spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
martes, 27 de julio del 2021

Iglesia Católica abrirá templos con “muchas limitaciones y restricciones”

Dentro de las medidas de prevención que tomará cada parroquia será la de tomar la temperatura de los fieles a los oficios religiosos.

spot_img

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, explicó que a partir de este domingo los templos católicos volverán a abrir sus puertas a los fieles, pero tomando  “muchas limitaciones y restricciones”, propias de los protocolos que obliga la pandemia del nuevo coronavirus.

Dentro de las medidas de prevención que tomará cada parroquia será la de tomar la temperatura de los fieles a los oficios religiosos, además de desinfectarse las manos con alcohol gel y la desinfección de los zapatos antes de ingresar a los templos.

“Estamos ante una situación todavía difícil y crítica”, reconoció el jerarca, y agregó que “la pandemia no ha pasado, pero ha disminuido y hemos visto por eso con los obispos que ya es tiempo de celebrar nuestra fe comunitariamente ante la presencia física de los fieles, pero conscientes del riesgo y de la necesidad de tomar todas la medidas”.

Monseñor Rafael Urrutia, canciller del Arzobispado de San Salvador, explicó que el protocolo sanitario dentro de los templos iniciará con un control no masivo de los fieles en las eucaristías, y para lograr este objetivo la iglesia iniciará su reactivación en fases, la primera del 30 de agosto al 15 de septiembre.

“Se permite en estos 15 día la asistencia grupal, pero no masiva a la misa los jueves, sábados y domingos”, aclaró Urrutia, e indicó que dentro del templo se debe mantener el distanciamiento de dos metros entre fieles. También solo se permitirá un tercio de la capacidad de cada templo.

Urrutia detalló que en la fase dos, del 16 al 30 de septiembre, la iglesia preve restablecer los servicios dominicales y diarios con “misas todos los días manteniendo las misas necesarias para atender la mayor parte de la feligresía de las parroquias”, por lo que han coordinados con todas las iglesias aumentar la cantidad de misas sin aglomeraciones, y que no supere la mitad de la capacidad del templo.

Y a partir del 1 de octubre la actividades se ampliarán siguiendo siempre con las medidas sanitarias.

Los líderes de la iglesia católico recordaron que en la nueva normalidad los fieles deberán ser evaluados en su temperatura, desinfectarse las manos con alcohol gel y la desinfección de los zapatos antes de ingresar a los templos.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias