spot_img
spot_img
sábado, 08 de mayo del 2021

Nicaragua: un complot muy bien planificado

Están tratando de acabar con once años de paz, avances económicos y con el paí­s tan seguro que tenemos. Ni en los levantamientos que se dieron durante la Insurrección de 1979 se vio tanta violencia y coordinación de los atentados; esto no es algo espontáneo, es más bien algo planificado por verdaderos especialistas, los violentos motines y asonadas que estamos viendo parecen haber sido copiados de una de las funestas Primaveras Árabes, cuyas consecuencias han destruido ya varios paí­ses del Medio Oriente.

Nicaragua no es Venezuela, aquí­ no hay escases de nada, no hay presos polí­ticos, hay plena libertad de prensa y de movimiento, no se coacciona polí­ticamente a nadie ni tenemos restricciones de ninguna especie. Y lo que es más importante, tenemos un paí­s muy seguro donde no existen las tenebrosas maras que secuestran, extorsionan y asesinan a quienes se les oponen como desgraciadamente sucede en los tres paí­ses hermanos del norte de Centroamérica.

Nicaragua encontró la paz, después de años de conflictos por fin vivimos en paz, el desarrollo de la economí­a se ha mantenido durante diez años en crecimiento constante, es el más alto de la región solo por debajo de Panamá; olvidan que estuvimos por más de 30 años bajo cero. Lo que está sucediendo no es solamente en contra del Gobierno de Ortega, esto serí­a lo de menos; los promotores del vandalismo lo que verdaderamente pretenden es destruir Nicaragua por completo, ahuyentar las inversiones nacionales y extranjeras, paralizar la construcción de nuevos edificios, hospitales y carreteras, que el turismo en franco crecimiento desaparezca y que volvamos a la terrible guerra civil de los años 80 con la finalidad de anclar el paí­s en el subdesarrollo y el atraso quien sabe por cuánto tiempo. Los promotores de la violencia con sus francotiradores han asesinado ya a diez personas y las que faltan porque el terrorismo no se detiene, anoche en León incendiaron la Universidad y varias casas de particulares, incluida la casa del Alcalde y Radio Darí­o; saqueo de cajeros automáticos, etc. Alguien puede imaginar a estos vándalos criminales gobernando un paí­s?

Hace unas horas en respuesta al llamado del Gobierno de Ortega dispuesto a la revisión, modificación y hasta la eliminación del Decreto que modificarí­a la Seguridad Social -supuesta causa de los disturbios- quemaron los Juzgados de Diriamba desperdigando todos los archivos en la calle. Durante el asalto de esta tarde para incendiar la Alcaldí­a de Bluefields asesinaron a un periodista de un canal de TV. Ya antes habí­an incendiado las Alcaldí­as de Masaya y de Granada. Lo que estamos viendo en estos momentos jamás se habí­a visto en este paí­s. Dicen que es la derecha la que promociona la violencia, yo creo que esto no es así­, porque la llamada derecha desde el 2008 ha sido incapaz de movilizar a nadie, con sus contradicciones internas no hacen más que pelear entre ellos mismos; no tienen fuerzas ni poder de convocatoria; por tanto, son incapaces de arremeter con fuerzas de choque de tal calibre y esto es lo más preocupante, porque nadie sabe o no quieren decir quién o quiénes son los que están detrás de tanta violencia. Aún con todo, del exterior aparecen las voces de senadores cubanos en el Senado de Estados Unidos; la senadora Ileana Ross Lethinen y el senador Marcos Rubio se declaran “muy preocupados” por lo que está sucediendo en nuestro paí­s. Si esta gente se preocupa más deberí­amos de preocuparnos nosotros porque estarí­amos frente a un enemigo peligrosí­simo que sin haberle hecho ningún daño, nos puede conducir al más absoluto desastre.

Y si no es la derecha incapaz la que dirige esta violencia nunca vista, quién es entonces? Yo creo que es la misma gente y los mismos intereses que “invitaron” al filibustero William Walker a “visitar” nuestro paí­s y muy poco faltó para que este aventurero asesino y ladrón nos instaurara la esclavitud no solo en Nicaragua, sino en los cinco paí­ses centroamericanos siguiendo el modelo del sur de los Estados Unidos. Por eso yo creo que es muy factible lo que se dice en las redes que un contingente de mareros salvadoreños habí­a sido “invitado” a participar en la liberación de Nicaragua.

De saberse quienes son esos animales con sus nombres y apellidos podemos estar seguros que todos ellos estarán protegidos por las ONG”™s defensoras de los DD.HH. Veremos cómo siguen desarrollándose estos tristes acontecimientos, yo solamente quisiera que ni la Policí­a y mucho menos el Ejército cayeran en las provocaciones que en todo momento están recibiendo desde ayer, porque si reaccionan como quieren los provocadores, se les devolverá el golpe ví­a medios de comunicación internacionales y todo accionar de defensa de cualquier entidad estatal o municipal será condenado y acusado de masacrar a la población civil y ya todos conocemos las consecuencias que traen estas condenas.

Últimas entradas