spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
miércoles, 04 de agosto del 2021

El Salvador y Centroamérica en alza imparable del COVID-19

Recordemos que para fines estadísticos, la región en su conjunto está por llegar apenas al 1% de su población afectada por el coronavirus (El Salvador tiene 9 casos por 1,000 habitantes), marcando una enorme diferencia en relación a la Inmunidad colectiva o de rebaño que debe adquirirse, calculada en 40-60% de la población total

spot_img

Estando casi por cerrar el mes de junio de 2020, El Salvador y Centroamérica se encuentran en una curva totalmente ascendente de casos confirmados y de fallecidos por el Covid 19, generando alarma y ansiedad en la población de la región, que junto a Suramérica, Estados Unidos y algunos países asiáticos, son el centro de la pandemia de coronavirus, confirmando lo manifestado por el  jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Ghebreyesus, quien ha declarado este lunes que aunque varios países han progresado en su lucha contra el coronavirus, la pandemia "está realmente acelerándose".

El domingo 28 de junio nuevamente en El Salvador se reportaron las cifras oficiales más altas en casos por día (239) y de defunciones por Covid 19 (doce), elevando aún más la curva de ascenso, sin embargo, la preocupación de la población va más allá de las cifras y se ubica en la falta de certeza y exactitud de las mismas, en virtud que, además del subregistro aceptado por el Ministro de Salud Francisco Alabí, el personal que labora en hospitales, cansado y estresado, revela abiertamente el colapso en hospitales de la red pública y del ISSS, la ausencia casi total de aplicación de pruebas para casos sospechosos que se ingresan y fallecen sin un diagnóstico claro, pero más grave aún, manifiestan que aún las defunciones de médicos, enfermeras y otro personal, no son registradas como Covid 19, siendo enmascaradas como Neumonías Atípicas.

La misma OMS ha expresado categóricamente que una de las herramientas claves para el seguimiento y control de la pandemia, son las medidas de vigilancia epidemiológica en el primer nivel de atención (unidades de salud para nuestro país) más el auxilio clave de las Pruebas PCR, que permitirían cercar y controlar al virus antes de llegar los pacientes a la red hospitalaria.

Los medios de comunicación gubernamentales han dado cuenta en los últimos meses que el gobierno salvadoreño ha recibido al menos 628,260 pruebas específicas para Covid 19, de las que ha utilizado a la fecha oficialmente 160,216 pruebas (26%), por lo que si se mantuviera el promedio de 2,400 pruebas por día, la cantidad donada pendiente de utilizar (468,044) tardaría unos 195 días (6 meses y medio) en ser utilizadas, si se mantiene el mismo mecanismo centralizado de aplicación de pruebas. Se requiere urgentemente descentralizar la aplicación y procesamiento de las pruebas hacia los Hospitales Departamentales, previa capacitación al personal médico y paramédico. Esto permitirá identificar prontamente si los contactos de cada caso positivo están contagiados por el Coronavirus y realizar los cercos epidemiológicos focalizados que se requieran.

Por otro lado, una de las grandes deudas pendientes de resolver por parte del Ministerio de Salud es la vigilancia epidemiológica en el primer nivel de atención, pues a estas alturas, las estadísticas deberían estar dando cuenta de hogares visitados, casos sospechosos identificados, cercos implementados en colonias o municipios, contactos aislados, entre otras y no únicamente información hospitalaria propia del segundo y tercer nivel de atención.

Recordemos que para fines estadísticos, la región en su conjunto está por llegar apenas al 1% de su población afectada por el coronavirus (El Salvador tiene 9 casos por 1,000 habitantes), marcando una enorme diferencia en relación a la Inmunidad colectiva o de rebaño que debe adquirirse, calculada en 40-60% de la población total. El hecho de persistir en el subregistro o más grave aún, en el ocultamiento de información de notificación obligatoria, solamente estaría retrasando el momento en que científicamente la pandemia pueda ser declarada resuelta por parte de la OMS, en virtud que la utilización de una vacuna exitosa no estaría disponible sino hasta finales del año 2020.

Es momento de creer en El Salvador, en nuestra gente, en nuestro espíritu resiliente, pero eso obligatoriamente pasa por enfrentar unidos esta terrible crisis, por abrir los oídos a todas las opiniones y propuestas, pero sobre todo, hablar con la verdad. El odio, la autosuficiencia, el subregistro y la falta de veracidad en los datos de la pandemia, no hacen más que alargar la agonía causada por el coronavirus. Es momento de actuar.

Debemos repetir hasta el cansancio que, mientras no se cuente con la vacuna para prevenir el Covid 19, nuestra mirada para contener el virus debe dirigirse hacia las comunidades y no solamente hacia los hospitales, pues las epidemias se combaten en los territorios y no desde los escritorios.

Link de información completa de los datos al 29 de junio 2020:

https://drive.google.com/file/d/1k2cZUidCr3iVG1Ey9gCvABzNelaWi8JN/view?usp=sharing

Fuentes: 

Sitio Web Gobierno de El Salvador

Sitio Web Coronavirus Johns Hopkins University

spot_img

También te puede interesar

Marlon Mendoza
Ortopeda y epidemiólogo
spot_img

Últimas noticias