spot_img
spot_img
sábado, 15 de mayo del 2021

Estados Unidos castiga a Rusia con duras sanciones económicas y la expulsión de diez diplomáticos

Tras la invitación del presidente estadounidense Joe Biden a "rebajar las tensiones" con Ucrania, el Kremlin dijo este miércoles que era prematuro hablar de una posible reunión.

spot_imgspot_img

el presidente Joe Biden propuso a su homólogo ruso, Vladimir Putin, que se reunieran para conversar sobre el conflicto en Ucrania. El mandatario estadounidense instó al líder ruso a rebajar las tensiones mientras gran parte de la comunidad internacional alerta por el movimiento de tropas en la región del Donbass.

El Kremlin respondió este 4 de abril que una cumbre sería prematura. "Todavía es demasiado pronto para hablar de esta reunión en términos tangibles. Es una nueva propuesta y será estudiada", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, y añadió que las conversaciones siguen a través de los canales diplomáticos.

El centro del poder ruso resaltó que actuaría con firmeza si Estados Unidos emprende cualquier nuevo "paso inamistoso", como la imposición de sanciones, informó la agencia de noticias RIA, citando una fuente del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

La amenaza de sanciones presionó al rublo durante semanas, aunque hasta ahora no se han impuesto nuevas medidas punitivas.

Yuri Ushakov, asesor de política exterior de Vladimir Putin, invitó al embajador estadounidense en Moscú a mantener conversaciones tras la llamada telefónica que mantuvieron el martes Putin y Biden.

La Embajada de Estados Unidos en Moscú no respondió inmediatamente a la solicitud.

Rusia confirmó el 13 de abril el envío de dos ejércitos y tres unidades aerotransportadas a las fronteras occidentales con Ucrania, pero subrayó que lo hizo como "ejercicio" para hacer frente a las actividades militares de la OTAN y de EE. UU. que "amenazan" al país.

La OTAN pidió a Moscú "cesar inmediatamente" el envío de más militares a la frontera con Ucrania. "La acumulación de tropas por parte de Rusia es injustificada, inexplicada y profundamente preocupante", dijo el secretario general de la alianza militar, Jens Stoltenberg. 

En la segunda mitad de 2020, el conflicto en el este de Ucrania logró su tregua más larga, pero desde enero de 2021 los choques se han multiplicado entre separatistas y uniformados ucranianos, elevando la tensión con el movimiento cada vez más importante de tropas y armamento de ambas naciones.

Según la ONU, desde 2014 el conflicto entre Ucrania y los separatistas ha dejado más de 14.000 muertos.

Mijaíl Gorbachov saluda la iniciativa de Estados Unidos

El último dirigente soviético, Mijaíl Gorbachov, llamó a los presidentes de Rusia y EE. UU. a celebrar cuanto antes una cumbre para normalizar las relaciones.

"Saludo la propuesta del presidente Joe Biden sobre la celebración de una reunión ruso-estadounidense al más alto nivel", comentó Gorbachov.

El exdirigente, símbolo de la mejoría de las relaciones entre Rusia y EE. UU., subrayó que "no había tiempo que perder".

Según el Kremlin, Biden propuso a Putin estudiar la posibilidad de reunirse "a corto plazo". De acuerdo con el comunicado de la Casa Blanca, la cumbre se celebraría "en los próximos meses… en un tercer país". Esta sería la primera reunión de alto nivel desde la cumbre de Helsinki en julio de 2018 entre el expresidente Donald Trump y Vladimir Putin.

Las relaciones entre ambos países cayeron a un nuevo mínimo en el mes de marzo, después de que Biden dijera que pensaba que Putin era un "asesino" y Moscú llamara a consultas a su embajador en Washington.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias