jueves, 11 julio 2024
spot_img
spot_img

Egoísmo extremo

¡Sigue nuestras redes sociales!

"El egoísmo ha existido siempre": Ernesto Panamá.

spot_img

Por Ernesto Panamá.

Hay personas cuyo estilo de vida, riqueza y poder se basa en ejercerlo y pretenden que las naciones en el mundo vivan bajos sus dictados.

Para lograr esto, necesitaron controlar el papel moneda, poseer autorización para imprimirlo y suministrarlo a gobiernos. Obtenido esto, en el mediano plazo, lograron manipular a los gobiernos endeudados con la ayuda de bancos locales.

Para que su sistema monetario fuese viable, la población mundial debía ignorar su existencia y objetivos. Instrumentando medios de difusión, la mente de los pueblos debía distraerse creando falsos enemigos, asegurando con esto que el culpable del daño causado, no fueran ellos. 

Su actividad se remonta a 1815, al proveer al gobierno del Reino Unido el financiamiento para derrotar a Napoleón Bonaparte. Conseguido el financiamiento y endeudado el gobierno, se enteran de la derrota de Napoleón antes que el gobierno mismo. Aprenden sobre la importancia del manejo de la información, del poder que brinda financiar la industria armamentista, del poder que puede ejercerse sobre gobiernos endeudados y de las necesidades de crédito para reconstruir naciones derrotadas. De la guerra aprenden que las personas en edad productiva y reproductiva abandonan las regiones en conflicto, refugiándose en donde hay seguridad para trabajar.

 Esta mano de obra ilegal desempeñará su trabajo por un salario menor, lo que generará ganancias adicionales. Este era el negocio perfecto, debía implementarse globalmente para controlar el mundo.

Las dos guerras mundiales no afectaron directamente a los Estados Unidos de Norteamérica, por el contrario, significaron desarrollo industrial, crecimiento económico y capacidad crediticia, razones por las que su sistema monetario y armamentístico tienen como sede principal este país.

Habiendo dado inicio la expansión bancaria, para consolidarla se deben establecer estructuras multinacionales y una moneda única a utilizarse en el comercio mundial. 

En 1913 se funda la Reserva Federal, integrada por 12 bancos regionales. En 1930 se establece el Bank of International Settlement (BIS) o Banco Internacional de Pagos. En 1944, con las ganancias obtenidas con la venta de armas a Europa en la Segunda Guerra Mundial, establecen el dólar con respaldo en oro como la moneda de comercio global. 

Debiendo Europa pagar los créditos de armas y de reconstrucción y el gobierno norteamericano endeudado por la guerra en Vietnam, sus acreedores, los 12 bancos que integran la Reserva Federal influencian en las decisiones de estos gobiernos, obligando al de Richard Nixon en 1971 a abandonar la paridad del dólar con el oro, perdiendo el dólar la característica de valor y volviéndose moneda de intercambio o FIAT, sin respaldo.

La estructura financiera suministra el dinero a gobiernos a través del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, aumentando su influencia a medida que la deuda gubernamental crece. Esto se ha logrado asesinando, sobornando, corrompiendo estructuras gubernamentales en todo el mundo, pues el negocio es que la deuda no se pague.

El exitoso sistema monetario declina a finales del siglo XX, debido a la tecnología en las comunicaciones. El internet y la naturaleza humana impulsan la libre determinación, la información se compara y la verdad surge. Se crea conciencia, desaparece el anonimato, se revela el plan egoísta; la manipulación democrática y su actuar ilícito son expuestos, se reduce el condicionamiento mental y ocurren cambios democráticos.

En 2016, 2018 y 2019, cambios democráticos se dan en el Reino Unido, los Estados Unidos de Norteamérica, México y El Salvador, y a finales de 2022, en la Cumbre de Davos o Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, reconoce que el fin del mundo global que promueven ha llegado.

Que el dólar pierda hegemonía en el intercambio de moneda los obliga a sancionar gobiernos, privar de libertad de información y expresión a naciones, crear enemigos y guerras; acciones que buscan sometimiento y adeptos que sus argumentos y propaganda no logran obtener.

Occidente pierde las guerras militar y económica, perjudican a sus ciudadanos y aliados europeos tal como lo registra la historia, Europa pierde de nuevo y se enriquecen quienes manejan el dólar.

No perder la hegemonía requiere crear un conflicto mundial, la pregunta es para las naciones integrantes del Parlamento Europeo y miembros de la OTAN: ¿Están dispuesto a sufrir los efectos de un ataque nuclear para que quienes nos explotan y manejan las monedas FIAT conserven su poder? ¿Harán valer la democracia o continuarán permitiendo se les prive de información y de la libre expresión? ¿O permitirán al egoísmo llevar a la humanidad a su destrucción?

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Ernesto Panamá
Ernesto Panamá
Columnista de ContraPunto, Escritor salvadoreño; Máster en Edición, con 13 obras publicadas

El contenido de este artículo no refleja necesariamente la postura de ContraPunto. Es la opinión exclusiva de su autor.

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias