spot_img
spot_img
martes, 26 de octubre del 2021

“La violencia es causada por el capitalismo”

Encuentro de espiritualidades de Centroamérica analiza causas y proponen alternativas a la violencia en el istmo

spot_img

 Ante la crisis de violencia que impera en los paí­ses centroamericanos, lí­deres de agrupaciones sociales y de distintas expresiones de espiritualidad de la región, consideran que una de las principales causas de la violencia estructural en Centroamérica  es lo que denominan como la implementación del capitalismo y polí­ticas neoliberales en la región.

De acuerdo con los participantes del foro denominado “Violencia estructural en Centroamérica y espiritualidades liberadoras”, la violencia se ha convertido en un hecho tan cotidiano en la mayorí­a de los paí­ses del istmo, al punto que ver con naturalidad los homicidios, feminicidios, suicidios, robos, amenazas, extorsiones, matanzas,  acciones que se catalogan como violencia visible.

“El capitalismo en sí­, cuando genera la división de clases, esa ya es una violencia. Cuando la plusvalí­a se le da solo a sectores privilegiados, ahí­ se genera violencia porque violenta a los trabajadores quienes se esfuerzan y son los que menos reciben la remuneración. De ahí­ surgen otras violencias que son las que más se visibilizan”, dijo Héctor Fernández, director del Instituto Ecuménico Esteban, uno de los organizadores del foro.

Entre 2012 y 2015, Centroamérica y más concretamente los paí­ses de Guatemala, Honduras y El Salvador, fue catalogada como la región más violenta del mundo según el informe de la Oficina de Naciones Unidas para la Droga y el Crimen (UNODC) correspondiente al año 2013.

En 2015, El Salvador fue el paí­s más violento de la región centroamericana;  la tasa de asesinatos en ese año creció exorbitantemente a 104 por cada 100 mil habitantes. No obstante, ante las medidas de seguridad implementadas por el Gobierno  contra la delincuencia, la tasa se ha reducido en un 50 % según afirman fuentes oficiales.

“La población y ciudadaní­a de la región centroamericana se ve acorralada por la violencia común, la violencia organizada, la violencia cultural y la violencia estructural, las cuales limitan sus oportunidades de vida o peor aún les quitan la misma, razón por la cual se ven obligados a emigrar dentro y fuera de sus paí­ses”, expresan los participantes del foro por medio de un comunicado.

Entre sus propuestas destacan la exigencia a los gobierno de crear polí­ticas públicas, programas y proyectos de prevención, atención, rehabilitación y  reinserción,  que  protejan a la población  ví­ctima de la violencia y castiguen con justicia a los que la provocan.

Asimismo sugieren a los gobiernos de la región y a sus respectivas sociedades civiles, a la cooperación y los organismos  internacionales,  enfrentar  la violencia en todas sus manifestaciones, creando las oportunidades de justicia social que la minimicen.

Como miembros de la sociedad civil y de distintas espiritualidades de la región, asumen el compromiso de promover espacios de diálogo para el fortalecimiento de iniciativas económicas que recuperen el tejido social y garanticen oportunidades de vida para todos y todas.

El encuentro ecuménico se realizó del 2 al 4 de diciembre en San Salvador y fue organizado por el Instituto Ecuménico “Esteban” y el Departamento Ecuménico de Investigación (DEI) con sede en Costa Rica

spot_img

También te puede interesar

Mario Beltrán
Periodista sección PolÃítica en ContraPunto. Graduado de Comunicaciones en Universidad Cristiana de las Asambleas de Dios.
spot_img

Últimas noticias