spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
domingo, 25 de julio del 2021

Gemelos, mellizos : ser y parecer mitos y verdades

El de los hermanos gemelos es un tema que permanentemente ha generado mitos y leyendas del mismo modo que ha escondido verdades.

spot_img

Se trata de algo tan difuso que las mismas pelí­culas sobre el tema, en especial las comedias o del género de terror, alimentan esa confusión.

Algo es seguro: cada vez hay más gemelos. Según CNN, aproximadamente 33 de cada 1.000 nacimientos humanos en Estados Unidos son gemelos.

Esta tasa, asegura el informe, ha aumentado en las últimas décadas, a medida que “hay más mujeres que se casan más tarde y toman medicamentos para la fertilidad o fertilización in vitro, factores que aumentan la probabilidad de nacimientos múltiples”.

Para empezar, hay que decir que en los gemelos idénticos ese ví­nculo puede ser más fuerte de lo normal, pues comparten el mismo patrón genético y tendrán ambos el mismo sexo, es decir que son producto de la unión de un óvulo con dos espermatozoides.

En los gemelos fraternos, en cambio, se juntan dos óvulos con dos espermatozoides, pero el mayor ví­nculo se establece al nacimiento, que es cuando empiezan a interactuar el uno con el otro. Además, se diferencian por el código genético.

Los fraternales, como hermanos comunes, no son idénticos. Sin embargo, los gemelos idénticos sí­ son muy similares.

En el caso de gemelos idénticos que han sido separados al nacer, pueden mostrar una variedad de coincidencias al reencontrarse de adultos, como lo retratan muchos filmes. Pero el ví­nculo de su relación variará bastante más de las de aquellos que permanecieron juntos desde su nacimiento.  No hay razón para creer que se enferman de las mismas cosas. Sin embargo, si hablamos de enfermedades contagiosas es más probable que ambos la contraigan simultáneamente.

Por tratarse de gemelos es común que tengan una apariencia similar, pero su personalidad tiende a  ser completamente diferente a pesar de que ambos hayan sido educados con los mismos valores. También puede considerarse un mito el hecho de que existan celos entre ellos. En realidad, como en todos los niños pueden tener celos, ya que son parte de la naturaleza humana, pero no por su condición de hermanos gemelos. En todo caso, de existir, serán los padres los que deban manejar la manifestación de los mismos. Lo mismo aplica en el caso de las peleas. Eso sí­, el hecho de educarlos al mismo tiempo y de pasar juntos gran parte del dí­a juntos los puede hacer más cómplices y generar una afinidad mas profunda que entre hermanos de edades dispares

Nada es más fascinante para un cientí­fico que estudiar casos de gemelos, ya que ayudan a responder a antiguas preguntas sobre la naturaleza frente a la crianza. Los gemelos idénticos comparten los mismos genes, por lo que las diferencias entre ellos -más o menos arrugas en la piel- podrí­an ser el resultado de su entorno. “Los estudios sobre la salud humana están plagados de estos factores confusos”, dijo Jeffrey M. Craig, profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Deakin, Australia. Esto incluye, según el profesional, “cuándo nació una persona, dónde nació y cuál es su nivel socioeconómico, su etnia y su género. A menudo, los gemelos son controles perfectos”.

Puede resultar difí­cil educar a un par de gemelos, pero no se necesita una psicologí­a especial para tratarlos. Algo importante es intentar evitar las comparaciones y todo lo que generalmente se usa entre hermanos. En mi experiencia personal, ya que soy madre de mellizos -es decir, gemelos fraternos-, yo estuve de acuerdo en que estuviesen en aulas separadas, ya que de esa forma podí­an desarrollar más su propia personalidad y talentos sin ser tan proclives a la comparación del uno  con el otro.

spot_img

También te puede interesar

Margarita Mendoza Burgos
Titulaciones en Psiquiatría General y Psicólogía Médica, Psiquiatrí­a infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.
spot_img

Últimas noticias