spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 24 de julio del 2021

El Vaticano investiga a obispo por abuso sexual en Argentina

La investigación inició luego de que otros sacerdotes lo acusaran de haber cometido abusos sexuales

spot_img

El Vaticano confirmó este viernes que el obispo argentino, Gustavo Zanchetta, que renunció repentinamente en 2017 por motivos de salud y luego obtuvo un importante trabajo administrativo en la Santa Sede se encuentra bajo investigación preliminar luego de que sacerdotes lo acusaran de abuso sexual y otras faltas de conducta.

El portavoz vaticano, Alessandro Gisotti, explicó a través de un comunicado que las acusaciones contra Zanchetta surgieron en los últimos meses, casi un año después de que el papa Francisco creó la nueva posición para él como "asesor" de la oficina de administración financiera de la Santa Sede.

En el momento de su renuncia en julio de 2017, Zanchetta solo le habí­a pedido a Francisco que lo dejara salir de la diócesis de Orán, en el norte argentino, porque tení­a relaciones difí­ciles con sus sacerdotes y era "incapaz de gobernar al clero", dijo Gisotti. En espera de la investigación preliminar sobre las denuncias de abuso sexual en curso en Argentina, Zanchetta, de 54 años, se abstendrá de trabajar en el Vaticano, indicó el portavoz.

El caso podrí­a convertirse en otro problema para Francisco, quien está batallando para ganarse la confianza de los fieles católicos por la forma como ha manejado los casos de abuso sexual. La posición del papa recibirá otro golpe si él personalmente intervino para ayudar a un obispo de su natal Argentina natal encontrándole un trabajo en el Vaticano y luego saber que el hombre tení­a acusaciones creí­bles de mala conducta en su contra.

La apresurada salida de Zanchetta de Orán el 29 de julio de 2017 fue un misterio. No celebró una misa de despedida y emitió una declaración crí­ptica que decí­a que tení­a un "problema de salud" desde hace tiempo, que acababa de regresar del Vaticano, donde presentó su renuncia a Francisco, y que necesitaba irse de inmediato para recibir tratamiento.

Zanchetta desapareció de la vista pública hasta el 19 de diciembre de 2017, cuando la Santa Sede anunció que fue nombrado asesor de APSA, la oficina que administra las vastas propiedades inmobiliarias y otras propiedades financieras del Vaticano. El nombramiento llamó la atención y Gisotti dijo que Francisco lo nombró porque tení­a capacidad administrativa.

Las acusaciones fueron presentadas internamente en los últimos meses, dijo Gisotti, y la semana pasada el periódico provincial de Salta, El Tribuno, informó que tres sacerdotes presentaron acusaciones contra él ante nuncio vaticano en Buenos Aires. El periódico dijo que los sacerdotes presentaron denuncias de abuso de poder, económico y sexual dentro del seminario.

El actual obispo de Orán aún está reuniendo pruebas y testimonios y los remitirá al Vaticano, dijo Gisotti. Si las acusaciones se consideran creí­bles, el caso se remitirá a la comisión especial de Francisco para obispos, un grupo de abogados canónicos que ha estado examinando denuncias de conducta indebida contra obispos.

spot_img

También te puede interesar

CP / Agencias Internacionales
Redacción ContraPunto / Agencias y diarios internacionales
spot_img

Últimas noticias