spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
domingo, 01 de agosto del 2021

El extraño mundo donde los relojes siempre dicen que ya es tarde

La mayor satisfacción de un padre es el éxito de sus hijos. La noticia del lanzamiento del cuento infantil “El extraño mundo donde los relojes siempre dicen que ya es tarde”, de Gabriela Velis, ilustrado por Alejandra Dreyer, mi nieta.

Gabriela, desde muy tierna edad, tuvo una visión muy particular del mundo. Su natural suavidad, le construyó una personalidad amorosa, conciliadora, tolerante, solidaria y, a la vez, firme, crítica y resiliente. En fin, íntegra. A lo largo de los años, fue definiendo una actitud hacia la educación, pero, sobre todo, al servicio. Miembro de la fe bahá’í, durante muchos años fue su representante ante la fundación Religiones por la Paz, de carácter mundial. Se define como Política, pero no partidista.

Su afición por la escritura no es reciente, aunque fue una sorpresa para mí, cuando, en 2014, me participó de varios microcuentos de su autoría, incluyendo el que ahora se presenta. Cuando pequeña, pensé que se inclinaría por las artes plásticas. Todavía en algunos de mis libros de aquellos años, se puede encontrar algún dibujo suyo, lleno de sutilezas y colores.

Alejandra, la ilustradora, cursa la carrera de animación digital. Desde los cuatro años, estudió ballet, luego se enfocó por el dibujo, donde encontró su expresión. De carácter fuerte y definido, siempre sabe lo que quiere. Su amor por la naturaleza lo refleja en toda su obra. Al tener en sus manos estas bellas ilustraciones, constarán la dulzura de esa alma tierna.

El cuento es, en su brevedad, de una gran profundidad psicológica. Logra una empatía inmediata con los niños, que siempre están como encasillados en un tiempo que no es el de ellos. El mundo lo ven hacia arriba y, dentro de su fragilidad física, es posible que sientan que siempre están detrás, que cuando los grandes dan un paso, ellos dan dos, que cuando ellos comienzan, los demás terminan y la vida se les convierte en momentos truncos y órdenes perentorias. Porque, cuando los adultos están apurados, sus voces son cortantes y, aunque no griten, los pequeños lo pueden interpretar como gritos. Creo que debí de ser más paciente con Gabriela.

Ahora, me llega esta alegría, que lanza al mundo su primera publicación literaria y en asociación con su hija, lo que es muy relevante. Ambas están en las edades en que muchas madres e hijas no se entienden y hasta rompen relaciones por varios años. Es evidente que existen estrechos lazos de amor entre ellas y entre todo el grupo familiar. Doy fe.

Dar al mundo esta noticia entre tanto descalabro económico, político y social y, por si fuera poco, a una latente amenaza de muerte, cuando nos enfrentamos a un peligroso ente, no humano, no animal ni vegetal, ni siquiera ser vivo, invisible e imbatible, pero ha doblegado el orgullo humano, Gabriela y Alejandra nos regalan esta dulzura de narración, que sí es humana, muy humana.

El lanzamiento será este viernes 26 de junio a las 6 p. m. por Facebook LIVE. Invita Parafernalia Ediciones Digitales.

spot_img

Últimas entradas