spot_img
spot_img
miércoles, 12 de mayo del 2021

¿Es normal tener un seno más grande que el otro?

A algunas mujeres suele provocarles cierta ansiedad o complejo el notar que uno de sus senos es más pequeño o más grande que el otro. ¿Qué hacer si lo notas?

spot_imgspot_img

No se trata de un factor únicamente estético. El cuidado de los senos debe ser considerado primordial para la salud femenina. Alrededor del 50% de mujeres alrededor del mundo posee algún tipo de asimetrí­a en los senos, a veces más, a veces menos notable. Por ello es necesario saber algunos detalles a tomar en cuenta.

Los senos cambian

Es importante mencionar que los senos cambian constantemente a lo largo de la vida de la mujer. En términos generales éstos comienzan su crecimiento aproximadamente dos años después de la aparición de la primera menstruación y continúan su desarrollo por dos a cuatro años más.

En un inicio es común que el aumento de tamaño y que la forma sea desigual. Sin embargo, una vez que se ha alcanzado el desarrollo pleno deben lucir de forma similar.

Posteriormente los cambios se siguen observando mes a mes debido a los ciclos hormonales. Además, el paso del tiempo juega un papel importante, pues a mayor edad, el descenso o caí­da de los senos, conocida como ptosis, se hace más evidente.

Otros factores que pueden modificar el tamaño y la forma del busto son principalmente el embarazo y la lactancia.

Senos asimétricos

Aun así­, ninguna mujer tendrá los senos completamente iguales de manera natural. Se entiende por asimetrí­a la diferencia en la forma, tamaño y proporción no sólo del busto, sino también de los pezones.

Especialistas estiman que el 80% de las mujeres presenta una ligera o imperceptible irregularidad y el 50% de ellas tiene el seno izquierdo mayor que el derecho. Sin embargo, el 20% afronta una diferencia de senos mucho más notoria.

¿Por qué mis senos no son iguales?

Como primer paso es importante revisar el origen de la asimetrí­a. Expertos de mibusto.com, un portal que asesora de forma confiable y segura sobre los cuidados apropiados para tener unos senos saludables y hermosos, recomiendan acudir con el ginecólogo para descartar la presencia de un tumor, inflamación o quistes.

Una vez que se establece que la diferencia de tamaño se debe a una deficiencia en el desarrollo, es momento de evaluar la posibilidad de una cirugí­a de corrección.

¿Qué debo hacer para corregirlos?

"Se considera que una  asimetrí­a se puede corregir con procedimientos quirúrgicos cuando un seno difiere de otro por al menos una talla en la copa del sostén. Aun así­, si una mujer no se siente cómoda con la forma de su busto o el tamaño y ubicación de los pezones puede modificarse también por esta ví­a", de acuerdo con el Dr. Alfonso Vallarta, cirujano plástico certificado por el Consejo Mexicano de Cirugí­a Plástica, Estética y Reconstructiva.

La asimetrí­a mamaria se puede corregir mediante diversas intervenciones según el caso. Si un seno es demasiado grande se  puede practicar una reducción mamaria; por el contrario, si es muy pequeño se realiza un aumento mamario; y si está demasiado caí­do es posible efectuar una elevación mamaria o mastopexia.

Es posible combinar los procedimientos quirúrgicos con el fin de igualar ambos senos, tanto en tamaño, como forma e incluso separación. Cabe mencionar que para este tipo de situaciones resultan poco efectivos los tratamientos a base de cremas o ejercicios, ya que el origen es una deficiencia en el desarrollo.

Debes acudir con un médico

Por  lo general, para corregir la asimetrí­a se emplean implantes mamarios, sin embargo es necesario saber que para lograr un mejor efecto estético el especialista normalmente trabaja con ambos senos para alcanzar los resultados deseados.

Es importante recordar que al igual que con cualquier otro procedimiento quirúrgico debes acudir con el experto.

El  equilibrio del tamaño y la forma de los senos con el conjunto de tu cuerpo es indispensable para garantizar un aspecto natural. Por tal motivo, es importante mantener tengas un diálogo franco y abierto con tu  médico para que ambos trabajen en la misma lí­nea y así­ se cumplan tus expectativas en cuanto al procedimiento.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias