spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
miércoles, 04 de agosto del 2021

Irán: 15 mil para desestabilizar a un gobierno

spot_img

El gobierno iraní­ fue electo en mayo 15 de 2017, participando 41, 220,131 votantes (73.1% del padrón), de los cuales el 57.13% reeligió al ejecutivo, siendo los resultados conocidos el dí­a siguiente por intermedio del Ministerio del Interior, validados por observadores, 70,000 en total (UN, ONU, Estados de Asia del Sur, Oriente Medio y Extremo Oriente), quienes no reportaron incidentes y que destacaron la masiva y diversa participación (todas las comunidades integradas, incluso la hebrea residente en el paí­s, logrando representación legislativa), el orden y la expedición del mismo, pues los resultados fueron conocidos y aprobados por asistentes y observadores, en tiempo real y expedito, legitimándolos.

Sin embargo, el 28 de diciembre, jóvenes se han concentrado en algunas ciudades y sin superar los 15,000 participantes de acuerdo a la periodista de la BBC, Kasra Nají¬, quejándose por el encarecimiento de la canasta básica, el 15% en los últimos 10 años, y la consecuente caí­da en el nivel de vida. Señalan además que la corrupción no se ha atendido contundentemente así­ como que la nación participa en “aventuras” que impiden su resolución.

Ya en su segunda noche lamentablemente, habí­an fallecido 19 personas de acuerdo a la misma fuente, surgiendo espontáneamente otras marchas ““ en torno a las 300,000 personas, en diversas provincias, el sábado 30-apoyando al gobierno, contrastando diametralmente su número con el de las protestas.

¿De dónde entonces aparecen las imágenes de las protestas contra el gobierno?

Imágenes de pelí­culas, de protestas en otros paí­ses y hasta montajes son las que deforman la realidad iraní­, entre quienes como responsables se encuentran Kambree Kawahine Koa, quién muestra imágenes de una protesta de 83,000 personas sucedida en Barí¨in en 2011, y Emran Feroz mostrando a una persona en hiyab que se lanza contra antimotines, siendo la imagen un montaje original de la pelí­cula “Gold Collar”, o la de una protesta originada en Buenos Aires, contra Macri, y que se atribuyó al igual que otra pro gubernamental realizada en Teherán el pasado lunes, a los protestantes, quienes se desmarcan del discurso de apoyo de Trump, que solo logró desactivar las protestas ya el domingo, pues su nombre fue para aquellos una descalificación ante la población.

Lo cierto es que vemos de nuevo el intervencionismo estadounidense en temas sobre los cuales es insolvente, demandando respeto a los mismos DDHH que violentó en Ferguson y Wall Street, donde dio de baja a decenas de protestantes, en jornadas de extrema violencia provocada desde el estado. Se debe añadir el interesado manejo noticioso, el llamado a la radicalización y las instrucciones para desestabilizar al gobierno, colgadas por el Departamento de Estado, es decir, la vieja receta aplicada a los indeseables para EU.

Irán afronta las mismas dificultades que el resto, agravadas por sanciones y presiones externas que promueven su debilitamiento en favor de Arabia Saudí­ e Israel, y sin embargo, es también el garante regional al contrarrestar su injerencia, por lo que EU debiese escuchar las advertencias que sobre su polí­tica injerencista hace Ron Paul: “”¦terminará destruyéndonos”¦”

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias