spot_img
spot_img
lunes, 10 de mayo del 2021

Guerra declarada a los ciudadanos inscritos para votar

Este mensaje va dirigido para la mayorí­a de los salvadoreños votantes en todo el territorio nacional que no están inscritos en partidos y menos va dirigido para aquellos fanáticos cómplices de las dirigencias de partido roban y explotan al pueblo salvadoreño y que se consideran ¡voto duro!

Mi propósito esta vez es darles a conocer la nueva estrategia que han debido poner en marcha los partidos tradicionales para lavarte el cerebro, convencerte de que nada va a cambiar por lo que no debes salir a votar, en la próxima elección presidencial.

Esta nueva, aunque predecible estrategia se pone en marcha luego de haber fracasado las sucias maniobras judiciales ejecutadas que no pudieron evitar la inscripción del candidato del partido polí­tico Nuevas Ideas.

Entremos ahora en el tema.

No sé cuántos de ustedes ¿Conocen sobre Guerra Polí­tica?

¿Guerra psicológica? o la ¿Guerra total?

Por esta razón ilustraré como Mao Tse-tung o Mao Zedong o simplemente Mao quien dirigiera las fuerzas comunistas en contra de Sun Yat-sen conocido como El padre de la patria y el general Chiang Kai-shek, quienes eran apoyados por los EE. UU., y quienes contaban con superioridad en lo que se refiere a material militar aviones, caballerí­a, etc. Y pesar de esta superioridad, deben retroceder y refugiarse en Taiwán, perseguidos por Mao y su mal armada guerrilla.

Convirtiéndose entonces Mao en el lí­der de la China Popular.

¿Cómo es posible que pierda la guerra el general Chiang si contaba con superioridad militar?

Mao gana lo que se llega a conocer como la “guerra polí­tica” o la “guerra psicológica”, en pocas palabras, esto quiere decir que ¡ganó la mente de la mayorí­a de los chinos! y estas masas unificadas le dieron la victoria sobre las armas.

A partir de entonces el concepto de Guerra Total se acuña y los diferentes ejércitos del mundo empezaron a consolidar la guerra militar, con la guerra polí­tica.

En la guerra militar participan personal entrenada tropa y oficiales, usan armas y causan baja al enemigo.

En la guerra polí­tica participan civiles, hombres y mujeres de toda edad, sin entrenamiento. La pluma, el papel, boletines, panfletos, medios de prensa, cine, radio, tv, rumores todos estos se utilizan como armas que buscan unificar mentes en contra del enemigo o dividir al enemigo.

El objetivo es ganar voluntades, y crear voluntad de lucha en contra de los enemigos. O al contrario hacerle creer al enemigo que es débil, que está dividido y que pelea en contra de una fuerza que no podrá derrotar.

En tiempos en los que no se da el enfrentamiento armado, la guerra polí­tica se dirige a los lí­deres y estructuras polí­ticas, para fortalecerlos o debilitarlos.

Se busca entonces hacerte creer que tu lí­der pierde popularidad y que el opositor aumenta su popularidad y llegado el dí­a de las elecciones, la propaganda te ha convencido de que tu candidato ha perdido su popularidad, es corrupto, etc. y decides no ir a votar, pues la prensa te convenció que tu candidato, no tiene posibilidades.

Entonces el rival gana las elecciones o se le facilita cambiar el resultado de las elecciones o se debe participar en una segunda vuelta, en la que la diferencia en votos o circunstancias facilitan un nuevo fraude.

En los EE. UU. recientemente toda la prensa tradicional anunciaba en las cuestas que la candidata Hillary Clinton ganarí­a las elecciones pues su popularidad era del 98 %, no tení­a rival, nadie la podí­a derrotar y con esto esperaban desestimular a los votantes republicanos, para que mejor fueran al cine, en lugar de ir a votar por Donald J. Trump.

Igual sucedió recientemente en México en donde el pueblo se volcó a las urnas y dio a Manuel López Obrador (AMLO) más del 50 % de los votos, una victoria tan amplia que evito una segunda ronda electoral y evito un posible fraude. Resulta que el programa de las computadoras estaba programado para darle el triunfo al PRI, si la diferencia de votos era de un 15 o 17 %.

Siendo la diferencia votos mayor el triunfo de AMLO, no se pone en duda y su victoria es aceptada.

En ambos casos EE. UU. y México, la propaganda de los medios de prensa tradicional, que están al servicio de quienes nos impiden el progreso, estuvieron en contra de los candidatos ganadores. Algo por casualidad a lo que sucede en El Salvador.

Pero resultó en esos paí­ses que quienes votan, los ciudadanos y no la prensa, son quienes eligen a sus gobernantes y no se dejaron engañar por la propaganda de quiénes toda la vida los ha burlado.

Hoy el mismo accionar y manipulación se percibe que los dueños de partidos y cúpulas partidarias tradicionales hacen al instrumentar a la prensa tradicional en El Salvador.

Haciendo memoria: ambos partidos tradicionales trabajaron la ví­a judicial para evitar la candidatura de quien en las encuestas obtendrí­a más del 50 % de los votos.

