spot_img
spot_img
miércoles, 20 de octubre del 2021

Para los diputados no están eliminados los gastos reservados

Políticos de varios grupos parlamentarios coinciden en que el Ejecutivo no solo ha presentado un presupuesto desfinanciado; sospechan que mantiene la llamada “partida secreta” de la Presidencia.

spot_img

En la sesión plenaria de este jueves, entraron las piezas de correspondencia del proyecto de Presupuesto General de la Nación 2020, por un monto de $6,426 millones 110 mil 500; más $755 millones 800 mil para financiar de manera complementaria el plan de gastos que presentó el 30 de septiembre pasado, el ministro de Hacienda, Nelson Fuentes.

La Comisión de Hacienda del Palacio Legislativo incluso espera para el lunes la presencia de Fuentes para que explique los rubros en los que los legisladores ya encontraron inconsistencias. Todo esto, hace pensar que la aprobación de la partida de gastos y su financiamiento llevará una larga discusión en la Asamblea. Es más, por hoy existen más cuestionamientos con las proyecciones elaboradas por el Gobierno Central.

El primero en criticar el anteproyecto fue el diputado Rodolfo Parker, del Partido Demócrata Cristiano (PDC).

Para el legislador, su primera lectura es que el plan de gastos para el 2020 se incrementa en relación al de este año. La deuda aumenta y por ende el déficit fiscal con lo que se desvirtúa lo que han estado diciendo funcionarios del Ejecutivo.

“Hay varias bolsas negras, es decir, no hay tales que se elimina la partida secreta, más bien lo que han hecho es distribuirla en distintos sitios; por ejemplo, se incrementa el presupuesto de la Presidencia en $12 millones y $17 millones en el Organismo de Inteligencia del Estado (OIE), al sumar pasa a convertirse en la misma cantidad que ha estado vigente en 2019 que es alrededor de $30 millones”, explicó el parlamentario.

Para Parker, si se suman los $28.2 millones que se piden para capacitar a 100 mil jóvenes en el marco de programas sociales como un préstamo adicional a los $755.8 millones para terminar de financiar en plan de gastos, “eso se podría tomar como como otra bolsa negra de gastos discrecionales, con lo que se estaría llegando arriba de los $50 millones”.

Por otro lado, no le cuadra que se le esté reduciendo el presupuesto a la Fiscalía General. Para el otro año le han asignado $83.5 millones para el 2020, es decir, $7.8 millones menos que su presupuesto modificado de 2019.

La Asamblea había aprobado $78,4 para la institución en 2019; posteriormente le otorgaron $12,9 adicionales para el cumplimiento de sus obligaciones con lo que su partida de gastos aumentó a $91,3 millones.

Pero hoy resulta que lo asignado para el otro año es de $83,52 millones, lo que se traduce en que la Fiscalía trabajaría con un presupuesto de $7,8 millones menos de lo que tiene asignado para este año.

“Nosotros ya dijimos, que si el Ejecutivo pretende reducir el presupuesto de la Fiscalía, a la Democracia Cristiana ni la busque para que le demos los votos; además, lo anterior resultaría incoherente porque el Gobierno está apostando a una CICIES para profundizar los esquemas de investigación e impunidad y corrupción, cuando eso es potestad de la Fiscalía.


Julio Fabián, de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), coincide con su homólogo. Considera que hay un incremento sustancial de endeudamiento y por tanto, es importante detectar en qué carteras está incrementando los montos.

“Nosotros no vemos porqué a la Fiscalía no se le ha incrementado el presupuesto, si la lógica es de combatir la corrupción y el crimen organizado; la lógica dicta que si esa es la idea, se debe de fortalecer a la Fiscalía”, acotó.

Para Fabián no hay duda que el Ejecutivo lo que ha hecho es maquillar lo de los gastos imprevistos de la Presidencia, al incrementar el presupuesto de Casa Presidencial y distribuir otra parte al Organismo de Inteligencia del Estado.

“La OIE tiene  $32 millones este año, y lo único que han hecho es repartir las partidas presupuestarias para aparentar que las han reducido. El año pasado, nosotros dijimos que 30 millones para la OIE era demasiado dinero y aun así le están dejando $17 millones, es demasiado dinero”, precisó el arenero.

Pero lo que más preocupa es que la OIE no es auditada y por tanto se desconoce en qué utiliza sus recursos. “pero ni cotizan a las afp y no tienen oportunidad de jubilarse”, señaló el diputado tricolor.

Pero el diputado Numan Pompilio Salgado de Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), cuestionó a sus homólogos. Admitió que el presupuesto de 2020 debe tener un financiamiento y por ello se requiere de los $755.8 millones para su financiamiento. “Pero hay que recordarle al pueblo salvadoreño que los diputados de esta Asamblea Legislativa, son buenos para regalar lo que no tienen y autorizar cosas sin tener un presupuesto para ello, por eso le recuerdo al pueblo salvadoreño que fue en esta Asamblea que se aprobó un 2% más del FODES, lo que implica que a las 262 alcaldías de nuestro país se les darán más fondos”.

También hay que cumplir la ley de escalafón que requiere de una erogación muy alta, y fueron los mismos diputados que la aprobaron.

Por eso consideró que si se sigue incrementando el gasto a través de decretos  se debe de ser responsable con el presupuesto que ha presentado el Ejecutivo.

“Quiero ver a los diputados si se van a tomar la foto con los médicos que harán su año social que están pidiendo plazas”, refutó.

Jorge Schafik Handal, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), no hay duda que el presidente Nayib Bukele ha tratado de engañar a la Asamblea Legislativa con el proyecto de presupuesto.

Tiene claro que no han eliminado la mencionada “partida secreta”, lo que han hecho es redistribuirla a la Presidencia.

“Esto implica que vamos a tener que pedir mayor rendición de cuentas para que expliquen el uso de esos fondos”.

En cuanto al financiamiento del presupuesto de $755.8 millones, Handal sospecha que esa cifra puede ser mayor porque está pidiendo dinero para la seguridad pública, con lo que se está acercando casi a los $900 millones. “Jamás, en la historia de este país ha habido tanta petición de préstamos; eso es un juego de números, restar por aquí, sumar por allá”.

En definitiva, el diputado de izquierda aclaró que serán responsables en cuanto a aprobar las responsabilidades del Estado, pero, estudiarán con lupa lo que ha presentado Hacienda.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Ramos
Periodista salvadoreño
spot_img

Últimas noticias