spot_img
spot_img
viernes, 07 de mayo del 2021

Proponen donación de órganos por muerte cerebral

Con la ley se tendría la posibilidad de disminuir el tráfico ilegal de órganos en el país, dicen diputados

spot_imgspot_img

Si una persona llega a un hospital con un estado de salud muy delicado y sufre muerte cerebral, se convertirá en un potencial candidato para donar sus órganos a otro paciente que los necesita, si así lo ha decidido el paciente o su familia, estipula la nueva Ley de Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células Humanas que discute la comisión de Salud de la Asamblea Legislativa.

Según diputados, dicha ley quiere concentrarse en esos pacientes que han tenido un cese irreversible de las funciones de su cerebro y de su tallo cerebral y que necesitan de aparatos electrónicos para mantenerse con vida porque son personas cuyos órganos aún se mantienen en buen estado y pueden mejorar la calidad de vida de otras personas que lo necesitan.

“Actualmente la ley solo trata de la promoción y extracción y distribución de órganos entre personas vivas, pero hoy estamos incluyendo el tema de la muerte encefálica, es decir, personas que están vivas, pero con muerte cerebral y cuyo diagnóstico es negativo”, explicó el diputado por el partido ARENA, Donato Vaquerano.

La ley incluiría la donación de cualquier órgano que el paciente o su familia decida donar, a excepción de la sangre ni sus derivados, o el semen y los óvulos, entre otras células que tampoco se contemplaría por la falta de tiempo para controlar todos los procesos y por la falta de bancos especializados para su tratamiento, respectivamente. 

Vaquerano dice que, de aprobarse y aplicarse dicha ley, se estaría mejorando la situación de las víctimas de insuficiencia renal o de los pacientes que necesitan alguna donación de cornea o hígado.

“Actualmente hay muchos médicos que realizan trasplante de córneas, pero estas tienen que mandarse a traer fuera del país y al ingresar se enfrentan a complicados procesos aduanales para su aprobación. Además, los bancos de córneas de otros países ya se están preguntando por qué nosotros no tenemos el nuestro”, señaló Vaquerano.

Ademá, la diputada por el partido FMLN, Rina Araujo, señaló que también la ley promocionará la donación de órganos para la investigación médica en algunas universidades.

“Será un proceso de enseñanza de la población porque el objetivo principal de la Ley es salvar vidas, y entender que llega un punto de la vida en donde uno debe decidir qué va pasar con mi cuerpo y eso pasa por analizar los límites y las bondades que tiene la ciencia”, agregó.

Para su implementación, diputados han incorporado a la ley la creación de un Centro Nacional de Trasplantes (CENTRA), cuyo ente rector será el Ministerio de Salud (MINSAL), que a su vez deberá nombrar a un director ejecutivo responsable de buscar a los médicos que construirán los comités de trasplantes en cada hospital.

“Es una ley que le ayudará al MINSAL para la integración de todas aquellas instancias que dan salud en El Salvador y que pueden trabajar en conjunto para la población salvadoreña”, enfatizó Araujo.

En otro de los escenarios, Vaquerano también comentó que con la ley se tendría la posibilidad de disminuir el tráfico ilegal de órganos en el país, ya que sería menos complicado acceder a un órgano en la red de hospitales públicos y además, se tendría una lista única de pacientes que los necesitan.

“Lo importante es que estamos partiendo de cero y que estamos tratando de abordar toda una serie de situaciones que pueden darse, pero al final queremos garantizar la protección tanto del donante como del receptor”, acotó el diputado de derecha.

Al respecto, Araujo explicó que esta ley garantizará un seguimiento continuo para el donante, es decir, que tras su donación, se tendrá un chequeo continuo para toda la vida para que no recaiga en un padecimiento futuro o muerte.

Incluso, la diputada aseguró que en todo momento el donante o su familia tendrá la oportunidad de retractarse de su decisión antes de someterse a la cirugía. “Hemos sido bien enfáticos en que la capacidad está en el donante vivo y cuando ya esté con muerte cerebral esa decisión pasa a la familia en el sentido de que hay un poder en quien tomará la decisión en donar cada parte de su cuerpo”, añadió.

Para tomar la decisión final, diputados también han determinado que la muerte cerebral del paciente deberá ser confirmada por un diagnóstico certero de un neurólogo, un cirujano y un especialista en el área, además de dos médicos más que deberán ser independientes del equipo de trasplante para evitar que haya algún interés particular de por medio.

La diputada por GANA, Lourdes Vigil, comentó que la intención de muchos doctores con los que se ha consultado es que la donación de órganos en el país no sea solo un sueño o un avance que se vea en revistas, sino una práctica exitosa en El Salvador.

Actualmente, la comisión de Salud continúa dando los últimos detalles a la ley que ha sido producto de la consulta con varios médicos, tecnólogos y enfermeros del país, pero prevén que sea presentada a más tardar en abril próximo.

Una vez aprobada, diputados enfatizan que deberá ser el Ejecutivo el responsable de ejecutar el reglamento y hacer todos los debidos procesos.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias