spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
jueves, 05 de agosto del 2021

Mujer vivió un ciclo de violencia psicológica y económica antes de desaparecer

El ministerio público pidió la detención provisional y la reserva total del caso para proteger la integridad de los hijos de la víctima de 33 años.

spot_img

Flor María García sufría de violencia física, psicológica y económica de parte de su esposo, Joel Valle, quien es acusado por su desaparición desde marzo de este año, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

Este señalamiento, se registró durante la presentación del requerimiento ante el Juzgado Segundo de Paz de Cojutepeque.

El representante fiscal, agregó que para cuidar la integridad de los hijos de Flor pidieron al Tribunal la reserva total del caso, además de la detención provisional del imputado y su primo Boanerges, acusado de cómplice necesario.

El pasado sábado, las autoridades de Seguridad y Fiscalía indicaron que las relaciones desiguales de poder que Joel Omar Valle Leiva, esposo de Flor María García, ejercía sobre ella serían una de las principales causas de la desaparición de la víctima.

Valle Leiva, odontólogo de profesión, será acusado de ser el autor directo del delito de desaparición de personas y de expresiones de violencia contra la mujer, mientras que Valle Quezada, por el ilícito de cómplice necesario. Según las autoridades, mediante la evidencia recabada han desvirtuado las diferentes coartadas de Valle Leiva sobre la desaparición de Flor María, en particular cuando aseguraba que su ausencia era “voluntaria”.

El fiscal general Rodolfo Delgado detalló ese día, que las conductas de cada uno de los imputados son la principal prueba en contra de ellos, y que a lo largo de la investigación se desarrolló un proceso de descarte de todas las hipótesis y las pruebas de descargo o defensa que los acusados presentaron en su momento.

“Si no dimos avances antes de este caso fue por su naturaleza y lo delicado de cada una de las acciones que comete cada una de las personas que son señaladas y que se da un entorno de intimidad dentro de la familia. No podíamos tomar a la ligera ni podíamos arriesgarnos a que una información adelantada fuera a exponer y se entorpecieran los resultados de este día”, aclaró el fiscal.

Delgado agregó que el análisis integral de cada evento en torno del caso y la reconstrucción de cada uno de los hechos que ocurrieron entre el 15 y el 16 de marzo de este año son lo que los llevó a presentar la hipótesis ante los tribunales, “la que aporta los elementos para estimar que ellos deben ser acusados por la desaparición”.

“Dentro de los allanamientos se recabó otra serie de indicios que vienen a confirmar la hipótesis planteada: que Joel fue el que ejecutó los actos necesarios para desaparecer a Flor”, agregó.

En marzo, durante una conferencia de prensa en Cojutepeque, Joel Valle, dijo a los medios de comunicación que él no había podido aportar mayores detalles a las autoridades, porque cuando Flor se fue, él aún estaba dormido.

“El detalle es que ella salió a las 6:30 cuando yo estaba dormida; yo me suelo levantar a las siete. Una noche antes estuvo escogiendo qué ropa ponerse, por esa razón no he podido decir a las autoridades cuál es la ropa con la que ella andaba”, dijo Valle el 26 de marzo del 2021. 

Flor tiene 104 días desaparecida y su familia ha creado un movimiento en redes sociales para insistir a las autoridades por su paredero.

Meses atrás, la familia fue llamada por la Policía Nacional Civil para presentarse a la delegación de Acajutla en Sonsonate y según relataron, fueron revictimizados por el director de la corporación, Mauricio Arriaza Chicas y por el ministro de Seguridad, Gustavo Villatoro, quienes les informaron que tenían la hipótesis que Flor se había ido de la casa por voluntad propia con otra pareja. La familia se negó a tomarse una foto con los funcionarios del gobierno y se fueron.

Ahora la familia cree que “hubiese sido mejor darles la foto que tanto querían ellos, a lo mejor así, nosotros pensamos que quizá así nos hubiesen ayudado” a encontrarla.

Mientras tanto, la hermana mayor de Flor, reveló que como familia tuvieron que pasar momentos duros, pues por la cercanía del imputado, quien es el esposo de Flor García, tenían que fingir que las investigaciones no avanzaban y de esta manera Valle no tuviera intención de hacer algo contra ellos o de intentar huir.

“Durante 3 meses tuvimos q fingir q las autoridades no hacían nada para q este tipo se confiara, de verdad q el trabajo de las autoridades es invaluable”, recalcó.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias