spot_img
spot_img
miércoles, 12 de mayo del 2021

Nobel de la Paz a Nadia Murad, la voz de las mujeres yazidí­es

Nadia fue vendida a un hombre en un mercado de esclavos en Mosul y este la vendió después a otro. Ahora su testimonio y lucha es para ayudar a otras ví­ctimas de trata de personas

spot_imgspot_img

Su apariencia frágil y delicada engaña: la joven iraquí­ Nadia Murad se muestra dura e inflexible en su lucha contra la esclavitud a la que la milicia terrorista Estado Islámico (EI) somete a la minorí­a yazidí­, de la que forma parte.

La joven de 25 años, que sobrevivió a un cautiverio de tres meses por parte del EI, aboga por la toma de conciencia de las ví­ctimas de la milicia terrorista como embajadora de buena voluntad de la ONU para la Dignidad de los Supervivientes de la Trata de Personas desde 2016.

Con ella trabaja la abogada Amal Clooney, esposa de George Clooney. Difí­cilmente esta mujer de mirada triste y largo pelo oscuro habrí­a podido imaginar hace años que un dí­a serí­a activista de derechos humanos en el mundo.

El deseo de la joven que viví­a en el pueblo de Kocho, en el norte de Irak, era terminar la escuela y trabajar como esteticista.

Pero los milicianos del EI asaltaron su pueblo, situado en las montañas de Sinyar, en agosto de 2014, el marco de la ofensiva que acabó con la caí­da de Mosul y sus alrededores.

La madre de Murad y seis hermanos murieron en el asalto. En total, los terroristas mataron a más de 40 miembros de su familia.

Nadia fue vendida a un hombre en un mercado de esclavos en Mosul y este la vendió después a otro. De este último consiguió huir cuando iba a comprar un burka.

Una familia la ayudó a llegar al territorio bajo control kurdo, donde fue alojada en un campamento de refugiados cerca de Dohuk.

Hoy vive en el estado de Baden-Wí¼rttemberg en Alemania, donde han encontrado protección unas 1.000 yazidí­es del norte de Irak.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias