spot_img
spot_img
domingo, 24 de octubre del 2021

En un ambiente tenso Quijano entregará presidencia a…

A una semana, y con un grupo parlamentario fraccionado, el arenero Norman Quijano está listo para dejar la conducción del Palacio Legislativo supuestamente al pecenista Mario Ponce, que asume el 1 de noviembre; eso, si no ocurre un cambio de planes.

spot_img

El presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano, dijo hoy que como titular de ese Órgano de Estado, está ultimando detalles administrativos, junto con su equipo de trabajo, para entregar la presidencia el 1 de noviembre.

Estos últimos días han estado cargados de mucha tensión en el Palacio Legislativo, luego que el presidente del Consejo Ejecutivo Nacional (COENA), Gustavo López Davidson, dijera que el Partido de Concertación Nacional (PCN), los había traicionado y por tanto el protocolo de entendimiento que firmaron el 3 de mayo de 2018 ARENA, PCN y PDC, quedaba sin efecto.

Lo anterior habría ocurrido porque el PCN después de comprometer sus votos para elegir a Apolonio Tobar como procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, a última hora se hizo para atrás y metió en líos a ARENA, que junto con el FMLN apoyaban la candidatura del abogado.

De hecho, el partido tricolor tuvo que echar mano de 13 suplentes, 8 de ellos votaron en sustitución de un diputado distinto al de su casilla, como lo afirmó la diputada Felissa Cristales, quien junto a Milena Mayorga, Gustavo Escalante y Arturo Simeón Magaña, tienen un proceso abierto en el Tribunal de Primera Instancia de ARENA por supuestamente violar los estatutos.

Pero Quijano no sale como hubiera querido. Las declaraciones de un testigo criteriado de seudónimo “Noé”, durante el juicio contra 425 pandilleros capturados en el marco de la “Operación Cuscatlán”, lo señaló de haber ofrecido dinero a pandilleros a cambio de favores electorales durante los comicios de 2014.

Y no solo resultó salpicado el arenero, el mismo testigo involucró también al  Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), de hacer las mismas negociaciones con estructuras criminales.

Esto, y las declaraciones que ofreciera en una entrevista televisiva el 23 de septiembre el director de la Unidad de Tejido Social, del Ministerio de Gobernación, Carlos Marroquín, que implicó a ambos partidos en el alza de homicidios ocurridos el viernes 20 de septiembre, han causado un desgaste a los dos partidos políticos mayoritarios de la Asamblea, cuando se acerca un período pre electoral para los comicios de 2021 para alcaldes y diputados.

Por si fuera poco, el protocolo de entendimiento en donde ARENA y PCN se rotarían la presidencia de la Asamblea por un año y medio cada uno, por hoy resulta incierto y se especula que el pecenista Mario Ponce no sería el que asumiría las riendas de la Asamblea; algunos mencionan al diputado del Partido Demócrata Cristiano (PDC), Rodolfo Parker, quien en su cuenta de Twitter escribió: “Hay controversia de fuerzas legislativas, no habiendo tenido yo participación en los hechos que la provocan, por lo que no es propio se me pretenda poner en medio de ella. Los desencuentros los resuelven o no, sus protagonistas”.


Quijano mientras tanto, se limitó a decir que él es disciplinado con las decisiones que toma el partido. “Soy de los diputados de más larga trayectoria en ARENA y no recuerdo haber tenido votos disidentes al interior de mi fracción; tal vez en muy contadas ocasiones justificadas”.

El parlamentario arenero fue claro al decir que no pretende estar en contra de las decisiones que tome la dirigencia.

“Hay que trabajar de la mano”: Muyshondt


Lo que sí está claro es la división interna que hay en ARENA. El alcalde San Salvador, Ernesto Muyshondt, manifestó que todas las iniciativas del Ejecutivo que considere son un beneficio para la población las va a apoyar, así como también denunciará aquellas que crea que no son correctas.

“Estamos obligados a trabajar de la mano, estamos obligados a trabajar acuerdos de país”.

Reconoció que en algunas cosas coincide con la postura del presidente del partido, pero en otras no, y eso es normal porque a su juicio en ARENA hay democracia y permite diferentes líneas de pensamiento.

Y mencionó un punto que no comparte con López Davidson, que calificó de traidor al PCN. “Eso no lo comparto, ningún partido político debe ser un apéndice de ARENA, el PCN tiene su propia forma de abordar los temas y hay que respetarlos; en algunas cosas vamos a coincidir y en otras no”, señaló.

El jefe edilicio de San Salvador tampoco está de acuerdo en que se rompa el protocolo de entendimiento y cualquier cambio que surja debe ser a través de un consenso político.

“En lo particular no comparto que se modifiquen esos protocolos de entendimiento y si ocurriera, que sea a través de un acuerdo con los partidos que lo suscribieron”, reiteró.


Está convencido de que ARENA debe de cambiar su comunicación tanto adentro como afuera del partido y llegar a entendimientos con todas las fuerzas políticas de la Asamblea y con el Gobierno Central.

Para Muyshondt, los enemigos de ARENA no son los adversarios políticos, son la inseguridad, la corrupción, la falta de oportunidades y mala prestación de los servicios públicos; “a eso es a lo que debemos declararle la guerra, no son los adversarios políticos, con quienes deberíamos de trabajar de la mano”.

Por eso insiste, en que el presidente del COENA debe de entender ese mensaje y también la nueva dirigencia y los que inciden en la toma de decisiones en el partido.

Roberto d’Aubuisson, alcalde de Santa Tecla, está consciente que el partido tiene problemas, pero lo ve como algo natural, el tema es como se resuelven.

Cree que lo que está ocurriendo en ARENA es un proceso normal por los reajustes que se hacen con una nueva dirigencia, opinó.

Gustavo López Davidson, reconoció que no tiene ni un mes de estar al frente de ARENA, pero sabe que está obligado a buscar soluciones a los problemas.

Adelantó que “vamos a tener una encerrona para analizar el tema de presupuesto del Estado; hay promesas de campaña por parte del gobierno que no se han cumplido en este presupuesto”.

Recordó también que “cuando tomé posesión de ARENA le hice un llamado al presidente de la República, pero la realidad del caso es que no hubo respuesta y dudo que la tenga”.

La diputada arenera Mayorga mientras tanto, dice que sigue en su cruzada contra lo que ella a dado en llamar pacto de corruptos. Escribió en las redes sociales que “las cúpulas partidarias deben respetar  las decisiones de los diputados. La Comisión Política hoy dejó sólo a Oscar Ortiz. Y Gustavo López se habría quedado sin votos, para faltar al protocolo de entendimiento”.


Denunció que la violencia que ha recibido por autoridades del partido,  ahuyenta a muchas mujeres a participar en política.

La legisladora Felissa Cristales de igual manera sentenció: “No estoy de acuerdo con ningún cambio en el protocolo de entendimiento, ese protocolo fue votado por todos los partidos. Pueden cambiarlo ahora con otro acuerdo dudoso producto de otra alianza con el FMLN  pero no con mi voto”.

López Davidson dijo hace días que las diputadas Mayorga y Cristales andan buscando ver que huesos les va a dar el gobierno por atacar la dirección del partido

Cristales le respondió que “este señor quizás cree que con insultos y difamaciones va a lograr que yo cumpla sus órdenes y violente hasta la constitución. Está más perdido que Adán el día de las madres”.

 

spot_img

También te puede interesar

Carlos Ramos
Periodista salvadoreño
spot_img

Últimas noticias