spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
martes, 07 de diciembre del 2021

Los desaparecidos de ayer y hoy

En 2016 se reportaron desaparecidas 3 mil 330 personas en todo el territorio salvadoreño, mientras durante el conflicto armado se contabilizaron 8 mil desaparecidos

spot_img

Cientos de familias salvadoreñas viven con incertidumbre y sentimiento de ausencia en busca de uno o más familiares desaparecidos durante el conflicto armado o en años más recientes. Las desapariciones parecen el denominador común del ayer y hoy en este paí­s. Aunque los contextos o motivaciones varí­an, la violencia y la denegación de justicia parecen ser una constante, señalan especialistas.

El director de Pro-Búsqueda, Eduardo Garcí­a, explica que hay algunos elementos similares en los casos de desaparecidos en el marco del conflicto y los desaparecidos por la situación de violencia que vive actualmente el paí­s. En los casos recientes, las familias sufren las mismas emociones y experiencias que las personas que vivieron el mismo fenómeno hace 30 años o más.

“Esto produce un impacto de enfermedades crónicas y degenerativas en la población particularmente en padres y madres. El sentimiento de ausencia, el no saber dónde está si está vivo o está muerto termina degradado a la persona de tal forma que la consume en vida. Igual pasa con los casos de desapariciones actuales, es la similitud”, explica Garcí­a.

El presidente de Pro-Búsqueda, entidad que investiga casos de niñas y niños que fueron desaparecidos o separados involuntariamente de sus familiares en el contexto del pasado conflicto, remarca que la población salvadoreña no ha tenido un tratamiento psicosocial para incorporarse a la paz después el conflicto. Además, explica que lo que agrava esta situación es que se trata de una paz cargada de asesinatos y acompañada por una denegación de justicia a las ví­ctimas reflejando que el sistema judicial no ha cambiado.

“La única diferencia entre un caso de desaparición actual y un caso del conflicto es el color de la foto que presentan los familiares, antes eran blanco y negro y hoy a color. El dolor el sufrimiento y la angustia es la misma. Terminamos haciendo la diferencia: los que son de hoy y del pasado, pero no está tan lejano”, sentenció.

Añadió que en los actuales casos igual hay intereses polí­ticos y económicos, incluso relacionados con los mismos poderes que causaron la guerra.

La Fiscalí­a General de la República (GFR), aseguró recientemente que solo durante en 2016 fueron reportadas como desaparecidas alrededor de 3 mil 330 personas en todo el territorio salvadoreño. Mientras que según datos de informes internacionales, durante el conflicto armado fueron reportados 8 mil desaparecidos.

La socióloga, Gabriela Mena, explica que aunque los casos actuales no son catalogados como desapariciones forzadas, se trata de la misma figura. “El crimen de desaparición forzada, está caracterizada por la privación de la libertad de una persona por parte de agentes del estatales o grupos o individuos que actúan con su apoyo y hay una negativa reconocer la privación”, dijo.

Según Mena, si se revisan casos el Estado está fallando por “omisión” al no investigar a grupos que ejecutan está violación. De igual manera se han conocido casos de supuesta desaparición por parte de la Fuerza Arma, escenario que a su juicio no dista mucho del vivido hace 30 años.

Añadió que es alarmante que la cifra de desaparecidos en 2016 no esté tan lejos de la registradas durante los 10 años de guerra. Autoridades señalan que los motivos de desapariciones son en su mayorí­a atribuidos al accionar de las pandillas, aunque también existen ámbitos como el flujo migratorio y la delincuencia común.

“Antes fue en medio de un conflicto con ideologí­as en juego y que tení­a su raí­z en la exclusión y marginación. Este momento que vivimos hoy resulta consecuencia de aquel primer momento, las desapariciones se dan en medio de un conflicto entre grupos pandilleriles y autoridades, producto de la exclusión y marginación posconflicto; recordemos que El Salvador no trabajó en la reparación del tejido social”, explica Mena.

La Comisión de Justicia y Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa estudia la posibilidad de elevar a categorí­a de ley la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas durante el Conflicto Armado que impulsa el Ejecutivo y una segunda Comisión de búsqueda de desaparecidos en el perí­odo actual debido al contexto actual en el paí­s.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias