spot_img
spot_img
viernes, 24 de septiembre del 2021

Entidades financieras internacionales divididas por finanzas públicas de El Salvador

La calificadora de riesgo Moody's bajó la calificación de país desde B3 a Caa 1 negativa por problemas de liquidez.

spot_img

El Bank Of America y la calificadora de riesgo de Moody’s dividieron sus puntos de vista respecto a la proyección financiera de El Salvador, para los próximos meses.

Moody´s fue el primero en verter su postura, esto al rebajar la calificación soberana de El Salvador de Ba3 a Caa1, considerada como “bono basura”.

Según la calificadora el acceso al mercado de deuda para el país va a permanecer limitado, además señala que hay un fuerte deterioro de la formulación de políticas, lo que ha intensificado los riesgos de implementación de los planes de ajuste fiscal y esto ha generado un aumento en la incertidumbre sobre las perspectivas de financiamiento.

“La perspectiva negativa de la calificación Caa1 refleja la opinión de Moody’s de que la posición fiscal sigue siendo vulnerable y susceptible a shocks de financiamiento que podrían poner en peligro la capacidad de pago del soberano antes del desafiante programa de rescate de su deuda del mercado externo a partir de enero de 2023”, señala el reporte.

Para Moody’s parte de los problemas son que posee una alta dependencia al financiamiento interno y que no ha logrado un acuerdo formal para un programa del Fondo Monetario Internacional (FMI) que hubiera ayudado a aliviar los problemas de liquidez del país.

Por su parte, Banco of America indicó que El Salvador tiene tres pilares fundamentales para incrementar su economía, como el consenso para un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) y un rendimiento fiscal superior.

Asimismo, sostiene que el capital político del Gobierno del presidente Nayib Bukele y su alta popularidad son activos valiosos, aunque el país necesita hacer ciertos ajustes para estabilizar sus finanzas públicas y mantener la confianza del mercado.

La institución financiera estadounidense indicó que se revisó el panorama económico y, en ese sentido, las previsiones hechas son que El Salvador crecerá un 12 % en el PIB para finales de 2021, mientras que un 3 % para 2022.

“Revisamos nuestros pronósticos debido a datos entrantes mucho más sólidos de lo esperado y vientos de cola de la economía de EE. UU. En particular, El Salvador es uno de los cinco países de América Latina donde el nivel trimestral del PIB pre pandémico se había recuperado para el primer trimestre de 2021”, dijo.

Los datos arrojados por Bank of America refuerzan los estimados por el Banco Central de Reserva (BCR), que pronostica un crecimiento entre un 5 y 6 %.

El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, informó que los datos entregados por el BofA sostienen que sería un crecimiento sin precedentes en la historia de Latinoamérica.

“Creemos que tener estos niveles de crecimiento sobre todo en el primer año post pandémico es algo que debe de llenar de ilusión a todos los salvadoreños ya que se están dando los pasos adecuados en materia económica para recuperar todo lo que se perdió por la COVID19 y el estancamiento que la economía tuvo en los últimos 30 años”, dijo.

En el caso de la Ley Bitcóin, el banco considera que esto no sea un factor decisivo para el acuerdo por $1,300 millones con el FMI, y considera se dé para septiembre próximo. En ese contexto, Zelaya reafirmó que “el acuerdo está maduro, está para cerrarse y se podría dar el acuerdo firmado en los próximos días”.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Francisco Hernández
Periodista y redactor de ContraPunto. Especialista en temas políticos, sociales y judiciales
spot_img

Últimas noticias