Al fracasar las cúpulas han debido actuar más estrechamente y esto es comprobable con la reciente ruptura de relaciones con Taiwán. No has visto titulares de la prensa tradicional diciendo que Taiwán rompió relaciones, con El Salvador. Y que el FMLN ante es el culpable de crear una pésima imagen de los salvadoreños en el mundo, al pedir dinero a cambio de mantener las relaciones diplomáticas.

Solo el vocero de FUSADES Rafael Domí­nguez se atrevió a denunciarlo y ahora debe trasmitir de FB, pues lo corrieron de la TV de AGAPE. Es probable que los donantes de AGAPE dijeran a los curas, si no lo cortan, no hay donaciones. Ante esta amenaza los curas muy obedientes lo despiden.

Así­ como la MS trabajan los intereses corruptos.

Lo lamento Rafael, así­ me sentí­ yo de mal cuando te pidieron que no me entrevistaras más.

Bueno si no te diste cuenta de esta forma se comprueba, una vez más, el trabajo en equipo de las cúpulas partidarias. Actúan en el cambio de los resultados electorales de alcaldes y diputados, trabajan juntos en la cancelación de CD, el intento judicial de impedir la inscripción de Bukele, en el tema Taiwán.

Ahora nuevos planes se ponen en marcha y las cúpulas están de acuerdo, pues el objetivo es impedir que la tercera fuerza gane.

No votan juntos en la asamblea pues ARENA tiene mayorí­a y no es necesario darse color. ARENA viola la ley al autorizar que se vote con DUI vencido.

Con el DUI vencido no puedes cambiar un cheque, no puedes salir del paí­s, no puedes hacer ningún trámite legal. ¡Pero si puedes votar! El derecho al voto es menos importante que cambiar un cheque.

Esta maniobra no es más que facilitar a miles de tenedores de DUI de honduras y otros emitidos en forma fraudulenta que puedan votar. De septiembre a enero todo DUI, si está vencido se puede renovar. Pero cuando el propósito es robar la elección los corruptos violan la ley. Buscan llegar a segunda vuelta y crear oportunidad de fraude.

Se supone el presidente vetará lo aprobado por ARENA, verá que no sucederá pues las cúpulas trabajan juntas.

Este tipo de maniobras es utilizado por gobiernos dictatoriales, fascistas, comunistas los que no desean que la expresión popular se dé.

Claro, la aprobación de los diputados de ARENA en forma aislada no funciona, debe implantarse junto a otras para lograr el resultado deseado, pues la desventaja es muy grande.

Debes haberte dado cuenta, que desde que el candidato de la tercera opción los burló y se inscribió, la campaña por los medios de prensa tradicionales en su contra ha aumentado.

Todos los lectores pueden comprobar que las encuestas publicadas desde que es candidato oficial a la presidencia han venido a la baja y la de los candidatos de partidos tradicionales va en aumento.

Esta es guerra polí­tica y llegado el dí­a de las elecciones el propósito de esta maniobra es que las encuestas estén cerradas pues ellos buscan el fraude en primera o segunda vuelta. Pretenden que la diferencia entre el ganador y el segundo no pase del 15 % de votos y que alcance más del 50 % de los votos.

Con esta campaña de mentiras la tercera opción bajara puntos cada semana, ellos pretenden decepcionarte, que no vayas a votar, igual como intentaron hacerlo en EE.UU. y México y fracasaron.

Es por esto amigos, ciudadanos con derecho a votar que no deben creer en este montaje que será brutal por prensa, radio y TV van a suturar sus medios en busca de lavarte el cerebro y que no vayas a votar.

Es entonces que se hace necesario volcarse a las urnas para que tu voluntad no sea burlada de nuevo, cómo en las elecciones de alcaldes y diputados. El 80 o 100 % de los aptos para votar deben participar.

Recientemente La Prensa Gráfica, como gran noticia anuncia que, si las elecciones fueran hoy, Bukele ganarí­a, eso lo sabemos todos.

Ahora la guerra polí­tica: CACA aparece con un aumento significativo aumento en popularidad, algo que ni ellos creen, y a medida que se acerquen a las elecciones estas fraudulentas encuestas dirán, que hay un empate técnico.

¡Ah, lo dice la prensa! y lo repetirán los fanáticos.

Si caes en este lavado de cerebro, habrás perdido la oportunidad de tu vida.

Salvadoreño el voto por tu candidato para que gané deberá exceder el 50 %, abuelos, hijos, nietos, deben ir a votar, si deseas que tu voluntad sea respetada. Así­ se dieron los triunfos en EE. UU. y México.

Entonces y solo entonces, el combate a la corrupción que avanza en esos paí­ses llegará a El Salvador y los planes de desarrollo para nuestro paí­s que plantean EE. UU., y México generarán empleo, bienestar y veremos la muerte lenta de la corrupción.

Ahora ya conoces un poco de la guerra polí­tica, esta no mata personas, pero asesina derechos y libertades.

Ernesto Panamá
Ernesto Panamá
Columnista de ContraPunto, Escritor salvadoreño; Máster en Edición, con 13 obras publicadas

Últimas entradas