domingo, 16 de enero del 2022

Lo esotérico y la política

spot_img

Por Fausto Arroyo

El mundo desde hace unos años, (de manera parcial), se ha aproximado al inicio de lo que se conoce como, la Era de Acuario, que en su definición más simple no es más que el comienzo, o el fin de la era de Piscis, una era  que, aparejaba densidad, desentendimiento, caos, guerra. La era de acuario en la versión esotérica promulga la “libertad”, pero no solo lo que vulgarmente conocemos como “libertad”, pues hasta un esclavo en el siglo XXI, podría poseer cierto grado de lo que conocemos como “libertad”, de eso el sistema político y económico actual, sabe mucho, y bastará con observar cómo la tradición, cómo los procesos subjetivos que se gestan dentro de la política, carecen a ultranza de fenómenos que den soluciones viables a las carencias de los países. Desde luego, el poder se ejerce de muchas maneras y el poder, hoy en día, nos divide; el sistema está diseñado para que existan falsas disyuntivas, como las de, capitalismo vs comunismo, izquierda vs derecha, así que el claro ejemplo, (que no es tan evidente para la masa, se acentúa al tratar de corregir estas anomalías sistémicas), que no son más que excusas en un teatro dominado por los tentáculos de un poder transnacional, elitista, que no deja de ser un cuchillo en la garganta de incluso, presidentes que nos someten.

Por supuesto que racionalmente si se analiza el entramado de relaciones sociales, uno podría dilucidar, o podría tratar de proyectar, cómo podría ser el individuo en una sociedad más libre y por lo tanto, más avanzada en donde a lo mejor el Estado como forma de dominación, ha desaparecido, o al menos vislumbramos la posibilidad de la desaparición del Estado. No es descabellada la idea de un cambio radical, esto debido a que los principales paradigmas sociales se han roto; uno no puede hacer caso omiso de lo que está sucediendo con la ciencia, con la religión, con la política y con la economía. Sí, dichos paradigmas están cayendo. Si uno observa con lupa y va más allá, uno se puede percatar de la cada vez más visible rotura sistémica, Acá es donde la era de Acuario, preconiza un ideal de Libertad, que va más allá de los sujetos políticos, diríamos que abarca todo el entramado social. Y la era de Acuario lo que podría aparejar, es libertad económica, libertad política y por qué no, la creación de una nueva Sociedad que se base en principios más humanos, y es que, esotéricamente, se vaticina que antes del 2038, existe la posibilidad de que, radicalmente el sistema se vaya modificando hasta que el ser humano pueda crear un tipo de Sociedad más libre, más justa, más humana, una Sociedad que haya trascendido las barreras de la diferencia. Como todos sabemos, el humano a donde quiera que haya ido, ha impregnado sus ideales más vigorosos con guerra, con un deseo ávido e irracional de poder, un ansia por la sangre.

Así que, cabe la posibilidad de que, en cierto momento antes de 2038, se renueve un paradigma y se construya una sociedad en donde la libertad y la política de la mano de la tecnología sean renovadas y en donde, el hombre pueda encontrar paulatinamente un Estado Natural en donde la vida esté acorde con otros principios renovados que estamos observando en el devenir social, ejemplo de ello, son la protestas a nivel mundial por las restricciones Covid, o por el famoso pasaporte Covid, que en muchos casos ha suscitado en toda Europa una revisión de lo que se ha hecho con el manejo de la pandemia. Otra novedad que se tiene son las criptomonedas, que tarde o temprano crearán un mercado Global independiente que sustituiría la forma en la que el Estado ha hecho su hegemonía, y ni hablar del papel de los nuevos medios que han surgido llevando una alternancia en la web, (una alternancia necesaria en el papel de la comunicación, puesto que el poder, siempre necesita que se cuestione desde fuera de la esfera Globalista), estos son tan solo algunas de las nuevas formas que han surgido dentro de lo que conocemos como era de Acuario, situación que con el tiempo creará más y más circunstancias en pos de la libertad, y en pos de la formación de un nuevo ciclo civilizatorio.

spot_img

También te puede interesar

Fausto Arroyo
Fausto Arroyo, salvadoreño, narrador y poeta. Estudia Relaciones Internacionales y filosofía. Colaborador de ContraPunto
spot_img

Últimas noticias