spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
jueves, 17 de junio del 2021

Funes y familia reciben asilo polí­tico de Nicaragua

El exmandatario lo confirmó por medio de sus redes sociales

spot_img

El expresidente salvadoreño, Mauricio Funes, investigado por supuestos actos de corrupción, recibió asilo polí­tico de parte del gobierno de Nicaragua para él, su pareja, Ada Mitchelle Guzmán y tres de sus hijos por considerarlos perseguidos polí­ticos, según publica este martes La Gaceta, diario oficial del paí­s vecino.

Funes es procesado e investigado por la Fiscalí­a General de la República de El Salvador, por supuesto enriquecimiento ilí­cito y otros posibles delitos cometidos en su mandato 2009-2014.

De acuerdo con el documento oficial de Nicaragua, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua otorgó el asilo a Funes “por considerar estar en peligro su vida e integridad fí­sica y la de su familia, por luchar en pro de la democracia, la paz, la justicia y los derechos humanos”.

El documento señala además que Funes tramitó el asilo el pasado 1 de septiembre y le fue otorgado un dí­a después por el gobierno nicaragí¼ense, que entre otras cosas, expresa que la ley determinará la condición de refugiado o asilado polí­tico de acuerdo con los convenios internacionales ratificados por Nicaragua.

El pasado 23 de agosto el fiscal general, Douglas Meléndez, aseguró que tení­an información de que el exmandatario estaba tramitando un asilo polí­tico en Nicaragua, algo que Funes entonces lo desmintió en las redes sociales.

Hoy, luego de la divulgación del documento sobre su asilo, Funes aseguró a través de sus redes sociales que no mintió sobre su situación laboral y solicitud de asilo a Nicaragua.

Lea también: Allanan propiedades de empresario vinculado a gobierno Funes

Mauricio Funes fue presidente de El Salvador durante el quinquenio 2009-2014 y actualmente es investigado por la Fiscalí­a General de la República (FGR) por el posible cometimiento de  peculado, malversación, enriquecimiento ilí­cito, negociaciones ilí­citas y tráfico de influencias, derivado de un proceso civil que enfrenta él, su hijo Diego Funes y su exesposa Vanda Pignato, ante la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por enriquecimiento ilí­cito al no poder justificar 728,000 dólares en su declaración patrimonial al dejar la presidencia en 2014.

Documento del Diario Oficial nicaragí¼ense 


spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias