spot_img
spot_img
jueves, 13 de mayo del 2021

El Salvador urgido por la ONU a “garantizar” los derechos de indí­genas y afrodescendientes

La ONU verí­a con buenos ojos que El Salvador ratifique la Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial y Formas Conexas de Intolerancia

spot_imgspot_img

El Comité para la Discriminación Racial de la ONU, compuesto por 18 expertos independientes nombrados por los Estados que han ratificado la Convención Internacional en la materia, instó a El Salvador para que adopte una baterí­a de medidas que garanticen los derechos de los pueblos indí­genas, y “el reconocimiento” constitucional “de la existencia de la población afrodescendiente”, revela un documento de recomendaciones publicado este jueves en Ginebra.

La ONU le da un año a El Salvador para que le informe de lo realizado en cuanto a “garantizar el derecho de los pueblos indí­genas a la participación y la consulta previa, libre e informada sobre los desarrollos legislativos de sus derechos”, mediante la “ratificación del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)” que así­ lo consagra.

También en el plazo de un año, El Salvador deberá informar a la ONU de la adopción “de manera expedita la reforma constitucional para el reconocimiento de la existencia de la población afrodescendiente”, a su vez “desarrollar iniciativas de protección de sus derechos”¦ con participación de sus comunidades y organizaciones”, junto a “establecer una entidad pública para la protección y promoción de sus derechos”.

A efectos de revertir la “limitada tenencia de la tierra por parte de los pueblos indí­genas y la población afrodescendiente”, los expertos alientan a “continuar esfuerzos “¦ en la entrega de tí­tulos de propiedad individual y colectiva”, a “garantizar la protección jurí­dica de las tierras”, el acceso al agua, acompañado por “polí­ticas frente a la crisis climática”, y el otorgamiento de “protección” ante “los ataques de las pandillas”.

Respecto a los derechos culturales de la población autóctona la ONU reclama a El Salvador una “revitalización” de las lenguas originarias, especialmente el Náhuat-Pipil, el Pisbi del Pueblo Kakawira y Potón del Pueblo Lenca, “independiente de su nivel de uso, incluyendo la celebración de un dí­a nacional de todos los idiomas indí­genas”.

En tal contexto, los expertos añaden que El Salvador deberí­a “adoptar las salvaguardias necesarias para que la artesaní­a indí­gena y sus conocimientos tradicionales esté debidamente protegidos y que su uso sea sujeto a consulta con los pueblos indí­genas y a una repartición equitativa de los beneficios, tomando en cuenta el artí­culo 8 (j) del Convenio sobre Diversidad Biológica”.

Al Comité le preocupa además “la falta de normativa y medidas especiales para las mujeres indí­genas y afrodescendientes”, objeto de discriminación racial. Los expertos esperan que El Salvador las incorpore “en una perspectiva de genero en todas las polí­ticas y estrategias”, concretamente en el “acceso a educación, empleo, salud, toando en cuenta las diferencias culturales”, y en “reconsiderar la legislación sobre el aborto”, conforme con otros estándares internacionales, “como el derecho a la vida y el derecho a la salud fí­sica y mental de las mujeres”.

Ante la decisión de la Corte Suprema de El Salvador de 2016 “que declaró la inconstitucionalidad de la Ley de Amnistí­a y ordenó la investigación de graves violaciones de los derechos humanos ocurridas en el pasado conflicto interno”, la ONU se dice preocupada “por la falta de información detallada sobre la reparación efectiva a las ví­ctimas, en particular indí­genas y en los casos de las masacres de Las Hojas y del Mozote”

La ONU verí­a con buenos ojos que El Salvador ratifique la Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial y Formas Conexas de Intolerancia, al igual que las Convenciones de Naciones Unidas para Reducir los casos de Apátrida y para la Protección de Todas las personas contra las Desapariciones Forzadas. Asimismo el Protocolo Facultativo de la Convención contra a Tortura, que habilita a las ví­ctimas que hayan agotado las instancias nacionales, recurrir a la ONU para obtener resarcimiento.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias