spot_img
spot_img
martes, 26 de octubre del 2021

Lisiados de guerra requieren más apoyo ante emergencia por COVID-19

De los 125 mil veteranos de guerra que contabilizó el más reciente censo en El Salvador, hay al menos 20 mil lisiados, tanto de la ex guerrilla como de la Fuerza Armada.

spot_img

Los lisiados de guerra de El Salvador, tanto de la ex guerrilla como de la Fuerza Armada, están preocupados porque no tienen la certeza de que las nuevas medidas de ayuda económica impulsadas por el gobierno ante la emergencia por COVID-19 los beneficie realmente a todos, pues no se les ha tomado en cuenta en la lista de los grupos señalados por las autoridades.

“Estamos acatando todas las medidas que se han implementado desde el gobierno, pero hay un poco de preocupación porque tenemos compañeros que sobreviven nada más con la pensioncita que se les da y no tienen otro tipo de ingresos y el gobierno no ha hablado de los lisiados de guerra como grupo en particular ni mucho menos de los veteranos de guerra de manera general”, explicó Darío Sánchez, de la organización de Lisiados de Guerra.

De los 125 mil veteranos de guerra que contabilizó el más reciente censo en El Salvador, hay al menos 20 mil lisiados, tanto de la ex guerrilla como de la Fuerza Armada. Este último grupo son los más vulnerables, según Sánchez.

Actualmente, el Fondo de Protección de Lisiados y Discapacitados a consecuencia del Conflicto Armado (FOPROLYD) entrega a los lisiados de guerra pensiones que van desde los $146 dólares hasta los $365, dependiendo de la gravedad de la discapacidad.

No obstante, Sánchez dice que la situación actual de los lisiados es mucho más incierta porque el Estado también tiene una deuda pendiente con ellos y que, de cumplirla, no estarían preocupados por los $300 dólares que el presidente Nayib Bukele ha prometido como ayuda para los afectados directamente por la pandemia de Coronavirus.

“El Estado tiene una deuda desde el 2017 con los lisiados como de 3.6 millones de dólares que es producto de un aumento al salario mínimo que tendría que verse reflejado en nuestras pensiones y que no se hizo efectivo en el año que correspondía a los lisiados de guerra. El año pasado solo se pagaron dos cuotas de cuatro, esa sería una medida que vendría a resolver muchas de las situaciones que tienen los lisiados de guerra”, acotó Sánchez.

Según  Sánchez, autoridades de gobierno no han dado una explicación exacta de la razón por la que se ha retrasado tanto dichos pagos, pero ahora, consideran que es un buen momento para retomar  el tema, ya que el gobierno posee fondos para ayudar a quienes salgan afectados económicamente por la cuarentena impuesta por el Coronavirus.

“La mayoría de nuestros miembros viven en comunidades, con ingresos bajos y lo que logran reunir de sus cultivos, también muchos de ellos se dedican al comercio informal y ahora estar encerrados y bajo confinamientos los pone mal a todos”, comentó Sánchez.

Precisamente, este representante de los lisiados de guerra señaló que otra de las razones por las que esta situación emergencia ha vulnerado más al grupo son las medidas del estado de Excepción y la restricción temporal de derechos constitucionales aprobada por el Legislativo, “porque están generando

una mayor tensión psicológica en quienes ya pasamos por las dictaduras y el conflicto armado y no hemos cerrado esas heridas”, explicó Sánchez.

Actualmente, FOPROLYD es una de las pocas instituciones gubernamentales que continúa trabajando con personal limitado durante la cuarentena domiciliar impuesta por el presidente Nayib Bukele, ya que en los últimos días se ha estado entregando la pensión mensual de $100 dólares para todos los veteranos de guerra y algunas medicinas a los beneficiarios que dependen de ello.

Sánchez agregó que también como asociación están tocando puertas en el gobierno para garantizarles un mejor servicio de alimentación y de salud para los lisiados de guerra, como la entrega de canastas básicas y la entrega de más medicamentos para quienes padecen de enfermedades crónicas.

Hace poco, la Asociación de Lisiados entregó al Legislativo una propuesta de reforma al decreto legislativo 416 para que la atención de salud sea integral, es decir que no solo se les atiendan por las lesiones de guerra sino por las demás enfermedades que están relacionadas.

spot_img

También te puede interesar

Eli Melara
periodista
spot_img

Últimas noticias