sábado, 22 de enero del 2022

Jair Bolsonaro ingresado de urgencia en un hospital de San Pablo por problemas intestinales

El cirujano del presidente del Brasil, Antônio Luiz Macedo, dijo desde Bahamas que retornará a su país para atender el caso, que podría ser una nueva obstrucción intestinal

spot_img

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue hospitalizado de urgencia en la madrugada de este lunes para tratar una posible obstrucción intestinal, informó la prensa local.

Bolsonaro, de 66 años y en el poder desde 2019, fue trasladado al hospital Vila Nova Star, en San Pablo, tras aterrizar procedente de Santa Catarina (sur), donde pasó las vacaciones de fin de año.

“Comencé a sentirme mal después del almuerzo del domingo. Llegué al hospital a las 3h00 de hoy. Me colocaron una sonda nasogástrica. Se harán más exámenes para una posible cirugía de obstrucción interna en la región abdominal”, dijo el mandatario en un tuit junto a una foto que lo muestra con el pulgar levantado.

“Es la segunda hospitalización con los mismos síntomas, como consecuencia de la puñalada (6 y 18 de septiembre) y 4 cirugías mayores”, agregó Bolsonaro.

Más temprano, un escueto comunicado divulgado por la secretaría de Comunicación Social de la Presidencia dijo que el líder ultraderechista fue ingresado para ser sometido a diferentes exámenes “tras sentir molestias abdominales”.

“El presidente se encuentra bien”, agrega la nota de la Presidencia, que anunció que divulgará otros detalles sobre la situación del líder ultraderechista posteriormente, cuando sean divulgados nuevos boletines médicos del hospital.

De acuerdo con un boletín de Hospital Vila Nova Star, el gobernante fue ingresado en la madrugada con un estado de “suboclusión intestinal” pero “está estable y en tratamiento”.

El centro de salud agregó que la situación del presidente será evaluada este mismo lunes por los médicos que lo atienden desde 2018 y que por el momento no hay previsión de alta.

Según el portal de noticias de la UOL, que cita declaraciones de Antônio Luiz Macedo, el cirujano que operó al mandatario cuando fue herido en plena campaña electoral en 2018, el diagnóstico inicial es una nueva obstrucción intestinal.

Dicho tipo de oclusión, según los especialistas, provoca dolores abdominales, vómitos y náuseas.

Macedo, quien operó a Bolsonaro tras la puñalada en septiembre de 2018 y ha seguido la evolución del caso desde entonces, dijo que la delegación presidencial le informó que el mandatario siente dolor abdominal y, por lo tanto, fue trasladado al hospital. Sin embargo, no cree que sea necesario que Bolsonaro se someta a una cirugía, según informa el medio G1.

El médico se encuentra en las Bahamas y está esperando que un avión regrese a Brasil para evaluar el estado del presidente.

Bolsonaro dijo que Macedo llegará a las 15 hora local.

Desde que fue apuñalado durante la campaña electoral de 2018, Bolsonaro ha sido sometido a cuatro cirugías como resultado del episodio. También tuvo otros dos procedimientos no relacionados con la herida: extracción de un cálculo en la vejiga y una vasectomía. En julio, tuvo que ser hospitalizado por hipo persistente.

Bolsonaro se encontraba de vacaciones en el estado de Santa Catarina junto a la primera dama, Michelle Bolsonaro, y otros familiares, además del equipo de seguridad.

La visita del mandatario a la costa de Santa Catarina estuvo marcada por encuentros con simpatizantes en la playa, paseos en moto de agua, cena en una pizzería e incluso una visita a un parque temático donde actuó como piloto tras espectáculo.

En los últimos días, la oposición criticó a Bolsonaro por no haber interrumpido sus vacaciones para monitorear la situación en el estado de Bahía, golpeado por fuertes lluvias e inundaciones.

spot_img

También te puede interesar

Agencias Internacionales
Agencias internacionales de prensa
spot_img

Últimas noticias