spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
miércoles, 28 de julio del 2021

Guerrilla y gobierno colombiano firman cese de fuego

FARC dice: "El acuerdo no es una capitulación de la insurgencia"

spot_img

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, celebró este jueves en La Habana el acuerdo histórico de cese del fuego logrado entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y su delegación gubernamental, además afirmó que "llegó la hora de vivir sin guerras y ser un paí­s en paz".

"Hoy es un dí­a histórico para nuestro paí­s. Después de 50 años de enfrentamiento hemos puesto un punto final al conflicto armado con las FARC. Lograr este acuerdo nos llena de fe y esperanza", apuntó el presidente Santos.

El acuerdo alcanzado "significa el fin de las FARC como grupo armado", aseguró con euforia Santos, quien invitó a la guerrilla a dirimir la diferencia por los cauces democráticos a partir de ahora.

El mandatario colombiano aprovechó su intervención para recordar que los niños y jóvenes de Colombia "no han conocido un solo dí­a sin conflicto armado".

Santos señaló que los colombianos veí­an a diario noticias con "imágenes de dolor y sufrimiento y nos acostumbramos al horror de la guerra, pero hoy con la firma de este acuerdo damos vuelta a esta trágica página de esta historia".

El Gobierno colombiano y las FARC alcanzaron este jueves un acuerdo para el cese del fuego bilateral y definitivo que también incluye la dejación de las armas por parte de la guerrilla.

El acuerdo fue refrendado por Humberto de la Calle, jefe negociador gubernamental, y por el jefe guerrillero Luciano Marí­n Arango, alias "Iván Márquez", en presencia del presidente Santos y el jefe de las FARC Rodrigo Londoño, alias "Timochenko".

Por su parte, el jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño alias "Timochenko", aseguró que el acuerdo del cese del fuego alcanzado con el Gobierno colombiano "no es una capitulación de la insurgencia".

"Lo que está a punto de sellarse no es una capitulación de la insurgencia, sino el producto de un diálogo serio por parte de dos fuerzas que se enfrentaron durante más de medio siglo, sin poder derrotarse ninguna a la otra", señaló "Timochenko".

El jefe guerrillero aseguró que la firma del acuerdo "es la mejor oportunidad para que nuestro pueblo se enrumbe a una paz duradera" y manifestó que Colombia "necesita la paz, basta ya de la violencia".

“Timochenko” confirmó que la guerrilla hará polí­tica, “pero por medios legales y pací­ficos y con las mismas garantí­as que tienen el resto de las fuerzas polí­ticas".

"Que éste sea el último dí­a de la guerra", concluyó su discurso el jefe de las FARC ante las delegaciones asistentes a la firma del acuerdo histórico.

El Gobierno colombiano y las FARC alcanzaron este jueves un acuerdo para el cese del fuego bilateral y definitivo que también incluye la dejación de las armas por parte de la guerrilla.

El acuerdo fue refrendado por Humberto de la Calle, jefe negociador gubernamental, y por el jefe guerrillero Luciano Marí­n Arango, alias "Iván Márquez", en presencia del presidente Santos y "Timochenko".

El acuerdo era uno de los puntos que generaba más reticencias en la guerrilla, por el recuerdo de la experiencia de la Unión Patriótica en la década de los 80.

En aquella ocasión la guerrilla se mantuvo armada pero apostó electoralmente por la Unión Patriótica, que sufrió los ataques de grupos paramilitares a unos 5.000 de sus miembros que fueron asesinados, entre ellos dos candidatos presidenciales, ocho congresistas, 70 concejales y 11 alcaldes.

En el histórico acuerdo de este jueves, ambas partes se comprometieron a elaborar una hoja de ruta para que a los 180 dí­as después de la firma del acuerdo final haya concluido el abandono de las armas por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Las FARC entregarán las armas a miembros de las Naciones Unidas en tres etapas y éstas serán fundidas para la elaboración de tres monumentos nacionales.

La verificación de la dejación de las armas será realizada por un grupo de trabajo compuesto por ambas partes y también por observadores de las Naciones Unidas, principalmente formados por paí­ses de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC).

En al acto de La Habana se encontraba seis presidentes latinoamericanos ““el anfitrión, el cubano Raúl Castro; Michelle Bachelet (Chile) y Nicolás Maduro (Venezuela), paí­ses acompañantes del proceso, y Enrique Peña Nieto (México), Danilo Medina (República Dominicana) y Salvador Sánchez Cerén (El Salvador)-, además de los representantes de los Gobiernos de Noruega y el enviado especial de Estados Unidos, Bernie Aronson.

Lea también: Cerén, testigo de honor de la paz en Colombia

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias