiempo para realizar sus trámites de ir por sus medicamentos al Seguro Social, pagar recibos o simplemente proveerse de víveres del mercado o supermercado.

Comenzó a hacer un par de viajes a sus colegas y amigos, pero al darse cuenta que cada vez salían más clientes de hacer trámites, ahí decide abandonar el periodismo y dedicarse de lleno a su emprendedurismo. Cada vez se volvía interesante su trabajo, comienza a organizarse y logra diseñar sus rutas y así poder realizar trámites de tarjetas de circulación, enviar arreglos florales y todo lo que sus amigos y amigas le pedían, claro todo tiene un costo, peligro y esfuerzo.

Comencé promoviendo este emprendimiento en mi perfil de facebook. Un día, la colega periodista de La Prensa Gráfica, Mariana Belloso, promovió Mandados en Bici en sus redes. Este apoyo fue significativo porque personas que no conocía tuvieron confianza y acudían a mi persona para hacer sus trámites o mandados.

Pasaron los meses y un dia se me ocurrió entregar unos documentos que me encargaron en un sobre, dibujé una bicicleta, que decía “Mandados en bici, Servicios de Mensajería”.

Al día siguiente, Mariana me envió una ilustración creada por el caricaturista Otto Meza, como un gesto de ambos por apoyarme y justamente eso me ayudo a poderme promover por las redes sociales, lo cual fue sorpresa para muchos de mis conocidos.

Mandados en bici es una propuesta a las personas que desean servicios de mensajería que sea amigable con el medio ambiente, que les proporcione tiempo para realizar sus actividades personales y profesionales y que sea una alternativa económica para hacer sus mandados. Esta iniciativa emprendedora brinda confianza a sus clientes para hacer las entregas de paquetes, víveres, medicamentos y todo lo que la canasta de la bicicleta y una mochila pueda llevar a su destino.

En El Salvador, ha evolucionado el uso de la bicicleta para el servicio a domicilio. En la actualidad, existe Bici Mandos en el departamento de San Miguel.

Cuando inicie, tenía como ruta Antiguo Cuscatlán y Santa Tecla, pero debido a la pandemia, tuve que limitar el alcance y disminuir los precios para poder competir en el mercado de entregas a domicilio. Las rutas actuales que poseo son: Calles, Avenidas y Alamedas Colonias, residenciales y sus alrededores.

Las personas interesadas en pedir este tipo de servivio, Mandados en Bici, pueden contactarse en Facebook (@mandadosenbicisv), Instagram (@mandadosenbicielsalvador) y Twitter (@mandadosenbici1), ahí se les explicara la forma de entrega de su producto y la forma de pagar el servicio prestado. Todo se hace en base a una ruta y días, para que el cliente se sienta contento de que su producto lo tendrá en sus manos.

Hacer emprendedurismo en El Salvador, es  una nueva forma de ganarse la vida y así sacar adelante a la familia, todo dependerá de tus objetivos, metas, alcances y el tipo de servicio o trabajo, que estén dispuestos a emprender.

Todo es un reto, lo cual debes de estar dispuesto a perder o ganar, eso te dará la oportunidad de avanzar en  la vida. Buena suerte a las personas, que están iniciando y a los que vienen emprendiendo desde hace años, sigan adelante. Ustedes son guerreros, han aprendido a saltar los grandes obstáculos de la vida y que hoy en día, están sacando adelante a sus familias y al El Salvador.

Nota: Fotos enviadas por los emprendedores

spot_img

También te puede interesar

Wilfredo Díaz
Fotoperiodistas profesional salvadoreño, periodista, docente, colaborador y columnista de ContraPunto
spot_img

Últimas noticias