spot_img
spot_img
lunes, 29 de noviembre del 2021

GOES rechaza oferta de negociación de las maras

Pandillas aseguran querer "contribuir a frenar la violencia y los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad"

spot_img

“No dialogamos con criminales y nos apegamos a las leyes del paí­s. Es nuestra determinación”, dijo este viernes categóricamente el ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramí­rez Landaverde, ante un ofrecimiento que las pandillas o maras habrí­an hecho para dialogar y desmovilizar sus bandas.

Representantes de las tres principales y más violentas pandillas, conocidas como maras en El Salvador y Centroamérica, dieron a conocer recientemente a través de un diario local su intención de dialogar con el Gobierno, partidos polí­ticos y organismos humanitarios para desarticularse e integrarse a la sociedad.

Secundando a Ramí­rez Landavarde, el director de la Policí­a Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, también recalcó que no hay ni habrá diálogo con criminales.

La Mara Salvatrucha (MS13), Barrio 18 Sureños y Barrio 18 Revolucionarios, agrupaciones que tiene en conjunto unos 60.000 a 70.000 integrantes, aseveraron al periódico "El Faro" que desean contribuir a frenar la violencia y los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

Estos enfrentamientos han provocado en 2016 más de 500 muertos entre los pandilleros y un poco más de 60 entre los agentes del Estado. Sin embargo, los homicidios, en su mayorí­a provocados por las pandillas, ascendieron en 2016 a 5.278.

Lea también: FGR da “jaque” a Mara Salvatrucha

A causa del accionar de las maras la tasa de homicidios de El Salvador es de las más altas del mundo: 104 por cada 100.000 habitantes en 2015 y 84 por cada 100.000 habitantes en 2016, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las estadí­sticas propias de El Salvador.

En 2012 el gobierno del entonces presidente Mauricio Funes estableció la llamada "Tregua Mara" por 14 meses, en los que los asesinatos violentos bajaron a la mitad, pero no así­ las extorsiones y otros delitos como el tráfico de drogas.

Observadores locales e internacionales sostienen que las pandillas aprovecharon que la represión menguó durante la tregua para fortalecerse y profesionalizarse, así­ como para ampliar sus territorios.

“Este año vamos a profundizar los golpes contra la estructura criminal; vamos a profundizar los golpes a las extorsiones y el control del sistema carcelario", apuntó también el vicepresidente Oscar Ortiz en sesión del Gabinete de Seguridad.

Ante el ofrecimiento de las maras, Ortiz afirmó que "el paí­s no puede estar bajo la amenaza, con un arma en la cabeza. Un grupo criminal no puede competir con el Estado".

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias