spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
viernes, 23 de julio del 2021

Encuentro de la generación de los años sesenta

Acompañé a mi hermana Victoria, a la cual supero en cuatro años, al encuentro de sonsonatecas(os) que eran adolescentes en los años sesenta. El evento se realizó en el segundo piso del Hotel Plaza, en donde se habí­a colocado unas quince mesas, con capacidad para ocho personas, cada una de ellas identificada con el nombre del municipio de donde era originaria la familia que habí­a reservado la mesa; en nuestro caso, la familia Ruiz Granadino, fuimos acomodados en la que tení­a como nombre “San Pedro Puxtla”, al lado nuestro estaba la “San Antonio del Monte” y más allá “Jayaque”. En la década del sesenta, sólo en la ciudad de Sonsonate, existí­a la educación secundaria y bachillerato, allí­ estudiaban muchachas y muchachos provenientes de municipios del Departamento de Sonsonate, pero también algunos de Ahuachapán y La Libertad.

Los organizadores del evento son un grupo de amigos que todaví­a viven en Sonsonate, que no obstante el paso de tantos años mantienen una fuerte amistad, se celebran los cumpleaños, asisten a los matrimonios de sus descendientes y por supuestos están presentes en los velorios de sus familiares.

Siempre somos de los primeros en hacernos presentes en las reuniones de amigas(os), para poder saludar a las personas que van llegando y conversar brevemente sobre su profesión o negocio, matrimonio, hijos(as) y nietos(as).

Uno de los eternos organizadores de este evento, es mi amigo de infancia Carlos Langanegger, hijo de unos de los industriales más prósperos de la década de los sesenta, ahora es un ingeniero, dueño de una empresa de productos quí­micos, pero su pasión es la música, en sus años de adolescente organizó un grupo de rock muy conocido. Desde que se comenzó a realizar este encuentro generacional, mi amigo Carlitos y el cantante del grupo musical mencionado, son los que amenizan esta fiesta, con música del recuerdo en donde no falta la cumbia, los boleros, la salsa y por supuesto el rock; en esta ocasión habí­a traí­do de refuerzo de San Salvador a un conjunto musical formado por tres médicos, así­ como a dos cantantes, uno especializado en música en inglés y el otro en portugués (brasileño).

Los organizadores directos del evento (Armida de Handal, Ricardo Silva y Carlos Langanegger) llegaron a saludarnos en distintos momentos. La mayorí­a de los participantes solo tienen la oportunidad de encontrarse con sus amistades en este evento, porque viven en el extranjero o en otros departamentos del paí­s y llegan a Sonsonate para la semana santa. Yo he acompañado a mi hermana en al menos cuatro de estos encuentros anuales, pero no recuerdo a la mayorí­a de los asistentes, por su avanzada edad o porque ya no volvimos a vernos desde aquella época, muchos de ellos me dicen que sólo me ven por televisión o me escuchan por la radio.

El mejor recuerdo de este evento es cuando un residente de Jayaque cantó “El  Carbonero” en portugués y una canción de su autorí­a.

spot_img

Últimas entradas