spot_img
spot_img
domingo, 19 de septiembre del 2021

Los conservadores se imponen en ARENA

La separación de jóvenes del partido de oposición, lo deja entre un discurso de tolerancia y una persecución contra quienes piensan distinto

spot_img

El desafí­o de la juventud del partido ARENA ante su lí­nea ortodoxa y de conservadurismo, y la presunta filtración de información de la Juventud Republicana Nacionalista (JRN) al periodista Paolo Luers sobre una posible censura contra los jóvenes, son las dos versiones que se manejan y que explican por qué ARENA se habrí­a deshecho de Andy Failer, director de comunicaciones de la JRN y que acarreó consigo la renuncia de cinco lí­deres más.

“Él fue separado por faltas de indisciplina grave y por haber filtrado información falsa de una reunión. Le fue a decir a Paolo Luers que se le estaba censurando, que se les estaba filtrando información”, dijo a ContraPunto el diputado del partido ARENA, Ernesto Muyshondt.

No obstante, los jóvenes que se fueron de ARENA, argumentan que el despido de Failer se debió a que él junto a otros jóvenes, otorgaron una entrevista a un periódico digital sin autorización, y en la que exponen sus puntos de vista personales sobre los matrimonios homosexuales y el aborto, posturas desafiantes en un partido conservador que no habrí­a perdonado que sus jóvenes miembros pensaran así­.

Sobre la versión de los jóvenes, la diputada del FMLN, Lorena Peña, calificó de “misógina y retrograda” a la cúpula del partido ARENA que despidió a Failer y orilló a los demás a su renuncia

 “Felicito a los jóvenes de la juventud de ARENA que renunciaron, reivindicando su derecho a defender la diversidad sexual y defender el derecho de las mujeres a la despenalización del aborto. Es un acto de dignidad que al mismo tiempo pone en evidencia el carácter retrogrado, dictatorial y misógino que tiene la cúpula de ARENA”, dijo Peña.

Le puede interesar:  ARENA, ¿crónica de una división anunciada?

ARENA ha sido un partido conservador y abiertamente opuesto a temas vinculados a la comunidad LGBTI. Sus diputados, reiteradamente han manifestado en público estar en contra del matrimonio homosexual y de la despenalización del aborto. Por lo que el desafí­o juvenil a la vieja cuna arenera, no cayó en gracia dentro de la lí­nea radical del partido.

Dicha postura, fue calificada como “peligrosa” y “de doble moral” por parte de William Hernández, director ejecutivo de la Asociación “Entre Amigos” que vela por los derechos de la comunidad LGBTI.

“Se debe a la doble moral. No separaron a David Reyes por aparecer en fotos en fiestas y con mujeres desnudas relacionadas al caso del Gordo Max. No despidieron a la familia de sus diputados quemados en Guatemala y luego asociados al crimen organizado. Es solamente a aquello que les peligra los votos de la doble moral”, dijo Hernández.

Y añade: “es decir que para ARENA es prohibido pensar, analizar y únicamente si usted sigue como borrego la lí­nea, va a poder ser parte”.

No obstante, Ernesto Muyshondt, rechaza dichos señalamientos, aunque reitera que los temas son debatibles, pero no se puede estar en el partido teniendo una agenda contraria a los valores del mismo

“Si alguien tiene una agenda pro-aborto, creo que mejor debe buscarse otro partido pero eso de que tengamos algo en contra de las preferencias sexuales o de los derechos de la mujeres, es falso”

En tanto, el exmiembro de ARENA y de la JRN desde su fundación, Walter Araujo, aseguró que esta decisión fue “torpe e infantil” por parte de la dirigencia tricolor, en vista de que la juventud representa el 60 % del padrón electoral del paí­s, algo que afectarí­a los intereses electorales del partido.

“Los jóvenes solo le sirven para hacerle los mandados a Poma, a Kriete y a los dueños de ARENA. Ese es el problema, que no hay debate polí­tico y que es una ARENA excluyente”, manifestó Araujo, quien añadió que si bien él se declara abiertamente alguien pro-vida y en contra de los matrimonios homosexuales, eso no debiera ser motivo para echar a la gente de un partido.

“Hay miles de areneros que piensan diferente, lo que pasa es que ARENA es un partido cautivo porque el 60 % de los empleos del paí­s dependen de la argolla dorada del partido y si los militantes dicen algo o los resultados electorales no son buenos, los echan, cierran las empresas. Ese es el miedo de las personas”.

Ambas versiones sobre el despido del joven arenero y la posterior renuncia de cinco jóvenes más, dejan entrever a un partido que maneja un discurso de tolerancia, pero que es duro contra quienes se atreven a desafiar su conservadurismo, o contra quienes osan pensar diferente a lo que establece el partido.

spot_img

También te puede interesar

Mario Beltrán
Periodista sección PolÃítica en ContraPunto. Graduado de Comunicaciones en Universidad Cristiana de las Asambleas de Dios.
spot_img

Últimas noticias