spot_img
spot_img
viernes, 17 de septiembre del 2021

Generación Z

La lupa se ha trasladado a la Generación Z, un grupo de edad que está empezando a irrumpir en el mercado laboral y que es digno de un análisis profundo

spot_img

Durante todos estos años, el foco de atención estuvo sobre la Generación Millennials y sus especiales caracterí­sticas: inconformes, inestables, globalizados, multitareas y dependientes hasta el extremo de sus dispositivos móviles. 

Hoy, sin embargo, la lupa se ha trasladado a la Generación Z, un grupo de edad que está empezando a irrumpir en el mercado laboral y que es digno de un análisis profundo.   

Si bien algunos autores difieren en las fechas exactas, podemos clasificar a los integrantes de la Generación Z al conjunto de personas nacidas entre a mediados de los años 90 hasta mediados de la década del 2000. Son, definitivamente, nativos digitales y las interacciones en las redes sociales es lo más natural del mundo para ellos, mucho más que los Millennials. No en vano también se los llama Generación iGen o Generación net.

A diferencia de la generación anterior, ya nacieron con la Internet funcionando y no conciben un mundo que no esté interconectado ni dato o solución que no pueda encontrarse en la web. 

Para ellos, la vida sin Internet es algo digno de los libros de historia antigua, casi del mismo modo que nosotros nos remontamos al pasado para estudiar las épocas del Paleolí­tico. Sus medios para relacionarse principalmente son redes sociales, Facebook, Instagram, Twitter, Snapchat, WhatsApp, Badoo, Tinder y YouTube, entre otros.

Pero no todo es negativo o superficial”¦

 Un informe del periódico The New York Times destaca que los jóvenes Z han vivido desde pequeños con un presidente de su paí­s negro, leyes a favor de la comunidad LGBT+ como el matrimonio entre personas del mismo sexo y mucha concienciación en contra del racismo o el machismo. Por eso, afirma el periódico, la nueva generación parte de una base más tolerante, multicultural y con mayor preocupación social y ambiental que las anteriores. Claro, no es lo mismo en Estados Unidos que en El Salvador, pero el perfil es similar a nivel global.

Otro dato interesante es que la Generación Z cuenta con un coeficiente intelectual que sobrepasa a las anteriores generaciones según un estudio realizado en la Universidad de Stanford, de Estados Unidos, “debido a la transferencia cultural o generacional”. Esta generación aplica parte de sus habilidades las cuales están orientadas al futuro tecnológico.

Por todo esto, el desafí­o de los padres radica en cómo tratar a sus hijos de esta generación. En principio, debe ser de una manera más moderna, explorando nuevas formas de estudiar y aprender y nuevas profesiones  Se les tiene que educar en lí­mites, valores, pero brindarles cariño y compartir con ellos igual que a cualquier hijo de otras generaciones.

Sin dudas, requerirán más tiempo online para realizar sus tareas, ya que lo digital cada vez está más vigente en el sistema educativo. Pero aparte de eso deben controlar los tiempos que pasan conectados, dependiendo de la edad y alrededor de unas cuatro horas diarias. Es importante establecer reglas claras: nada de dispositivos durante las comidas porque ese es tiempo familiar. Tampoco permitirle que se lleven el teléfono a sus cuartos, aunque sí­ -dependiendo de las circunstancias- podrí­an tener un espacio de tiempo en la noche antes de irse a dormir.

Es necesario controlarlos, pero no limitarlos. En la Generación Z está nuestro futuro. Se trata de personas con una gran libertad de ideas, sin tanto prejuicios, capaces de desarrollar notables descubrimientos para la humanidad. Incluso, por qué no, con condiciones para crear el invento que en determinado momento nos salve la vida, la alargue o la haga más llevadera.

spot_img

También te puede interesar

Margarita Mendoza Burgos
Titulaciones en Psiquiatría General y Psicólogía Médica, Psiquiatrí­a infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.
spot_img

Últimas noticias