spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
lunes, 26 de julio del 2021

Necesidad y obligación de despenalizar el aborto

spot_img

He realizado este texto en forma de opinión, y para que analicemos el que hacer y pensar al respecto. Para que seamos conscientes que las futuras muertes, y futura situación de nuestras niñas, jóvenes y mujeres; realmente tienen culpables, tienen responsables. Y son esos/as que se niegan a que haya una educación sexual y reproductiva integral en las escuelas (que abarque a todas y todos) como principal medida preventiva, en las familias y para la población en general. Así­ también, como la negación de un aborto seguro y asistido de ser necesario.

En las manos de esos/as que dicen no cae y caerá la mayor responsabilidad de la vida que nuestras mujeres, jóvenes y niñas tengan, y de las muchas muertes que pueda ocasionar esta falta de conciencia, y de voluntad polí­tica respecto al tema. Hay quienes, que, con su voto en la asamblea, se vuelven indiferentes y responsables de una sociedad más educada en este tema, en las polí­ticas de prevención, divulgación de información y educación que deberí­a fomentarse. Esos/as que juegan a doble cara, "defiendo la vida que llevas dentro, pero luego te condeno y no me hago cargo de tu futuro"; esos/as, son los culpables y responsables de la situación actual y futura de nuestras niñas, jóvenes y mujeres. No puede ser posible que niñas entre 10 y 17 años, y mujeres en edad adulta estén sufriendo estos abusos, violaciones, a costa de la imposición de condenas que viene del pensar e interés individualista y egoí­sta de quienes practican dogmas y no quieren ver la realidad y el crimen al cual ella se enfrentan. O mezclan sus creencias con algo que ya trasciende a un problema más grave del "soy provida; que tenga al muchachito aunque se mueran los dos en el parto". La palabra VIDA; es amplia y transciende. Implica mucho; es compleja. Hay una diferencia entre el "quiero que nazca a costa de cualquier cosa, a merezca tener una vida". Sepamos distinguir, y sepamos vislumbrar las implicaciones de cada sentencia.

 Recordarles que esto tiene efecto en terceros, porque los familiares de las ví­ctimas también se ven afectados. Y ustedes que dicen no a la educación sexual y reproductiva, ustedes que dicen no al aborto seguro y asistido; ustedes también se llevan de encuentro a quienes, si entendemos la problemática y queremos ayudar, y si son y somos conscientes de las consecuencias que todo esto trae a la sociedad entera.

Recuerden que no es su cuerpo, no es su vida la que corre peligro, no es el vientre de ustedes, no son ustedes lo que sufrieron una violación o maltrato, no serán ustedes quienes se harán cargo de la salud después de enfrentar una situación de estas, no son ustedes quienes le harán frente a las consecuencias que vienen aparejadas a cada uno de estos casos en el porvenir de nuestras niñas, jóvenes y mujeres.

Pero si recuerden, que ustedes que apoyan, y aquellos/as que deciden con un voto en la asamblea o en general la población que se opone a estas medidas y a que esto siga así­; igual, sin cambio alguno; son responsables. Y de ustedes depende que se tome conciencia de la situación y se haga una polí­tica consciente que vaya de la mano con la mejora de la situación-salud en nuestras mujeres jóvenes y niñas. Piensen que el que muchos/as estén de acuerdo, y que el voto de cada responsable en la asamblea; decidirá el futuro de ellas.

Dejemos de un lado las creencias y el tabú que existe alrededor de toda esta situación, y del tema aborto asistido y seguro, e informémonos a cerca de este, para dejar de estigmatizar y golpear con nuestro pensar, y qué hacer polí­tico a nuestras mujeres. Que suficientemente maltratadas son ya por la misma sociedad y, por las mismas leyes retrógradas que tenemos en nuestro sistema judicial, y para las cuales; aún hay una gran falta de voluntad de querer modificar en pro de la mejora de la situación actual.

Basta de agravios a nuestras mujeres, jóvenes y niñas. Basta de la condena injusta. Basta del abuso, y las violaciones a sus derechos. Y que respondan y hagan conciencia los que están de acuerdo y que son los/as responsables. Que de ellos/as; depende el futuro de nuestras niñas, jóvenes y mujeres. El apoyo debe ser de todos y todas; hombres (concientizados) y mujeres. Deberí­amos repensar la situación que vivimos, y que viven nuestras mujeres.

Está es, y ha sido una lucha de todos y todas. Primeramente, de nosotras; mujeres, como afectadas principales. Pero tampoco se puede invisibilizar el esfuerzo, y también el acompañamiento de muchos hombres CONSCIENTES del problema. Porque sí­; hay hombres dispuestos a ayudar y acompañar. Y se están enfrentando, y están apoyando a que se produzca un cambio y haya mejoras en la vida de nuestras mujeres. Este, al final, es un problema grande que nos afecta a todos y todas en conjunto. Debemos estar conscientes de la problemática a la cual estamos enfrentándonos, y de la necesidad que haya cambios o reformas a las leyes para mejorar la situación. Porque nuestras niñas, jóvenes y mujeres; merecen respeto, y tienen derecho a que se defienda Soy mujer, y es mi vida; respétame. Tengo las mismas capacidades de decidir que tú.

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias