spot_img
spot_img
lunes, 18 de octubre del 2021

EE.UU. debe responder ante el conflicto político de El Salvador, según Kamala Harris

El mandatario salvadoreño, nayib Bukele, indicó que es “necesario limpiar la casa” por lo que la comunidad internacional no se debe meter.

spot_img

Durante su intervención en la 51ª conferencia anual de Americas Society/Council of the Americas, la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, manifestó que su nación “Debe responder en El Salvador”.

“Este fin de semana nos enteramos de que el parlamento salvadoreño actuó para socavar la Corte Suprema de su país”, dijo Harris durante una conferencia sobre las Américas celebrada remotamente.

La vicemandataria ya se había referido a lo acontecido en territorio salvadoreño, el pasado domingo a través de su cuenta de Twitter, donde al igual que organismos locales e internacionales condenaron y rechazaron la destitución de magistrados y del Fiscal General por considerar que no se aplicó el debido proceso.

“Tenemos una profunda preocupación por la democracia de El Salvador, a la luz del voto de la Asamblea Nacional para destituir a los jueces de la corte constitucional. Un poder judicial independiente es fundamental para una democracia sana y para una economía fuerte”, dijo en esa ocasión la funcionaria.

Harris es la funcionaria de mayor rango que se ha pronunciado sobre este asunto desde el gobierno estadounidense, cuyos lazos con el Ejecutivo de Bukele no pasan por su mejor momento.

“No vamos a lograr un progreso importante si la corrupción en la región persiste”, dijo la vicepresidenta. “La corrupción evita que creemos las condiciones en el terreno para atraer de mejor manera la inversión”, aseguró.

La decisión de la nueva Asamblea Legislativa, también, ha sido rechazada por la ONU, Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), entre otros actores internacionales.

El lunes, el Presidente del Comité de Relaciones Exteriores en el Senado, Bob Menéndez y su correligionario Patrick Leahy, presidente del Comité de Asignaciones en la Cámara Alta indicaron que la situación en El Salvador es “una emboscada autocrática profundamente preocupante” y que viola “la separación de poderes”.

Los senadores urgieron a sus homólogos del país centroamericano a que “revoquen de inmediato este abuso de poder antidemocrático” para evitar cualquier debilitamiento de “las relaciones bilaterales”.

La comunidad internacional, incluyendo Estados Unidos, ha mostrado su preocupación por la decisión, que es vista por algunos como un intento de concentrar el poder. El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo el domingo que había conversado con Bukele y sobre sus “serias preocupaciones” respecto a la movida del legislativo.

En su intervención el martes en la Conferencia de las América, donde también participará Blinken y otros funcionarios de alto rango del gobierno estadounidense, Harris dijo que, además de abordar las causas de raíz de la migración, Estados Unidos tiene como prioridad atacar la corrupción en los países del Triángulo Norte (Guatemala, Honduras, El Salvador).

Respecto de El Salvador, Harris también dijo que hay que concentrase en frenar la violencia en zonas de ese país donde se registran altos niveles. También dijo que se debe dar a la gente joven alternativas al reclutamiento por parte de pandillas.

Por su parte, el mandatario salvadoreño, nayib Bukele, indicó que es “necesario limpiar la casa” por lo que la comunidad internacional no se debe meter.

“A nuestros amigos de la Comunidad Internacional: Queremos trabajar con ustedes, comerciar, viajar, conocernos y ayudar en lo que podamos. Nuestras puertas están más abiertas que nunca. Pero con todo respeto: Estamos limpiando nuestra casa…y eso no es de su incumbencia”, sostuvo Bukele.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Francisco Hernández
Periodista y redactor de ContraPunto. Especialista en temas políticos, sociales y judiciales
spot_img

Últimas noticias