spot_img
spot_img

Para BORREGOS

¡Sigue nuestras redes sociales!

“El 3 %, ahora goza de un gobierno honesto que trae prosperidad, desarrollo, seguridad, educación, salud, pero pretende ignorar los logro… Privarte de recibir información te convierten en BORREGO”: Ernesto Panamá

spot_img

Por Ernesto Panamá


La época de la polarización política iniciada en los años 60 – 70 contrastaba con el desarrollo económico que El Salvador entonces alcanzaba. La propaganda de odio de clases nos debilitaba como sociedad.

La derecha llamaba a las personas que protestaban en contra de los gobiernos militares masa, dedicada a vandalizar comercios, manchar paredes, quemar buses y al volverse sus acciones violentas eran reprimidos.

Durante ese período empresarios, profesionales, comerciantes, banqueros, terratenientes, militares, políticos asalariados y tontos útiles como quién escribe, consideraban a la “masa” como él enemigo. Dentro de la masa, algunos eran asalariados, otros engañados y les utilizó con el fin de provocar la guerra entre salvadoreños.

La situación cambia en el 2019: algunos profesionales, empresarios, comerciantes, banqueros, terratenientes y asalariados políticos pasan a formar la masa que sigue órdenes, la polarización pasa de local a global, pero la masa minoritaria acata órdenes incluso a través de la prensa.

En los años 60 – 70 los gobernantes eran impuestos y gobernaban asociados con vendepatria de la minoría oligárquica. En el 2021 democráticamente son relevados del poder, perdiendo control de los tres poderes del Estado.

La minoría, convertida hoy la masa reciben órdenes y apoyo del extranjero y obedecen sin saber quién ordena. Importante es entender que su obediencia es resultado del lavado cerebral tras décadas de repetir los dogmas que veneran y que promueven la dependencia de la élite económica mundial.

Profesionales, empresarios, comerciantes, banqueros, terratenientes y asalariados políticos, aceptan medidas dictatoriales propias de un régimen comunista, al que antes aseguraban oponerse. Una de estas prohibiciones les impide tener derecho a la información.

Grave medida la implementada pues la prohibición es global, emulando a lo que sería un gobierno mundial unipolar. Los ciudadanos en todo el planeta dejan de tener autodeterminación, deben volverse borregos y consentir que sus destinos serán dirigidos por la elite más rica del planeta.

Previó a 1989 acciones como esta hubiesen sido rechazadas por comunista, pero hoy son obedecidas pues se originan en un país autodenominado capitalista.

¿Debe la humanidad someterse a un sistema dictatorial global, debemos renunciar a tomar decisiones?

Los mandatos autoritarios, parecen emanar de la Casablanca, son acompañados por la OTAN y el parlamento europeo, ellos deciden impedir que el medio noticioso ruso RT se transmita en sus territorios, argumentan que es un medio de propaganda. Macron, Scholz, Sánchez y los depuestos Draghi y Johnson, cumplen la orden, aceptando que sus ciudadanos son incapaces de tomar decisiones.

El ensayo de gobierno global se viene consolidando al crear organizaciones militares como la OTAN que decide expandirse y puede declarar la guerra y burocráticas como el Parlamento Europeo que aprueba sanciones a Rusia, medidas que repercuten reduciendo el nivel de vida de sus ciudadanos, violando estás decisiones las soberanías de los países miembros.

Restringir “libertad de información”, es una medida dictatorial que no permite al ciudadano opinar, se le obliga a aceptar decisiones y en este caso su nivel de vida se ve perjudicado.

Privarte de recibir información te convierten en BORREGO, y el futuro gobierno mundial así lo manda.

Tú ser humano, naciste para decidir tu destino, pero ellos aparentando saberlo, abuzan del poder otorgado para enriquecerse más. Irónico, tu voto les dio el poder, tus impuestos los mantienen, pero tu opinión no les interesa.

La nueva masa minoritaria, acepta su incapacidad de raciocinio y se expresá así cuando se le expone a la información que se les prohíbe:

¡GOBIERNO DE RUSIA NO MEDIOS DE INFORMACIÓN ES PROPAGANDA! por eso te advierten

Obedecen sin saber quién ordena, pudiendo ser un sargento o un general en el Pentágono o un burócrata del departamento de estado, pero siendo borregos obedecen.

Se creen superiores por ser profesional, empresario, comerciante, banquero, terrateniente y o asalariados políticos, pero son BORREGOS.

No poseen el valor de escuchar, ni leer los argumentos de la contraparte y juzgar por sí mismos, es triste.

Este es el mal del siglo XXI y lo sufre el 3 %, quiénes se niegan a rendir su sistema unipolar, perfeccionado creando guerras, imprimiendo dólares, endeudando y empobreciendo naciones.

La que fuera masa en los años 60 y 70, es en el 2022 la que ha rechazado la propaganda del engaño y tomada consciencia. Ellos se informan a través de internet, analizan y deciden por sí mismos, estando expuestos a las distintas corrientes, pero ¡ellos deciden!, el 97 % en las urnas decidió su destino.

El 3 %, ahora goza de un gobierno honesto que trae prosperidad, desarrollo, seguridad, educación, salud, pero pretende ignorar los logros. El 97 % acompaña a su gobierno hacia el progreso. ¿Te queda duda del cambio que vivimos?

La unipolaridad se hunde, la multipolaridad del 97 % toma el liderazgo y gobernará el planeta. No cometas el error de pensar que el cambio se dará de la noche a la mañana, pero el cambio es constante y no sé detiene.

El ser humano tiene la capacidad de decidir. Si una potencia o gobierno le coarta libertades es totalitario pues busca imponer la corrupción que le permitió gobernar y que empoderó a la masa del 3 %, que explotó al 97 %.

El pueblo consciente, garantiza el cambio.

El poder reside en los pueblos, no en los gobiernos.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comparte este contenido en:
Ernesto Panamá
Ernesto Panamá
Columnista de ContraPunto, Escritor salvadoreño; Máster en Edición, con 13 obras publicadas

El contenido de este artículo no refleja necesariamente la postura de ContraPunto. Es la opinión exclusiva de su autor.

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias