spot_img
spot_img
miércoles, 05 de mayo del 2021

Ejecutivo sancionará presupuesto 2021 pero vetará dos préstamos

El ministro de Hacienda también desmintió al presidente de la República y al ministro de Obras Públicas, quienes aseguraron que se el gobierno se gastaría el presupuesto en cuatro meses.

spot_imgspot_img

El presidente de la República, Nayib Bukele, vetará dos decretos de préstamos que financian alcaldías y el aumento de la pensión mínima, pero sancionará la Ley de Presupuesto General del Estado 2021.

Los decretos en cuestión son el 800, que contiene la suscripción de un préstamo por US$50 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y que iban a ser destinados a las comunas correspondiente al FODES.

El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, informó que respecto al decreto 800, este quedará anulado hasta que se instale el nuevo pleno legislativo resultante de las elecciones de febrero 2021.

El presupuesto 2021 quedará desfinanciado en $300 millones, sin embargo, el Gobierno se opone a que se destinen fondos a las municipalidades. “Es un robo descarado”, dijo Zelaya.

Mientras que en el decreto 803 contiene un contrato de préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por US$250 millones que, la Asamblea Legislativa dividió de la siguiente manera: US$125 millones para gobiernos municipales y US$125 millones para el aporte estatal complementario al Fondo de Garantía Solidaria por aumento de pensión mínima.

Aunque el aumento a la pensión mínima fue afectado por el veto del decreto 803, se comunicó que ya se que cuenta con un equipo de especialistas para cumplir con el aumento de US$207 A US$304 para los pensionados.

Por otra parte, el Ejecutivo planea cumplir con el incremento salarial a policías, soldados y maestros, continuará con los programas de vivienda, se concretarán las plazas al sector salud, entre otras.

La misma línea de trabajo se mantendrá en otras áreas como, las obras en las cárcavas o la reconstrucción de la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP) entre otras.

“Todo el presupuesto iba directamente apalancado financieramente para ser aprobado y ser ejecutado a partir del 1 de enero”, dijo René Portillo, diputado de la fracción legislativa de ARENA.

Dentro de todo lo que se aprobó por el ejecutivo cabe resaltar el aumento a la educación otorgando US$1,320.4 millones, el aumento de US$10 millones a la Universidad de El Salvador y US$ 13 Millones en la construcción de nuevas sedes de esta última institución.

En materia de seguridad, se destinarán US$655.3 millones, se invertirán $1,034.3 millones más en materia de seguridad y US$60 millones para el funcionamiento del Hospital El Salvador para terminar con un Presupuesto General de US$7,453.5 millones, todo esto de acuerdo al Proyecto de Presupuesto 2021.

“Cuarenta y tres por ciento del presupuesto está dirigido para educación, salud y seguridad” dijo Alejandro Zelaya, ministro de Hacienda.

Sin detallar qué ajustes o peticiones de reforma harían, aseguró que el incremento de la pensión mínima “está totalmente asegurado, ¿cómo lo vamos a hacer?, nosotros vamos a hacer movimientos internos”.

El presupuesto que según Hacienda ya sancionó el presidente de la República fue aprobado sin los votos de los diputados de Gana y PCN.

“El Diario Oficial informó que aún no tiene fecha de publicación de la Ley de Presupuesto General del Estado 2021. Cuando tengamos la nueva la Asamblea vamos a solucionar el problema”, explicó Zelaya.

Posturas por aprobación del presupuesto

Para el economista César Villalona, dirigente de la gremial Profesionales por la Transformación de El Salvador (Proes), el visto bueno parlamentario al Presupuesto arruinó los supuestos planes de Bukele de cara a las elecciones legislativas y municipales de febrero próximo.

"La aprobación del proyecto del presupuesto 2021 constituyó una derrota política para el presidente Bukele, quien deseaba que no lo aprobaran para decir que la Asamblea se opone a la inversión en salud, educación y seguridad", estimó Villalona a través de las redes sociales de Proes.

El experto agregó que al mandatario no le quedó más remedio que recurrir a la manipulación, al tratar de presentar como propios los cambios positivos introducidos por los diputados, como el aumento de la pensión mínima y el mayor presupuesto para la Universidad de El Salvador, entre otros.

Ejecutivo aseguró que se gastaría el presupuesto en cuatro meses

Sin embargo, desde el Ejecutivo se hicieron otras lecturas del asunto. Quizás la más polémica interpretación salió fue hecha por el ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez, después que su cartera sufriera significativos recortes presupuestarios tras pasar por el tamiz parlamentario.

"Vamos a utilizar el presupuesto de todo el año en cuatro meses. Luego, en la nueva Asamblea Legislativa pediremos los recursos necesarios para poder ejecutar obras de beneficio para el país", amenazó Rodríguez, en alusión a un eventual triunfo del oficialismo en los comicios venideros.

El propio Bukele reforzó la amenaza, al recordar que justamente en cuatro meses comenzaba la nueva legislatura, en la que el gobernante partido Nuevas Ideas aspira a ganar la mayoría de los curules.

"Los diputados redujeron el monto que llevaba el presupuesto para Obras Públicas y lo dejaron en un tercio del original. Cuatro meses es exactamente un tercio de 12 meses. Y cuatro meses es exactamente el tiempo que falta para que entre la nueva Asamblea y reponga los dos tercios restantes", escribió el jefe de Estado en su cuenta de la red social Twitter.

Por su parte, la economista Merlin Barrera, ex viceministra de Economía, aseguró que el Presupuesto presentado por el Gobierno esconde esconde un ajuste fiscal que incluye el aumento del impuesto sobre el valor agregado (IVA) y la aprobación de nuevas tarifas si Nuevas Ideas gana la mayoría en la Asamblea.

En declaraciones al canal TVX, Barrera afirmó que varias fuentes le confirmaron la negociación con el Fondo Monetario Internacional de un incremento en el IVA del 13 al 16,5%, según las cifras manejadas por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades).

"Para aguantar los incrementos de deuda y gastos, se tendrá que hacer un ajuste fiscal que implica el incremento del IVA", insistió Barrera, quien alertó que los precios subirán automáticamente, con la consiguiente afectación para el pueblo.

Villalona agregó que la propuesta hecha por el Ministerio de Hacienda tenía una sobreestimación de ingresos y subestimación de gastos cercano a 1.000 millones de dólares, y al estar desfinanciado no producirá un crecimiento de la economía.

Y todo esto, en medio de la crisis económica provocada por la pandemia de COVID-19 y agravada por el rebrote en los contagios, que podría derivar en nuevas restricciones, confinamientos y otros males para una nación convulsa telúrica, social y políticamente.

Hacienda desmiente al presidente de la República y MOP

Ante este revuelo, Zelaya, desmintió al presidente de la República y al ministro de Obras Públicas, quienes aseguraron que el gobierno tiene planificado gastarse el Presupuesto General 2021 en los primeros 4 meses del año.

“Vamos a hacer adecuaciones internas para poder garantizar el Presupuesto 2021 y suplir las necesidades básicas de la población. Vamos a ser responsables y coherentes”, dijo el titular de Hacienda en conferencia de prensa.

El servidor público también explicó que el Gobierno es el que le da mantenimiento y suministros al Hospital El Salvador y es el encargado de todos los esfuerzos relacionados a combatir la pandemia, que no se entendía la insistencia de dar dineros para la pandemia a los alcaldes.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias