jueves, 12 de mayo del 2022
spot_img

Exfiscal alteró investigaciones del asesinato de una mujer en Ahuachapán

¡Sigue nuestras redes sociales!

El exfiscal solicitó una suspensión condicional del procedimiento a cambio de admitir los hechos, lo que la representación fiscal aceptó.

Donald Augusto Valdivieso López, exelemento de la Fiscalía General de la República (FGR) admitió haber alterado las investigaciones del asesinato de Melvi Fernanda Nájera, ocurrido en 2019 en Apaneca, Ahuachapán.

Por cometer esta acción deberá ser procesado por el delito de fraude procesal, por lo que el juzgado Especializado de Instrucción de la Mujer de Santa Ana lo envió a fase de instrucción con medidas sustitutivas a la detención.

Además, el exfiscal entregó US$1,800 a la madre de la joven asesinada como medida de reparación al daño moral causado y no deberá de cambiar de domicilio ni acercarse a los familiares de la víctima durante un año.

Valdivieso López confesó en audiencia especial haber encubierto a Michael Alejandro Castillo Murga en el asesinato de Melvi Fernanda, quien era su pareja sentimental.

Los otros acusados de encubrimiento, Jackeline Alejandra Martínez Herrera, novia del agresor. y el médico Roberto Arturo Valdivieso López enfrentarán la audiencia preliminar el próximo 4 de febrero en el mismo juzgado Especializado.

Nájera Quezada, de 23 años, fue asesinada el jueves 31 de enero de 2019, el mismo día que Michael Alejandro Castillo Murga, papá del niño hijo de Melvi Fernanda, los llegó a traer para salir juntos a compartir.

El cuerpo de Melvi Fernanda fue encontrado el 1 de Febrero de 2019, con múltiples lesiones causadas por arma blanca.

Cuatro días después fue encontrado el niño de un año y siete meses de edad, abandonado en la finca San José, del municipio de Ataco, donde se cometió el crimen.

Los médicos estimaron que el niño estuvo más de ochenta horas sin comer y sin beber agua, por lo que permaneció ingresado en un hospital durante dos semanas y luego fue entregado a la abuela materna, quien afirma que el niño ha recibido tratamiento psicológico después de vivir esa situación.

“Ferchi”, de 23 años cuando fue encontrada asesinada, era la menor de 4 hermanos. Su madre la recordó como una niña “hiperactiva, autosuficiente y que no gustaba de ir al kínder”. Fue una adolescente y joven muy sociable, tenía muchas amistades, le gustaba jugar softbol y fútbol; también gustó de practicar danza folklórica y bailar.

“Lo que nunca le gustó fue participar como cachiporrista en los eventos cívicos”, explicó su madre.

Melvi inició estudios de Mercadeo, pero posteriormente realizó un curso de cocina y su mayor sueño era “darle lo mejor a su hijo”. La madre sostiene que la única razón por la que Melvi mantenía comunicación con el papá del niño era por la esperanza que éste le daba de reconocerlo. Ahora son los abuelos quienes protegen al niño. Se sostienen a través de una pequeña tienda, que lleva por nombre Mateo, como su nieto.

el principal acusado del asesinato se habría dado a la fuga con rumbo a Estados Unidos.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias