spot_img
spot_img
miércoles, 20 de octubre del 2021

Gracias Roberto, Cañón, hermano y amigo

Desde está página aprovechamos para enviar de parte de ContraPunto y ContraPuntoTV, así como de la Fundación Roque Dalton (FRDalton), nuestro más sentido pésame a la familia Cañas-Pohl, así como a los amigos y compañeros del Maestro e intelectual salvadoreño Roberto Cañas, quien repentina e inesperadamente falleció este domingo 24 de enero. 

Roberto fue uno de los intelectuales de izquierda de El Salvador que tenía un sólido pensamiento crítico y una experiencia grande en el análisis y en procesos de construcción de proyectos sociales, en especial en temas de educación.

Fue también un constructor de una vertiente revolucionaria de lucha en la que no medió la ortodoxia ni el extremismo que tuvieron graves efectos en el proceso político salvadoreño.

Fue un constructor nato del proceso de paz, con el que fue crítico en su deficiente implementación, precisamente por la no ejecución programas económicos y sociales que erradicaran las causas que generaron el conflicto armado y además por la  impunidad en los crímenes de lesa humanidad y de guerra, que establecieron los gobiernos después de la paz.

Tras ello, Cañas se retira del FMLN, pero enarboló proyectos de construcción y reconstrucción del tejido social salvadoreño agrietado por la violencia, la migración obligada y la falta de oportunidades en el proceso posterior a la finalización del conflicto armado.

Por su parte, la Fundación Roque Dalton (FRDalton) agradece a Roberto Cañas su permanente y valiente solidaridad y acompañamiento en la búsqueda de justicia en el caso del asesinato de Roque Dalton y de Armando Arteaga. ¡Gracias hermano!

Tenemos en ContraPunto el legítimo orgullo de haber contado como su esfuerzo como columnista semanal; igualmente uno de los más asiduos analistas de CPTV. Este es su archivo de columnas y de entrevistas que nos brindó casi desde nuestro nacimiento en 2007. ARCHIVO DE ROBERTO CAÑAS 

Trabajaremos para que su legado sea parte de un pensamiento de avanzada y de construcción de una democracia verdadera, con justicia y desarrollo de toda la sociedad salvadoreña.

Hoy estamos tristes porque nos harás falta en el diario intercambio de información, de ideas y hasta de bromas. Pero estaremos siempre orgullosos de haberle tenido entre nosotros y haber sido humildes transmisores de tus ideas, pensamiento y sueños. Por eso, lo que menos vamos a decirle es ¡Descansa en Paz!, cuando la lucha aún no termina.

spot_img

Últimas entradas