spot_img
spot_img
martes, 18 de mayo del 2021

Movimiento Nuevas Ideas (NI) es un nuevo paradigma

spot_imgspot_img

El actual gobierno de Nuevas Ideas, se basa en un movimiento social, que ha roto paradigmas ideológicos, polí­ticos, asimismo, enfoques teóricos tradicionales históricos, sociológicos, filosóficos y polí­ticos, este movimiento crea en la medida que se desarrolla sus propias bases disciplinares y epistemológicas, por lo tanto, cuando los académicos tratan de ubicarlo o encasillarlo dentro de conceptos y categorí­as de las ciencias sociales, se rompe el molde, porque, no se puede ni debe encuadrar un fenómeno social nuevo en el instrumental obsoleto cientí­fico.

Esa es precisamente la riqueza de los paradigmas desde el punto de vista cientí­fico, que irrumpen desde lo viejo, y que en un principio tiene caracterí­sticas obsoletas que van desapareciendo en el devenir, para ser transmutadas por lo noví­simo. El nuevo paradigma es el resultado de la necesidad cientí­fica de existir, el detonante se produce en el seno de lo viejo, ahí­ donde radicó la inutilidad y surgió la chispa de auto combustión.

El Movimiento Nuevas Ideas lo encabeza el ahora presidente de El Salvador Nayib Bukele, sus acciones como estadista, deja perplejos a propios y extraños, porque pasó del discurso politiquero a las acciones concretas y decididas. Según las encuestas realizadas en los últimos dí­as, la población salvadoreña lo apoya más del 80 por ciento. La población de los paí­ses vecinos lo admiran y han manifestado que quieren un a Nayib Bukele como su presidente, significa, que desean un lí­der nacional que sea honesto, que trabaje sin horario de oficina y que practique la justicia.

El actual fenómeno polí­tico, sociológico y filosófico, solo tiene parangón con el de Bolivia, de sacar de la crisis al paí­s, con la diferencia de la extracción de clase de ambos mandatarios, en donde, uno estudio hasta primaria y el otro bachillerato. Los tí­tulos de nobleza y académicos no cuentan, sino la honradez y la probidad. Evo y Nayib han llegado a trabajar por los ciudadanos, y aquí­ hay una singularidad de discurso, porque los polí­ticos tradicionales cuando dicen lo mismo, la lectura es otra, llegan robar junto con su familia y amigos. Por cierto, los dos tienen como vice presidentes a intelectuales de alto nivel.

Algunos analistas, opinólogos e “intelectuales” salvadoreños tratan de interpretar el nuevo paradigma y lo sitúan como la construcción del neoliberalismo-humanista, gobierno de derecha, gobierno comunistoide, populismo, etc. Analizan que los votantes que lo eligieron como presidente son troles, por lo tanto, ciudadanos virtuales, etc. Las redes sociales han quebrado la dictadura comunicacional de los medios de comunicación tradicionalmente mentirosos y deshonestos.

Los principales oponentes de Nuevas Ideas son los diputados, delincuentes, una universidad, intelectuales de “izquierda” y de derecha, medios de comunicación tradicionales, ONGs que velan por los derechos humanos de los delincuentes, y los que han hecho negocio de la inseguridad ciudadana, todos estos sectores y personas constituyen el diez o quince por ciento de la población que está en contra de un El Salvador seguro, con empleo y prosperidad.

Este nuevo paradigma, es necesario falsarlo, en la medida que no se pueda demostrar que no funciona, entonces es exitoso, y cuando deje de serlo, de este surgirá el que lo relevará.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias