spot_img
spot_img
domingo, 17 de octubre del 2021

Envían a juicio a “Chepe Diablo” y otros 6 acusados de presuntamente lavar más de $100 millones

El juez separó del proceso a Wilfredo Guerra (hijo de Juan Samayoa), José Adán Salazar Martínez, Tránsito Ruth Mira de Guerra y Miriam Haydee Salazar de Umaña. Todos se encuentran prófugos de la justicia.

spot_img

El Juzgado Cuarto de Instrucción de San Salvador ordenó enviar a juicio a José Adán Salazar Umaña, alias "Chepe Diablo", el exalcalde de Metapán Juan Umaña Samayoa y seis personas más, acusados del delito de lavado de dinero y activos.

El juez separó del proceso a Wilfredo Guerra (hijo de Juan Samayoa), José Adán Salazar Martínez, Tránsito Ruth Mira de Guerra y Miriam Haydee Salazar de Umaña. Todos se encuentran prófugos de la justicia.

Según la Fiscalía General de la República (FGR), esta presunta red del crimen organizado lavó más de $100 millones por medio de 38 empresas fachada, entre ellas, Hoteles Salvadoreños Sociedad Anónima de Capital Variable (HOTESA S.A. DE C.V.) y la empresa de venta de granos básicos, Gumarsal, ahora Global Alimentos.

El Ministerio Público presentó 2,729 piezas, de 200 folios cada una,  que es el resultado de la recolección de elementos de prueba de cargo y descargo de las partes acusadas.

El empresario fue capturado por el delito de lavado de dinero el martes 4 de abril de 2017, junto a su exesposa Sara Paz Martínez Bojórquez y su hija Susana Noemy Salazar de Cruz, por los delitos de lavado de dinero.

Ese mismo día, la Fiscalía ordenó el allanamiento de 70 residencias y locales comerciales vinculados a Chepe Diablo, acusado de ser el cabecilla de una estructura de lavado de dinero.

Tanto Salazar Umaña como su primo, Juan Umaña Samayoa, son señalados por informes de inteligencia policial de encabezar el Cártel de Texis, una estructura de trasiego de droga que operaba en la zona noroccidental del país, usando puntos ciegos fronterizos con Guatemala para asegurar sus actividades.

La historia de Salazar inicia a inicios de los años 90 como cambista de quetzales a colones en la frontera de El Salvador y Guatemala, pero a los pocos años su negoció de cambio de billetes prosperó de forma vertiginosa.

Muestra de ello fue que en 1997, logró junto a su primo fundar su primo la empresa de grano Gumarsal, negocio que fue tomando poco a poco reconocimiento a nivel nacional.

Mientras el negocio crecía Umaña Samayoa, lograba llegar a la alcaldía de Metapán, donde fue reconocido por su labor edilicia.

Por su parte, Salazar Umaña seguía sacándole provecho a su bonanza por lo que fundó hoteles, gasolineras y otros negocios.

Pero esta “suerte” le pareció sospechosa a la FGR, por lo que inició una investigación que los ha llevado a determinar que durante estos años ha sido parte de una estructura de lavado de dinero, que le ha permitido tener una vida ostentosa.

FGR asegura que familia Salazar Umaña tuvo incremento patrimonial por $508 millones

Fiscales explicaron que las investigaciones determinaron que los ocho procesados tuvieron un incremento patrimonial de $508 millones.

Por lo tanto, la FGR asegura que desconoce cómo lograron obtener esa suma de dinero en su patrimonio, agregó que este caso inició debido a que detectaron que Salazar omitió declarar intencionalmente ingresos con el objetivo de evadir pago de impuestos de Hotesa y de Gumarsal.

En este sentido, las autoridades indicaron que el empresario no declaró un total de $138 millones.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias