spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
jueves, 24 de junio del 2021

La cúpula debe ceder

El partido de izquierda FMLN tuvo una de sus peores derrotas electorales desde su nacimiento como instituto polí­tico el pasado 4 de marzo, ha retrocedido de tal manera que, sus resultados legislativos son casi calcados que en su primera participación electoral en 1994; y la victoria del partido ARENA es similar a las del año anterior mencionado. Una derrota humillante para un instituto polí­tico que llenó de esperanzas de cambio a la población a su llegada a la Presidencia a penas en el 2009.

La cúpula del FMLN es exquisita en arrogancia, altanerí­a e í­mpetu de iluminadores que hacen que dentro de dicho partido polí­tico se lleven a cabo directrices que son sólo de su conveniencia. Una dirigencia con similares atribuciones de sabidurí­a al Oráculo de Delfos.

El malestar del accionar del partido en el Gobierno venia rebalsando a la población, muchos les advirtieron, pero como era de esperarse las crí­ticas fueron ignoradas. Lo peor del actual FMLN que todo aquel que le critique es una “golondrina”.

La dirigencia del FMLN, no debe sólo interpretar que se castigó por su mal desempeño en el Gobierno sino como partido polí­tico, al cerrar las puertas a personas que no quieren seguir ejemplos graves como Venezuela. Si bien será difí­cil que dicho partido se desligue de Venezuela por las bondades que le proporciona ALBA Petróleos, pero es momento preciso de repensar esa postura que tanto daño le hace a la izquierda.

El FMLN ante una derrota de tal magnitud necesita, le urge una depuración sistemática desde su cúpula ortodoxa, pasando por sus débiles y obsoletos diputados, luego renovar por completo las bases o bien abrirles nuevamente la puerta a esos elementos que fueron desplazados por ser crí­ticos ante las decisiones de la cúpula. La izquierda en El Salvador, tiene la peculiaridad exuberante de intelectuales que a pesar de sus errores están dispuestos asumir una responsabilidad polí­tico partidario. La dirigencia debe ser humilde y ceder espacios.

Por momento la dirigencia está interpretando mal el mensaje de la población, haciendo retoques mediocres en el Gabinete de Gobierno; rotaciones con las mismas alineaciones, lo que se espera es que la comandancia ceda y lleguen elementos con ideas frescas, sin perder el rumbo progresista.

La dirigencia y la militancia deben asumir responsabilidades, por momento los factores externos de la derrota (según la cúpula y militantes) del FMLN son; los cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional, la Fiscalí­a General de la Republica, la Sección de Probidad, el bloqueo del partido ARENA y Nayib Bukele, a mi ver les faltó uno, el Imperialismo Yanqui ¿no? Acá quienes son los responsables fueron la cúpula autoritaria, nadie más.

El actual FMLN necesita una enérgica revisión de sus cuadros que le son dañinos, dado que perder de la manera que lo hizo con una oposición desastrosa, eso deberí­a de darles vergüenza.

ARENA celebra una victoria que hasta cierto modo no es de él, ya muchos analistas comparten que no deberí­an llenarse de ego, porque en esta ocasión fue el voto de castigo contra el FMLN. Si bien ARENA mantiene una lí­nea conservadora muy rancia, a pesar que ha cerrado filas a jóvenes liberales, ha estado en una constante renovación y eso es importante. Sin embargo, pareciera que la población empieza a dar machetazos primero por al lado izquierdo y luego sigue por el derecho.

Una funcionaria del Gobierno manifestó que no se fomentara el odio ni el revanchismo tras la derrota del partido de izquierda, pero quienes están tomando odio y revanchismo es la dirigencia del FMLN y sus militantes a la población, al hacer analogí­as tan absurdas como la de Jesús y Barrabás o culpar de “lo mal que le irá a la población por no haber dado los votos al FMLN”. El mismo revanchismo que tomó Nicolás Maduro al perder las elecciones legislativas en 2015 en Venezuela. Lamentablemente se tení­a que llegar al extremo de no darles votos, sino ¿cómo iban a entender? ¿acaso la cúpula es abierta a crí­ticas? No.

Un elemento que quizá salga del análisis técnico, es el hecho de la burla y comentarios contra los seguidores de Nayib Bukele, dado que muchos de estos seguidores fueron simpatizantes y muchos hasta del voto duro del FMLN, y logra también acuerpar personas de derecha. Al parecer las burlas quien se las está llevando ahora es la cúpula de dicho partido, es lamentable que los ataques a los que tildan de “golondrinas” sea por el mero hecho de no estar de acuerdo con la lí­nea del FMLN, lo que no quieren es darse cuenta que entre más ataques hacia Bukele más crece el descontento al Frente; si dicho personaje parece el mesí­as del pueblo y conlleva componentes de populista, eso lo deben premiar o castigar con los votos. Por ahora esas “golondrinas”, provocaron el declive electoral del FMLN.

La próxima legislatura llegará con una aplastante fuerza de derechas, el FMLN será insignificante en la Asamblea Legislativa, es dañino que no exista un balance de fuerzas, eso imposibilita al momento de nombramientos la imparcialidad y la idoneidad de funcionarios como, Fiscal General, magistrados de la Sala de lo Constitucional y magistrados de Corte de Cuestas.

La cúpula debe analizar los funcionarios del actual Gobierno que visten de buena percepción de popularidad, ahí­ tomar y recomponer la dirigencia, posiblemente encuentren muchos que quizá nunca tomaron un fusil, pero si desean que el proyecto polí­tico del FMLN persista, deben ceder, sino la derrota del 4 de marzo será la antesala de su réquiem.

spot_img

Últimas entradas