spot_img
spot_img
jueves, 06 de mayo del 2021

Juez condena hasta 74 años de cárcel a 373 mareros e insta investigar a “gánsteres políticos”

El juez recriminó al Ministerio Público de posiblemente haber cometido omisión de investigación, por no procesar a los políticos mencionados en este caso pese a que hay indicios de que habrían cometido delitos

spot_imgspot_img

El Juzgado Especializado de Sentencia “A” condenó a 373 mareros a penas que van desde 4 a 74 años de prisión, a la vez instó a la Fiscalía General de la República (FGR) a investigar a los políticos y exfuncionarios que fueron grabados en video negociando con delincuentes, para obtener favor electoral en las votaciones presidenciales de 2014 y en las de alcaldes y diputados de 2015.

Esto se registró durante el fallo realizado en contra 426 presuntos pandilleros, ligados al caso denominado “Operación Cuscatlán” por diversos delitos como homicidios, extorsión, tráfico de armas y lavado de dinero.

En este juicio histórico en contra de mareros de la MS13,  fueron procesados la mencionada cantidad de sujetos, de los cuales fueron condenados 17 “jefes históricos” y solo 53 fueron absueltos.

Entre los condenados a las penas mayores de prisión están los cabecillas de la MS: Borromeo Hernríquez Solórzano, quien purgará 39 años por coautoría en el delito de homicidio. Saúl Antonio Turcios y Élmer Canales Rivera fueron declarados culpables de dos casos de asesinato y se les impuso 60 años de cárcel a cada uno. Dionisio Arístides Umanzor Osorio fue condenado a 14 años.

El fiscal general, Raúl Melara, se mostró satisfecho por las condenas esto al decir: “El resultado del juicio del caso Operación Cuscatlán es un éxito total. Sacamos de circulación a casi 400 pandilleros”.

Por otra parte, el juez recriminó al Ministerio Público de posiblemente haber cometido omisión de investigación, por no procesar a los políticos mencionados en este caso pese a que hay indicios de que habrían cometido delitos como peculado, fraude procesal, fraude electoral e incluso lavado de dinero.

Los señalados son el exministro de Defensa, David Munguía Payés; el exdirector de la Policía Nacional Civil, Howard Cotto; el alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt; el exdiputado de ARENA Roberto Angulo; el exgobernador del gobierno del FMLN, Arístides Valencia; el exministro de Justicia, Benito Lara; el diputado de Arena, Norman Quijano; el expresidente del COENA, Jorge Velado y el fallecido exalcalde de Ilopango, Salvador Ruano.

En función de la transparencia del caso, Salazar ordenó que se proyectaran unos vídeos a la prensa para que pudiera observarse a los políticos realizando esta acción que se les señala.

En la grabación se observa que Norman Quijano le ofreció a los delincuentes instalaciones militares para rehabilitarse y destinar $100 millones a las alcaldías para que se invirtieran en recuperación de territorios.

Previamente a esta evidencia, el excandidato presidencial juró “por Dios” que jamás se había sentado con los pandilleros y negó los señalamientos realizados por el criteriado “Noé”.

Mientras el alcalde Muyshondt admitió anteriormente que se reunió con mareros para pedirles que permitieran a la ciudadanía salir a votar con la venia de su partido, pero que fue por órdenes del tricolor.

Sin embargo, en una entrevista reciente que Contrapunto le hizo al funcionario, este negó todo tipo de acusación.

LEA TAMBIÉN: Ernesto Muyshodt: “Soy inocente. Nunca me he reunido con pandilleros para ninguna naturaleza, ni para obtener votos, ni para pedir dinero, ni nada”

Mientras audios de intervenciones telefónicas que se le hicieron a pandilleros revelaron que cabecillas de la MS tenían comunicación con funcionarios como el exministro de Defensa, David Munguía Payés; el exministro de Seguridad, Benito Lara, “Howard”, el “jefe de los azules”. Ante esto, el juez dijo a Fiscalía que investigue quién es Howard.

En los tipos de tratos que se logran escuchar en las intervenciones de los políticos y los delincuentes es por ejemplo, dar uniformes de la Fuerza Armada para que esto los usaran para hacer sus fechorías.

Ante esta situación, el juzgador  llamó “gánster” a los políticos debido al tipo de acciones en las que han sido detectados.

“En este país entonces tenemos dos tipos de gánster: los gánster pandilleros y los gánster políticos”, dijo el juez sobre las negociaciones de políticos con la MS-13.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias