jueves, 12 de mayo del 2022
Especiales de la SemanaLa guerra vista  por ellas

La guerra vista  por ellas

¡Sigue nuestras redes sociales!

Por Hans Alejandro Herrera Núñez

¿Que tienen en común una instagramer que hace repostería, una youtuber enfocada en análisis filosófico de la política, y una escritora? En qué desde sus redes intentan explicar (y a nosotros) las repercusiones de la guerra en Ucrania, desde lo racional a lo íntimo, como un fenómeno personal.

Si, está nevando en Kharkov

Dinará Kasko (en Instagram @dinarakasko ) era una chica normal que subía fotos de sus postres a su cuenta de Instagram, tenía un negocio y estaba feliz por llegar a los 700 mil suscriptores, hasta que los rusos invadieron. Desde entonces está madre y esposa ucraniana vive con sus dos niños en un sótano de su ciudad, Kharkov, mientras que desde su cuenta en Instagram hace su propia trinchera para contar al mundo lo que vive su pueblo, una nación a punto de ser borrada de la Historia. Ver sus stories de Instagram es compartir la angustia de quién ve su hogar convertido en frente de batalla, pero también es contemplar a alguien fuerte que empieza a romperse.

El día que empezó la invasión a su país Dinará escribió en su Instagram: “Me desperté con explosiones. Rusia ha declarado la guerra. Es muy difícil respirar cuando te tiemblan las gafas, cuando no entiendes que es lo siguiente que pasa. De dónde nos van a disparar, y lo más importante ¿Por qué? Amo Ucrania, amo mi Kharkov. Vivo aquí y aquí hice mis planes. ¡Estoy en casa! Lloro con todos los ucranianos (…) Mientras permaneces en silencio hoy, mañana nos dispararán más. Sal, no te quedes callado ¡Haz algo! Sus tanques están a 40km de mi casa y tengo miedo. Pero no quiero morir bajo el fuego de vecinos que me son simpáticos. A quien no le guste estas palabras cancele su suscripción, borrate o únete a nosotros bajo las explosiones. Tal vez podamos pensar en algo. O tal vez un tanque golpee contra nuestra casa y no nos importará ya nada más. Venga, todos son bienvenidos a Ucrania”.

Según el viejo dicho, está mal pero se puede empeorar

Kukka-Maria Ahokas (@kmahokas) es una escritora y periodista cultural y de investigación finlandesa. El fin de semana último en plena escalada de la guerra de Ucrania, Vladimir Putin amenazó a Suecia y Finlandia con “consecuencias políticas y militares graves”, esto a raíz del apoyo expreso de estos países a Ucrania. Desde entonces la tensión se cierne en el país del Papá Noel. Desde su cuenta en Facebook la joven escritora posteó la sensación en torno a un clima geopolítico cada vez más enrarecido, mientras señala con agudeza, los extraños nuevos caprichos de consumo que se han producido entre los finlandeses por la no tan lejana amenaza rusa:

“Saludos desde mi tierra. Hace 2 semanas regresé a Finlandia y resultó una mala idea. Fui a ver los ponis para evitar pensar que tenemos 1.300 kilómetros de frontera con Rusia. Una parte de mi familia es de Carelia, el territorio que Rusia nos quitó en la Segunda Guerra Mundial. Las pastillas de yodo se han agotado en las farmacias. Ese fármaco ayuda a evitar que la tiroides absorba el yodo radiactivo. Es porque ahora, las tropas rusas controlan la planta nuclear de Chernobyl. Para nosotros esto suena mal porque la vez pasada – en el 1986 – la nube radioactiva nos cayó encima. Finlandia no pertenece a la Otan pero tiene el servicio militar obligatorio para todos los hombres. Mis familiares aún no han recibido cartas de invitación de las Fuerzas Armadas pero el ejército sí está entrenando durito. Nuestro gobierno ya envió armas a Ucrania, lo que no le gusta a Putin. Lima ya me parece una ciudad segura.”

Guerra: relación de unos hombres con otros hombres

La española Paloma Hernández es una analista filosófica de los trasfondos conceptuales de la política. Heredera del Materialismo Filosófico de Gustavo Bueno, desde su canal de Youtube, Fortunata y Jacinta, explica de una manera más fría y distante, y a la vez más crítica y rigurosa lo que subyace en esta guerra y lo que podemos entender por Paz:

“La paz política lejos de ser la negación de la guerra no es sino su resultado, como señala Aristóteles en La política. Por otra parte  el pacifismo pasa por alto que toda paz no es sino el orden impuesto de los vencedores después de una guerra previa. Y que todo conato de una nueva guerra no es sino el intento de imponer una nueva paz. (…) En efecto, la pax americana que defiende la OTAN no parece compatible con la pax rusa por el que aboga Putin (…)  Puesto que EE.UU. no dio ninguna garantía sobre [la no integración de la OTAN de] Ucrania, forzó la invasión rusa, lo que llevó  también al cierre del gaseoducto NordStream2”

Desde ángulos próximos y lejanos, desde la filosofía política a la crónica literaria, estás tres mujeres europeas expresan los distintos grados de este momento.

Hans Alejandro Herrera
Consultor editorial y periodista cultural, enfocado a autoras latinoamericanas, Chesterton y Bolaño. Colaborador de ContraPunto
spot_img

También te puede interesar

Últimas noticias