spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
lunes, 02 de agosto del 2021

ONU denuncia “˜violaciones generalizadas”™ de DDHH en Venezuela

Las pruebas del informe presentado por la ONU habrí­an sido obtenidas mediante entrevistas con "un gran número de fuentes"

spot_img

El Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, Zeid Ra”™ad Al Hussein, al que le fue negada de facto la entrada a Venezuela, constituyó un equipo de colaboradores que recabó pruebas sobre las “violaciones generalizadas” de los derechos humanos en dicho paí­s. Las pruebas fueron obtenidas mediante la realización de “entrevistas y reuniones con un gran número de fuentes”, desde el 1 de abril hasta el 31 de julio de 2017, y cuyas conclusiones fueron presentadas este miércoles en Ginebra.

“Las fuerzas de seguridad han utilizado sistemáticamente fuerza excesiva para impedir las manifestaciones, sofocar la disidencia e infundir temor”; “realizado detenciones arbitrarias de” quienes “participan en las manifestaciones”, y practicando “malos tratos que en ocasiones podrí­an llegar a constituir tortura”, dice el informe, que da cuenta de unas 5000 detenciones arbitrarias, de las que “más de 1300 personas”, seguí­an presas tras los cuatro meses investigados.

“Las armas letales también se han empleado sistemáticamente con el fin de causar daño innecesario: por ejemplo, las fuerzas de seguridad han lanzado gases lacrimógenos directamente y a corta distancia contra los manifestantes, tanto mujeres como hombres, y han modificado las municiones para hacerlas más dañinas”, precisa el informe.

Y añade que “solo en contadas ocasiones las autoridades han condenado los incidentes de uso excesivo de la fuerza; en la mayor parte de los casos han negado responsabilidad de las fuerzas de seguridad en tales incidentes y han calificado repetidamente a los manifestantes de “terroristas”,

De las 124 muertes ocurridas en ese periodo vinculadas a “las manifestaciones”, el informe de la ONU le atribuye, “presuntamente”, 46 a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), que junto con la Policí­a Nacional Bolivariana (PNB) son las fuerzas oficiales que reprimen “para infundir temor en las comunidades y disuadirlas de seguir protestando”; a las que se suman “colectivos armados”, o sea paramilitares, supuestos responsables de “27 muertes durante las recientes manifestaciones”.

“Las autoridades han violado sistemáticamente el derecho de reunión pací­fica, principalmente reprimiendo las protestas, criminalizando a las personas que ejercen este derecho e imponiendo restricciones indebidas a su ejercicio”, llevando a cabo “allanamientos violentos e ilegales de viviendas en todo el paí­s”, y sirviéndose de la “fuerza excesiva regularmente en el momento del arresto y en la mayor parte de los casos documentados” por el Alto Comisionado.

“Entre los malos tratos probados “figuran “¦ (las) descargas eléctricas, fuertes palizas, posturas que causan estrés, asfixia y amenazas de violencia sexual y muerte, con el objetivo de castigar, humillar y aterrorizar a los detenidos, así­ como extraer confesiones e información“, respecto a “actividades gubernamentales”.

“Más de 600 civiles detenidos en el contexto de las manifestaciones han sido sometidos a la jurisdicción militar y acusados de delito de naturaleza militar, en violación de las garantí­as de un juicio justo previstas en el derecho internacional de los derechos humanos“, sostiene el Alto Comisionado.

“La falta de órdenes de arresto, la detención en régimen de incomunicación, la falta de acceso a un abogado y el incumplimiento del principio de presunción de inocencia“, son otras de las crí­ticas del Alto Comisionado a las autoridades de Venezuela.

La ONU agrega los “ataques por parte de las fuerzas de seguridad en contra de periodistas y profesionales de los medios de comunicación, que han sido ví­ctimas de tiros directos con perdigones y bombas lacrimógenas, detenciones y la sustracción de su equipo para evitar que cubrieran las manifestaciones”.

El Alto Comisionado pide “un acceso directo y sin restricciones” a Venezuela, que cesen “la represión violenta de las manifestaciones pací­ficas “¦ las detenciones arbitrarias (y) los allanamientos ilegales de viviendas”, y que sean liberadas ” todas las personas detenidas arbitrariamente “¦ condenar todos los casos de torturas y malos tratos, desarmar a los colectivos armados“, y “abstenerse de adoptar medidas encaminadas a acosar o interferir indebidamente en las actividades legí­timas de la oposición polí­tica”.

spot_img

También te puede interesar

Juan Gasparini
Corresponsal de ContraPunto en Suiza - ONU-DDHH, escritor y experto en Derechos Humanos. Ex preso político de la dictadura en Argentina
spot_img

Últimas noticias